¿COMO TENER PAZ EN MEDIO DE LA TORMENTA?

TEMA: PAZ EN MEDIO DE LA TORMENTA

 

TEXTO: MATEO 8:23-27

DESCARGA EN PDF: PAZ EN MEDIO DE LA TORMENTA

Hay una alabanza muy conocida que tiene por título “Paz en la tormenta” es una alabanza muy preciosa que en su letra nos dice lo siguiente: 

 

Puedes tener paz en la tormenta 

Fe y esperanza cuando no puedas seguir

Aún con tu mundo hecho pedazos

El Señor guiará tus pasos 

En paz en medio de la tormenta

 

Verdaderamente la paz es una bendición maravillosa de nuestro Dios, pero esa paz se vuelve real para darnos fe y esperanza cuando estamos en medio de las tormentas de nuestra vida, tempestades de enfermedad, de escasez, de soledad, de infidelidad en el hogar, etc. 

 

En el texto que hemos leído encontramos el momento en el cual nuestro Señor Jesucristo y sus discípulos fueron azotados cuando iban en la barca por una gran tempestad, y por medio de esta historia  vamos a tomar lecciones muy importantes para nuestra vida para que podamos tener paz aun en medio de las tormentas o tempestades que en nuestra vida enfrentamos. 

 

Veamos en el texto cuáles son esas lecciones: 

 

I) SEGUIR A JESÚS PARA HACER SU VOLUNTAD ES LA GARANTÍA DE NUESTRA PAZ (VS 23) 

 

Que detalle más importantes el que nos menciona el texto: Jesús entró en la barca y sus discípulos lo siguieron, no fue al contrario, no fue Jesús el que siguió a los discípulos, no fueron ellos los que tomaron la decisión de subir en una barca, fue Jesús. 

 

La paz para nuestra corazón está garantizada cuando hacemos la voluntad del Señor, cuando seguimos a Jesús, cuando vamos donde él nos lleva, cuando dejamos que él sea quien nos guíe.  

 

Podemos ver en el texto una enseñanza muy importante: Obedecer  la voluntad del Señor no significa que no vamos a enfrentar dificultades, pero si es una garantía de paz y protección en la dificultad. 

 

II) CUANDO PASEMOS POR LA TEMPESTAD NO DEBEMOS OLVIDAR QUE JESÚS ESTÁ CON NOSOTROS Y EN ÉL ESTÁ NUESTRA PAZ (VS 24-25)

 

El texto nos dice que una gran tempestad se levantó y comenzó a azotar la barca donde iban los discípulos, varios de ellos eran hombres experimentados en el mar pues eran pescadores, pero ellos no confiaron en su experiencia, ellos no trataron de enfrentar solos la dificultad. 

 

Podemos ver que los discípulos no hicieron locuras, no abandonaron la barca, no trataron de regresar, no se comenzaron a echar la culpa por haber subido a la barca, no comenzaron a murmurar en contra de Jesús, ellos tomaron la decisión más sabia de todas en momentos de dificultad: BUSCAR A JESÚS, CONFIAR QUE ÉL TIENE LA SOLUCIÓN. 

 

Nosotros tenemos que hacer exactamente lo mismo, tenemos que recordar que él está con nosotros, él no está preocupado ni angustiado en momentos de tempestad, Jesús estaba dormido, eso nos debe recordar que él es nuestra paz, si estamos pasando por momentos de aflicción tenemos que buscarlo a él, no hagamos locuras, no confiemos en nuestra propia capacidad, no pensemos en rendirnos o renunciar, tenemos que ir con fe a Jesús, y confiar en lo que él hará. 

 

III) NO DEBEMOS PERMITIR QUE LA TEMPESTAD LLEGUE A NUESTRO CORAZÓN (VS 26) 

 

¿Qué fue lo primero que vio Jesús cuando sus discípulos lo despertaron? ¿Las olas del mar que eran muy grandes? ¿Él fuerte viento que azotaba la barca? NO, lo primero que vio Jesús fue el temor en el corazón de sus discípulos, la fe se había transformado en miedo, en temor, ya la tempestad había penetrado él corazón de ellos. 

 

Por eso las primeras palabras de Jesús no fueron hacia la tempestad, las primeras palabras de Jesús fueron para el corazón de sus discípulos, él les dijo ¿Porque teméis hombres de poca fe? 

 

Esa frase es para hacerlos reaccionar, él les estaba diciendo, ¿Porque tienen miedo si aquí estoy yo con ustedes? ¿Porque tienen temor si vamos juntos en la barca? 

 

Este dia el Señor quiere poner paz primeramente en nuestro corazón, aunque la tempestad este golpeando nuestra vida no debemos permitir que nuestro temor supere nuestra fe pues el Señor está con nosotros. 
LAS TEMPESTADES SE LEVANTAN EN NUESTRA CONTRA, PERO CUANDO SE LEVANTA JESÚS ÉL ES MÁS PODEROSO QUE CUALQUIER TEMPESTAD (VS 26B)

Anuncios

Deja un comentario