ESTUDIO BÍBLICO, LOS NUEVE RASGOS DEL CARÁCTER CRISTIANO I PARTE: AMOR Y GOZO

ESTUDIO BÍBLICO, LOS NUEVE RASGOS DEL CARÁCTER CRISTIANO.

 

TEXTO: GALATAS 5:16-23

DESCARGA EN PDF: ESTUDIO BIBLICO, LOS NUEVE RASGOS DEL CARÁCTER CRISTIANO

Este día comenzamos los estudios Bíblicos del mes de noviembre y él tema que estaremos estudiando será: Los nueve rasgos del carácter cristiano, basado en las nueve manifestaciones del fruto del Espíritu. 

 

Veamos primeramente para comenzar a qué nos referimos como rasgo y carácter: 

 

RASGO: El rasgo es un elemento distintivo de la personalidad de una persona.

 

CARÁCTER: Conjunto de rasgos y cualidades que determinan la manera de pensar y actuar de una persona  y por los que se distingue de las demás.

 

Para comenzar tenemos que comprender que cuando hablamos del carácter de una persona cristiana nos estamos refiriendo a las acciones y actitudes que nos distinguen del mundo, pues como hijos de Dios nuestra vida tiene que reflejar que estamos siendo guiados por el Espíritu Santo y no por su propia carne, su propio orgullo, su propia vanidad (Romanos 8:14)

 

Por lo tanto las personas que viven sin cristo no pueden tener el carácter cristiano pues viven gobernadas por la carne y por sus pensamientos (Efesios 2:1-3) pero el cristiano tiene que mostrar que el Espíritu santo mora en el.

 

HABLEMOS PRIMERAMENTE DE LOS RASGOS DISTINTIVOS DE LAS PERSONAS QUE VIVEN SIN DIOS (GALATAS 5:19-21)

 

en los versículos que hemos leído encontramos las características del hombre y la mujer natural, que no tienen el Espíritu Santo en su vida (Gálatas 5:19-21)

 

Pero ¿Porque las personas viven así? ¿Porque nosotros vivíamos así antes de conocer a Cristo? La respuesta la encontramos en la carta a los Efesios 4:17-19

 

  • No éramos guiados por el Espíritu Santo sino por la vanidad de nuestra mente

 

  • Teníamos el entendimiento lleno de tinieblas, es decir entenebrecido 

 

  • No habíamos conocido la verdadera vida, ignorábamos que había para nosotros una vida verdadera, una vida abundante que sólo Cristo podía darnos. 

 

  • Teníamos él corazón duro e insensible al pecado. 

 

AHORA REFLEXIONEMOS EN LOS NUEVE RASGOS DEL CARÁCTER DE UN VERDADERO CRISTIANO (GÁLATAS 5:22-23) 

 

Esos nueve rasgos son la manifestación del fruto del Espíritu en la vida de un hijo de Dios, es decir lo que nos distingue del mundo, lo que nos hace reflejar verdaderamente la presencia de Dios en nuestra vida. 

 

Este día veremos los primeros dos rasgos del carácter de un verdadero cristiano.

 

I) PRIMER RASGO DEL CARÁCTER CRISTIANO: EL AMOR (JUAN 13:35)

 

Lo primero que un verdadero cristiano tiene que reflejar en su vida es el amor de Dios, y nuestro Señor Jesucristo dejó bien  claro que todos conocerán que somos sus discípulos si tenemos amor, primeramente los unos con los otros. 

 

No son los dones lo que van a distinguir a un verdadero cristiano (1 Corintios 13:1) pues muchas veces nuestro don nos hace sentirnos más espirituales, más llenos de la presencia, más santos, y nuestro corazón se llena de vanidad y menospreciamos a nuestros hermanos. 

 

No es el conocimiento lo que distingue a un verdadero cristiano (1 Corintios 13:2 y 1 Corintios 8:1) sino él amor, pues muchas veces el conocimiento nos vuelve soberbios y nos divide, pero él amor nos edifica como iglesia, nos une, nos fortalece. 

 

Tampoco es el servicio lo que distingue a un verdadero cristiano (1 Corintios 13:3) pues muchas personas son grandes servidores en la iglesia, pero su corazón no tiene amor, y sus actitudes son de menosprecio, de crítica, de murmuración. 

 

Tenemos que tener claro que el primer rasgo de un cristiano que ha nacido de nuevo es el amor (1 Juan 7:8) es decir la capacidad de amar a nuestro prójimo tal como el Señor nos amó a nosotros.  

 

Se manifiesta en la capacidad de perdonar al que nos ha ofendido (Efesios 4:32) 

 

Se manifiesta en la capacidad de soportar las debilidades de nuestro prójimo (Efesios 4:1-3) 

 

Se manifiesta en ayudar al necesitado, no ser indiferente a la necesidad de nuestro prójimo (1 Juan 3:17) no solo a los amigos, sino también a los que nos critican, a los que nos hacen daño, a los que no son buenos ni amables para con nosotros (Mateo 5:44)

 

II) SEGUNDO RASGO DEL CARÁCTER CRISTIANO: EL GOZO (FILIPENSES 4:4)

 

El regocijo es la manifestación del gozo en la vida de una persona, un cristiano debe tener gozo siempre en su corazón y regocijarse, pero en el Señor.

 

Es decir que el cristiano debe regocijarse en el Señor, él motivo del gozo en nuestra vida tiene que ser nuestro Dios, no en el dinero, no en los bienes materiales, no los placeres del mundo. 

 

Pero ¿QUE ES ÉL GOZO? el gozo es tener la seguridad que pase lo que pase Dios está con nosotros (Santiago 1:2) no nos regocijamos en las pruebas sino en Dios, que es quien está siempre con nosotros en las pruebas de la vida.

 

¿CÓMO EXPERIMENTAMOS EL GOZO? una manera de experimentar el gozo es enfocar nuestra vida en Dios es decir que en lugar de meditar en nuestras dificultades o en las cosas que roban nuestro contentamiento, debemos meditar en Dios, en su palabra, en sus promesas y en su fidelidad

Anuncios

Deja un comentario