EL MÉDICO QUE EL MUNDO NECESITA

TEMA: EL MÉDICO QUE EL MUNDO NECESITA

DESCARGA EN PDF: EL MÉDICO QUE EL MUNDO NECESITA

TEXTO: MARCOS 2:16-17

Vivimos en un mundo lleno de enfermedades de todo tipo, algunas más graves que otras, y es por eso que es una bendición que en el mundo hayan miles de médicos enfocados en diferentes especialidades, para procurar traer sanidad a aquellas personas que están enfermas,

Pero este dia vamos a reflexionar en un médico que supera a todos los médicos del mundo, ese médico se llama JESÚS.

I) ¿PORQUE JESÚS ES EL MÉDICO QUE TODO EL MUNDO NECESITA?

  • Porque él es especialista en lo imposible (Marcos 10:27)
  • Porque todo lo que él hace es gratuito (Marcos 6:56)
  • Porque es él único que puede sanar la enfermedad que todos los seres humanos padecemos: El pecado (Mateo 9:2)
  • Porque es él único que no solamente puede alargar la vida del hombre en este mundo, sino que también puede darnos Vida Eterna (Juan 10:28)

II) LASTIMOSAMENTE HAY ENFERMOS QUE SE CREEN SANOS Y NO BUSCAN A JESÚS (MARCOS 2:17)

Todos necesitamos a Jesús como médico de nuestras vidas pero lastimosamente hay algunos que no reconocen que están enfermos, son enfermos que se creen sanos por eso no buscan la sanidad de su vida y de su alma por medio de Jesús.

¿De que están enfermas esas personas que no quieren buscar a Jesús?

  • Enfermas de un corazón que está engrosado por la soberbia, no quieren reconocer que su vida necesita de Dios (Mateo 13:15a)
  • Enfermas de sordera espiritual, no quieren oír la voz de Dios llamándolos, no quieren oír que están enfermos de pecado y que necesitan ser perdonados por el Señor. (Mateo 13:15b)
  • Enfermas de ceguera espiritual, no quieren ver ni reconocer el daño que él pecado le ha hecho a su vida, no quieren ver su realidad (Mateo 13:15 c)

III) PARA RECONOCER NUESTRA NECESIDAD DE SANIDAD ES NECESARIO COMPRENDER TRES VERDADES ESPIRITUALES:

  • Las heridas que el pecado está causando en nuestra vida son incurables (Jeremias 30:12)
  • Para las heridas y el dolor de nuestro corazón y de nuestra alma no hay medicamentos eficaces (Jeremías 30:13)
  • El único que puede sanar nuestras heridas y traer verdadera sanidad a nuestra vida es nuestro Dios (Jeremías 30:17)

CONCLUSIÓN: Dios no se ha olvidado de nosotros, lastimosamente somos nosotros los que nos olvidamos de él, pero este día si reconocemos nuestra condición, si reconocemos nuestra enfermedad y nuestro dolor Jesús como médico perfecto traerá sanidad y la medicina eficaz que nuestra vida necesita (Jeremías 33:6) Ven hoy a Jesús él es el médico que tu vida necesita.

Anuncios

Deja un comentario