EL CAMINO QUE DEBEMOS SEGUIR

TEMA:  EL CAMINO QUE DEBEMOS SEGUIR

 

TEXTO: ISAIAS 30:21

DESCARGA EN PDF: EL CAMINO QUE DEBEMOS SEGUIR

Cada uno de nosotros debemos comprender que la vida cristiana es un camino que debemos seguir todos los días de nuestra vida, verdaderamente no es un camino fácil, pero es el mejor camino, es el camino correcto que lleva a la bendición y a la vida eterna. 

 

Este día vamos a reflexionar sobre algunos puntos muy importantes que cada uno de nosotros tenemos que considerar para poder caminar en él sin apartarnos ni a la derecha ni a la izquierda. 

 

I)  EL CAMINO QUE DEBEMOS SEGUIR ES UN CAMINO QUE REQUIERE UNA DECISIÓN PERSONAL E INDIVIDUAL (MATEO 7:13-14) 

 

La vida cristiana requiere que tomemos decisiones personales, de ya no seguir caminando por el camino que todos llevan, de ya no seguir por el camino ancho que puede parecer muy atractivo, que puede parecer más fácil de seguir, que puede parecer más cómodo para la vida, pero que al final lleva a la perdición. 

 

Tenemos que tomar decisiones valientes pues no basta con solo caminar junto al camino, no basta con solamente ser alguien que le gusta las cosas de Dios, no basta con ser una persona religiosa, no basta con solamente ser un convencido, es necesario ser un convertido para poder ser salvos (Mateo 13:18-19) 

 

II) EL CAMINO QUE DEBEMOS SEGUIR NO ES UN CAMINO FÁCIL , PERO SÍ ES UN CAMINO QUE VALE LA PENA (PROVERBIOS 15:24) 

 

Muchas veces nos parecerá que el camino de la vida cristiana es un camino “Cuesta arriba” es decir que no es un camino fácil de caminar, que está lleno de obstáculos, de pruebas y de dificultades, y la palabra de Dios nos declara que el camino del entendido, del hombre que ha obedecido la voz de Dios, es hacia arriba. 

 

FRASE: Si tu camino se pone más complicado es porque Dios te está subiendo de nivel. 

 

No solamente tenemos que ver las dificultades que enfrentamos, sino que tenemos que reconocer que estamos avanzando, estamos creciendo en fe, tenemos que reconocer aquellas cosas que hemos dejado atrás, aquellas cosas que nosotros pensábamos que nunca íbamos a poder dejar, vamos hacia arriba, vamos avanzando, y nos vamos alejando del estilo de vida que tanto daño nos causó. ¡Gloria a Dios!

 

III) EL CAMINO QUE DEBEMOS SEGUIR ES UN CAMINO QUE EDIFICA Y FORTALECE, PERO QUE TAMBIÉN PUEDE SER DE DESTRUCCIÓN (PROVERBIOS 10.29) 

 

Si caminamos por el camino de Dios con un corazón que quiere agradarlo, con el verdadero deseo de hacer lo bueno y lo recto delante de sus ojos, y con la confianza de que si le fallamos y caemos podemos venir a él para confesar nuestro pecado y recibir de él su gracia y su misericordia, el camino de Dios sera fortaleza y edificación para nuestra vida.

 

Pero si por el contrario, queremos caminar por el camino de Dios, pero con el corazón lleno de mundanalidad, de pecados ocultos, viviendo una doble vida, viviendo una vida cristiana fingida, llena de hipocresía, el camino de Dios será de destrucción para nuestra vida, porque la disciplina de Dios vendrá para nosotros (Hebreos 12:5-6) 

 

El camino de Dios sera para nuestra vida de fortaleza y edificación o de destrucción dependiendo de la vida que decidamos vivir mientras caminamos en él. 

 

IV) EL CAMINO QUE DEBEMOS SEGUIR ES UN CAMINO AL CUAL SIEMPRE PODEMOS REGRESAR SI NOS HEMOS APARTADO DE ÉL (JEREMÍAS 8:4-5) 

 

Si por rebeldía o por soberbia nos hemos apartado del camino de Dios, el Señor este dia nos hace una pregunta directamente a nuestro corazón: el que se desvía ¿no vuelve al camino? (vs 4) 

 

No podemos tener rebeldía perpetua, tenemos que reconocer que nos hemos alejado del camino correcto y tenemos que volver con humildad. 

 

Solamente en el camino de Dios hay plenitud de gozo para nuestra vida, solamente en sus caminos está su presencia (Salmos 16:11) no sigamos neciamente buscando en otros caminos lo que solamente en el camino de Dios podemos encontrar. VUELVE HOY AL CAMINO DE DIOS.

Anuncios

Un comentario sobre “EL CAMINO QUE DEBEMOS SEGUIR

Deja un comentario