ESTUDIO BÍBLICO, CONSEJOS PARA LA VICTORIA EN ÉL 2020 IV PARTE: SI SE HUMILLARE MI PUEBLO. 

ESTUDIO BÍBLICO, CONSEJOS PARA LA VICTORIA EN ÉL 2020 IV PARTE: SI SE HUMILLARE MI PUEBLO. 

 

{{
}}

TEXTO: 2 CRONICAS 7:13-14

DESCARGAR EN PDF: ESTUDIO BÍBLICO, CONSEJOS PARA LA VICTORIA EN ÉL 2020 IV PARTE_ SI SE HUMILLARE MI PUEBLO

Este día continuamos con los consejos para la victoria en el 2020, el consejo que estudiaremos fue dado directamente de parte de Dios para Salomón cuando comenzaba su reinado. 

 

Nosotros estamos a pocos días de comenzar un nuevo año por lo tanto este consejo es muy importante que lo apliquemos en nuestra vida:

 

El Señor habló en sueños a Salomón después que él dedicó el templo que había construido para Dios, y el Señor le dijo que si él cerraba los cielos para que no hubiera lluvia, si la langosta estaba consumiendo la tierra o si hubiere pestilencia en la tierra ellos tenían que tener algunas actitudes que son exactamente las que nosotros necesitamos tener cuando estamos en dificultades.

 

Posiblemente muchos de nosotros este año hemos estado enfrentando dificultades en nuestra vida como las que nuestro Señor menciona en el vs 13

 

Nuestros cielos parece que están cerrados, hay escasez, no hay prosperidad.

 

 

La langosta está consumiendo nuestra tierra, es decir que hay situaciones que están minando las bendiciones de Dios en nuestras vidas y en nuestra familia.

 

 

La pestilencia está en nuestra tierra (Pestilencia= Enfermedad contagiosa y grave que origina gran mortandad) Es decir que las enfermedades están afectando grandemente nuestra vida o la de nuestra familia.

 

Entonces ¿qué necesitamos para tener victoria en estas situaciones de la vida en el 2020? La respuesta la encontramos en el vs 14, Dios le dijo a Salomón que necesitamos 4 cosas: Humillarnos, orar, buscar su rostro y convertirnos de nuestros malos caminos.  

 

Este dia vamos a reflexionar en el primero de los cuatro: SI SE HUMILLARE MI PUEBLO. Ya que si no nos humillamos primero no podremos poner en práctica los demás, Veamos lo que nos enseña la palabra de Dios: 

 

I) HUMILLARSE ANTE DIOS DEBE SER PRIMERAMENTE UNA DECISIÓN PERSONAL (VS 14a) El versículo dice, “si se humillare mi pueblo” eso significa que es una decisión de cada uno de nosotros el doblegar nuestra vida ante nuestro Dios.

 

En la palabra de Dios podemos ver cómo el Señor tuvo misericordia de reyes que se humillaron de corazón ante él.

 

 

El rey Roboam (2 Cronicas 12:5-7)

 

 

El rey Ezequías (2 Cronicas 32:25-26)

 

 

El rey Manasés (2 Crónicas 33:9-13) Manases fue una persona que hizo grandemente lo malo ante los ojos de Dios pero se humilló y el Señor tuvo misericordia de él.

 

Pero tenemos que comprender también que si nosotros no nos humillamos nuestro Dios puede intervenir para quebrantar la soberbia de nuestro corazón, así como lo hizo con el rey Nabucodonosor (Daniel 4:30-37) 

 

II) TENEMOS QUE COMPRENDER QUE LA SOBERBIA ES UN OBSTÁCULO MUY GRANDE EN NUESTRA RELACIÓN CON DIOS (SALMO 51:17) 

 

Si tomamos las palabras de este versículo podemos comprender que Dios desprecia las actitudes soberbias de nuestro corazón. 

 

Dios no puede tener una relación cercana con una persona que tiene su corazón lleno de soberbia (Salmo 138:6) 

 

Dios no puede ayudar a los soberbios, sino que los resiste (Santiago 4:6) la traducción de lenguaje actual dice de la siguiente manera: Dios se opone a los orgullosos,

pero brinda su ayuda a los humildes

 

La soberbia de nuestro corazón nos engaña y nos hace tener un concepto equivocado de nosotros mismos (Abdias 1:3) 

 

La soberbia de nuestra vida en lugar de traer bendición lo que trae es quebrantamiento (Proverbios 16:18) 

 

III) LA CLAVE PARA UNA VIDA DE BENDICIÓN Y VICTORIA ES TENER UN CORAZÓN HUMILDE PARA CON DIOS

 

Las obras de Dios son grandes y extraordinarias y los que las quieren las buscan (Salmo 111.2)  pero ¿quienes son los que buscan a Dios y tienen acceso a esas obras grandes y maravillosas? ¡LOS HUMILDES! (Sofonias 2:3) 

 

La vida del hombre está llena de sinsabores (Job 14:1), según el diccionario un sinsabor es un sentimiento de tristeza provocado por una situación desagradable o una desgracia, pero la palabra de Dios nos enseña que Dios consuela el corazón de los humildes (2 Corintios 7:6) 

 

Si queremos ser exaltados por el Señor lo primero que necesitamos es tomar la decisión de humillarnos delante de nuestro Dios (Salmo 147:6 / Lucas 14:11) 

 

¿Porque es tan importante para DIos la humildad? Porque él ya nos dio el ejemplo, nuestro Señor Jesucristo se humilló a sí mismo para poder salvarnos (Filipenses 2:5-8)

 

Deja un comentario