RENOVADOS POR NUESTRO DIOS

TEMA: RENOVADOS POR NUESTRO DIOS

 

TEXTO: NÚMEROS 17:1-8

DESCARGA EN PDF: RENOVADOS POR DIOS

Según el diccionario la palabra renovar significa dejar algo como estaba cuando era nuevo, dar nueva energía a algo, y transformarlo.

 

En el texto que hemos leído podemos ver el proceso de renovación que nuestro Dios hizo en una vara, un simple palo seco sin vida, sin belleza, sin esperanza, para volverlo algo de mucha belleza. y por medio de esa vara podemos ver también nuestra vida, y como el Señor puede renovarla para hacerla fructificar y darle nueva vida.

 

Reflexionemos un momento sobre esa vara: esa vara fue cortada de un árbol, ya no podía volver a dar frutos, al haber sido cortada del árbol perdió su verdor, perdió su vida, poco a poco cada día se fue secando hasta convertirse en un simple palo, sin vida, seco totalmente.

 

Podríamos decir que esa vara al ser cortada del árbol, secarse y convertirse en un simple palo sin vida:

 

  • Perdió sus sueños, ya no podría llegar a ser un precioso mueble que estaría en la casa de alguien importante de la sociedad.

 

  • Perdió su belleza, ya no era parte de un árbol frondoso, ya no habría nunca más en el preciosas flores ni hojas que dieran sombra.

 

  • Perdió su esperanza, ya nunca más daría fruto, se volvió en un pedazo de madera estéril, no era nada más que un pedazo de palo igual que otros muchos.

 

Si comparamos esa historia con nuestra vida nos daremos cuenta de que tiene muchas similitudes con nosotros, ¿Cómo nos encontró el Señor a nosotros? Al igual que esa vara, nos encontró sin esperanza. secos de amor, con una economía en quiebra, aparentando ser felices pero vacíos en nuestro interior.

 

También en la historia de esta vara podemos ver reflejada la vida de todo cristiano que se aleja de Dios, de todo cristiano que olvida lo que nuestro Señor Jesucristo nos enseñó (Juan 15:5) Separados de el nada podemos hacer.

 

Veamos en el texto como esa vara pudo reverdecer, y comprendamos como también nosotros podemos ser renovados por nuestro Dios aunque en este momento nuestra vida este tan seca como la vara de Aaron, y también podremos comprender que por medio del poder de nuestro Dios toda persona puede ser renovada sin importar que tan marchita este su vida.

 

¿Que necesitamos para ser renovados por nuestro Dios? Veamos lo que nos enseña la palabra de nuestro Dios:

 

I) PARA SER RENOVADOS PRIMERAMENTE TENEMOS QUE SER PROPIEDAD DE NUESTRO DIOS (NÚMEROS 17:2-3)

 

La vara floreció porque era la vara de Aarón del sacerdote de Dios, de un ungido del Señor.

 

Nuestra vida puede ser renovada solamente si le pertenece al Señor, y la palabra de Dios nos enseña que nuestra vida ha sido comprada por el precio de la sangre de Cristo Jesús, somos propiedad del Señor (1 Corintios 6:19-20)

 

Para poder ser renovados tenemos que entregarle nuestra vida a Cristo, porque toda persona que su vida no le pertenece a Cristo vive sin esperanza, y aunque no quiera reconocerlo su vida esta bajo la autoridad del enemigo (Juan 8:44)

 

II) PARA SER RENOVADOS TENEMOS QUE ESTAR EN EL LUGAR CORRECTO (NÚMEROS 17:4-5)

 

Veamos algo muy importante ¿A dónde floreció la vara de Aaron? ¿En qué lugar fue puesta? en el Tabernáculo, en la presencia de Dios,

 

Esto es algo muy importante que tenemos que comprender: Dios no nos renovara lejos de su presencia, tenemos que venir a él, tenemos que estar donde él está.

 

Por eso, para poder renovarnos el Señor nos ha trasladado a su Reino (Colosenses 1.12-13)

 

Dios nos restaura por medio de su palabra en su iglesia, ya no existe el tabernáculo de reunión, pero tenemos la iglesia de Cristo, ahí cuando el pueblo de Dios se reúne esta su presencia, su poder, su palabra, su misericordia.

 

Tenemos que reconocer que el lugar de nuestra renovación total es la casa de Dios la iglesia es el taller del maestro

 

III) PARA SER RENOVADOS TENEMOS QUE CREER QUE DIOS HARÁ LO QUE ES IMPOSIBLE PARA LOS HOMBRES (NÚMEROS 17:8)

 

NOS HARÁ REVERDECER (JOB 14:8-9) Por medio del agua, que representa su palabra y su Espíritu Santo el Señor nos hará reverdecer, aunque nuestra vida esta seca y marchita, aunque parezca que no hay esperanza para nosotros.

.

NOS HARÁ FLORECER (SALMO 92:13): ¿Qué es lo más bello de una planta? ¿Qué es lo que todos admiran? ¡Sus flores! Florecer para nosotros los cristianos representa a belleza de un testimonio personal transformado que glorifica a Dios, un cambio de vida que es una muestra visible del poder de nuestro Dios.

 

NOS HARÁ DAR RENUEVOS (ISAIAS 27:6) : Los renuevos son nuevas ramas, significa que el Señor nos dará la bendición de dejar de ser estériles y vamos a poder producir otras vidas por medio del evangelismo, vamos a tener la bendición de ganar a otros para Cristo

 

NOS HARÁ DAR FRUTOS (MATEO 7:20) : Toda persona podrá reconocer lo que Dios ha hecho en nuestra vida, todos podrán reconocer que ya no estamos secos ni estériles, sino que somos nuevas criaturas para la gloria de nuestro Dios (2 Corintios 5:17)

Anuncios

Deja un comentario