LA SELFIE QUE EL MUNDO NECESITA

TEMA: LA SELFIE QUE EL MUNDO NECESITA

 

TEXTO: 2 CORINTIOS 3:18

LA SELFIE QUE EL MUNDO NECESITA

En la actualidad lo más común es que nos tomemos una “selfie” es decir una fotografía de nosotros mismos, y es tan normal tomarse una selfie que el presidente de mi país, El Salvador, antes de iniciar su discurso en la sede de la ONU se tomó una selfie, que se hizo muy famosa rápidamente. 

 

Pero tenemos que saber que esas fotografías que tomamos de nosotros mismos muchas veces no nos muestran realmente como somos en realidad, pues tenemos la opción de retocarlas, de usar filtros y de elegir en cual de ellas nos vemos mejor.

 

Es por eso que desde siempre, desde la antigüedad y en la actualidad la mejor “selfie” que una persona puede tomar de sí mismo no es por medio de un teléfono móvil, sino por medio de la Palabra de Dios.

 

I) LA PALABRA DE DIOS ES COMO UN ESPEJO QUE NOS REVELA QUIEN REALMENTE SOMOS (VS 18a) 

 

La palabra de nuestro Dios es como un espejo donde por medio del resplandor de la gloria de Dios nos permite vernos a nosotros mismos tal cual somos, sin filtros, sin retoques, sin engaños. 

 

A LOS INCONVERSOS, A LAS PERSONAS QUE NO HAN RECIBIDO LA SALVACIÓN DEL SEÑOR: la palabra de Dios les permite verse no como lo que quieren aparentar ser, o como les gustaría que los vieran, sino como verdaderamente son, la palabra de Dios tiene la capacidad de hacer que las personas pueden reconocer cuál es su verdadera condición a causa del pecado  (Apocalipsis 3:17) 

 

La palabra de Dios nos permite vernos a nosotros mismos sin los filtros de soberbia, de vanidad, de egocentrismo, sino como lo que verdaderamente somos: Personas necesitadas del amor, la gracia y la misericordia de nuestro Dios.  

 

A LOS CRISTIANOS, A LOS HIJOS DE DIOS; la palabra de nuestro Dios nos permite vernos no como nos ve el mundo, no como nosotros pensamos que nos vemos, sino como Dios nos ve (Isaías 43:4) que bueno es vernos ya no por medio del lente de una cámara, o a los ojos de las personas que nos critican o que nos menosprecian, sino poder vernos por medio de los ojos de un Dios que nos ama y nos valora como sus hijos.

 

II) LO MARAVILLOSO DE LA PALABRA DE DIOS ES QUE NO SOLAMENTE NOS REVELA QUIEN SOMOS, SINO QUE NOS TRANSFORMA PARA LLEGAR A SER LO QUE DIOS QUIERE QUE SEAMOS (2 CORINTIOS 3:18b) 

 

Toda persona después de tomarse una “selfie” tiene la opción de retocar la foto, de hacer cambios en sus ojos, en su boca, en su color de piel, en su contextura física, hacerse más delgado o mas robusto, etc, pero esos cambios son irreales, son virtuales, son transformaciones falsas, pues en la realidad seguimos siendo nosotros mismos.

 

Pero qué maravilloso es que la palabra de Dios no solamente permite que nos veamos tal cual somos sino que por medio del Espíritu Santo nos transforma de gloria en gloria.

 

La palabra de Dios no solamente nos muestra los pecadores que somos y que por ese pecado estamos condenados al infierno eterno (Romanos 3:23), sino que nos muestra el camino para la salvación, para poder recibir el perdón de nuestros pecados (Romanos 5:8) 

 

La palabra de Dios no solamente nos muestra lo débiles y malos que somos (Romanos 7:24) sino que nos capacita y nos fortalece por medio de su poder para que podamos hacer lo bueno y agradable para nuestro Dios (Colosenses 1:10) 

 

La palabra de Dios no solamente nos muestra nuestras cadenas y nuestras esclavitudes (Juan 8:34) sino que por medio de ella podemos ser libres, romper las cadenas, y vivir en la libertad que Cristo nos da (Juan 8:32) 

 

CONCLUSIÓN: Si vamos a tomarnos una selfie, que no sea solamente con la cámara de mayor tecnología, con la de mejor resolución, sino con la que nos muestra verdaderamente quienes somos pero que también nos transforma para que nuestra vida refleje la imagen de Dios, es decir LA PALABRA DE DIOS. 

 

Anuncios

Deja un comentario