ESTUDIO BÍBLICO, EL PLAN DE LA REDENCIÓN II PARTE: LA REDENCIÓN ES LA SOLUCIÓN A LOS MÁS GRANDES PROBLEMAS DE LA HUMANIDAD.

ESTUDIO BÍBLICO, EL PLAN DE LA REDENCIÓN II PARTE: LA REDENCIÓN ES LA SOLUCIÓN A LOS MÁS GRANDES PROBLEMAS DE LA HUMANIDAD.

TEXTO: EFESIOS 2:12

DESCARGA EN PDF: ESTUDIO BÍBLICO, EL PLAN DE LA REDENCIÓN II PARTE_ LA REDENCIÓN ES LA SOLUCIÓN A LOS MÁS GRANDES PROBLEMAS DE LA HUMANIDAD

Este día continuamos con la serie de estudios Bíblicos sobre el plan de la redención de Dios para la humanidad.

Hoy vamos a estudiar los grandes problemas que enfrenta todo ser humano pecador, los cuales son problemas que son imposibles de resolver por nosotros mismos, y es por eso que es necesario que veamos por medio de la palabra de Dios cuál es la provisión de Dios para solucionar dichos problemas.

Primeramente veamos lo que nos dice el texto que hemos leído para comenzar, ¿cómo vive toda persona que no ha recibido la salvación que nuestro Dios nos da por medio del plan de la redención? SIN ESPERANZA Y SIN DIOS EN EL MUNDO.

Pero ¿cuál es la causa por la cual los seres humanos viven en esa terrible condición en él mundo? La causa podríamos resumir en CUATRO GRANDES PROBLEMAS para los cuales la única solución está en el plan de redención de nuestro Dios.

Veamos por medio de la palabra de Dios cuáles son esos cinco grandes problemas de la humanidad y cuál es la provisión que Dios nos da por medio de su plan de redención.

I) PRIMER PROBLEMA: EL PECADO QUE MORA EN NOSOTROS (ROMANOS 3:23)

La palabra de Dios nos declara que por causa del pecado que mora en nosotros estamos destituidos de la gloria de Dios.

La palabra destituir significa: expulsar, quitar, es decir que toda persona que no ha recibido la salvación que Dios nos da por medio de nuestro Señor Jesucristo no puede tener esperanza de vida eterna, es imposible por causa del pecado que mora en cada uno de nosotros.

La palabra de Dios nos declara que nuestro pecado nos separa de Dios (Isaías 59:2)

LA PROVISIÓN DE DIOS: El plan de la redención de Dios nos da la provisión para poder solucionar este problema en nuestra vida (Efesios 1:7) por medio de la sangre de Cristo recibimos el perdón de todos nuestros pecados (Colosenses 2:13)

II) SEGUNDO PROBLEMA: SIN DIOS LAS PERSONAS VIVEN BAJO EL DOMINIO DEL ENEMIGO (1 JUAN 5:19)

Este versículo nos lo muestra claramente: toda persona que no es de Dios, es decir, que no ha recibido por la fe el plan de la redención de Dios por medio de la fe en Jesucristo, está bajo el dominio del maligno, es decir de satanás.

Estar bajo el maligno significa que las obras de satanás es decir las obras de la carne se manifiestan en la vida de las personas (Gálatas 5:19-21)

LA PROVISIÓN DE DIOS: La palabra de Dios nos declara que nuestro Señor Jesucristo cuando vino a este mundo para llevar a cabo el plan de la redención deshizo por completo las obras de satanás (1 Juan 3:9)

Nosotros ya no estamos bajo el dominio del enemigo pues nuestro Señor Jesucristo nos ha traslado a su Reino por la fe (Colosenses 1:13)

III) TERCER PROBLEMA: NINGUNA PERSONA PUEDE SALVARNOS NI TAMPOCO PODEMOS SALVARNOS A NOSOTROS MISMOS (SALMOS 49:7-8)

No hay ninguna persona, ni una sola, que pudiera salvarnos, no hay ni a habido ni siquiera una persona que pueda cumplir los requisitos de Dios, y cada uno de nosotros estamos incluidos en esa lista, no podemos salvarnos a nosotros mismos porque somos pecadores, no podemos salvarnos a nosotros mismos (Romanos 3:10-12)

LA PROVISIÓN DE DIOS: Para poder salvarnos nuestro Dios envió a un justo para morir por los pecadores, para que por medio de él nosotros podamos ser salvos (1 Pedro 3:18) ya que nosotros no podemos salvarnos ni tampoco hay una persona en el mundo que pudiera salvarnos, nuestro Dios nos dio un salvador: a nuestro Señor Jesucristo (Romanos 5:8)

IV) CUARTO PROBLEMA: LA MUERTE Y LA CONDENACIÓN ETERNA (2 TESALONICENSES 1:8-9)

El pecado que mora en nosotros produce muerte, tanto física como espiritual, pues por causa del pecado toda persona que muere sin haber recibido la salvación que nuestro Dios nos da experimenta la muerte eterna, la cual es la separación eterna de Dios en él infierno.

LA PROVISIÓN DE DIOS: La provisión de Dios por medio de su plan redención es: LA VIDA ETERNA que recibimos por medio de su hijo Jesucristo (Juan 5:24 / Juan 20:31 / 1 Juan 5:11 / Romanos 8:1) La vida que Cristo nos da nos libra de la condenación.

Anuncios

Deja un comentario