CONSTRUYENDO FAMILIAS EN LA ARENA

TEMA: CONSTRUYENDO FAMILIAS EN LA ARENA

 

TEXTO: MATEO 7:24-27

 

Cuando comenzamos a edificar nuestra familia todos queremos que sea una familia sólida, estable, y que tenga lo necesario para hacerle frente a las diferentes situaciones de la vida, definitivamente nadie quisiera que su matrimonio y su familia terminarán en ruinas.

 

El texto que hemos leído para comenzar nos deja claro que lo que hace la diferencia entre una casa edificada en la roca y otra edificada en la arena es la obediencia a las palabras de nuestro Dios y este día vamos a reflexionar sobre algunos ejemplos de familias que edifican sobre la arena por no tomar en cuenta los consejos que nos da la palabra de Dios:

 

I) CONSTRUIMOS UNA FAMILIA EN LA ARENA CUANDO NOS UNIMOS EN YUGO DESIGUAL CON ALGUIEN INCRÉDULO (2 CORINTIOS 6:14-17)

 

  • La palabra de Dios nos da un mandado: No os unáis en yugo desigual con los incrédulos, al hacerlo hay dos problemas: Nos estamos uniendo con alguien que no comparte nuestra misma fe, que no comparte nuestros mismos principios y valores y además estamos siendo desobedientes a la palabra de Dios.

 

  • Una actitud de rebeldía contra la palabra y la voluntad de nuestro Dios puede traer consecuencias muy difíciles a nuestra vida (Oseas 14:9)

 

  • Una familia que inicia en rebeldía contra Dios caerá, y tal como lo dice la palabra que leímos al principio puede ser grande su ruina, y no necesariamente la ruina de una familia tiene que ser terminar en divorcio o en escasez, sino en ruina moral, en ruina espiritual, viviendo juntos pero con el corazón destrozado, viviendo juntos pero llenos de infelicidad y de amargura.

 

II) CONSTRUIMOS UNA FAMILIA EN LA ARENA CUANDO NOS UNIMOS CON UNA PERSONA DE DOBLE ÁNIMO (SANTIAGO 1:6-8)

 

  • La palabra de Dios nos lo dice claramente a cada uno de nosotros: La persona de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos, es decir en sus decisiones, en sus relaciones sentimentales, en su trabajo, en su relación con Dios, etc.

 

  • Una persona de doble ánimo puede ser una persona cristiana, pero que tiene una característica que nos menciona el vs 6: Es una persona llena de dudas, es una persona inestable en todas las áreas de su vida.

 

  • Unirse a una persona de doble ánimo, inestable emocionalmente, es edificar en la arena pues un matrimonio con una persona  llena de conflictos internos que su pensamiento siempre está dividido no puede permanecer (Marcos 3:25)

 

  • La palabra de Dios nos dice que nuestras decisiones tienen que ser firmes y tenemos que mantenerlas (Mateo 5:37) Pero para una persona inestable su “SI” siempre  es un “tal vez” y su “NO” siempre es un “quizás”.

 

III) CONSTRUIMOS UNA FAMILIA EN LA ARENA CUANDO SOLAMENTE HACEMOS LO QUE NOS GUSTA Y NO LO QUE ES CORRECTO ANTE LOS OJOS DE DIOS (DEUTERONOMIO 12:28)

 

  • Hoy en día muchas parejas están construyendo familias en la arena pues están haciendo lo que les parece bueno, lo que les gusta, pero no quieren hacer lo recto delante de los ojos del Señor.

 

  • Les gusta vivir juntos y convivir como pareja pero no quieren casarse y poner su vida bajo la bendición del Señor tal como lo dice su palabra (Hebreos 13:4)

 

  • Otras personas les gusta estar casados y tener una esposa o un esposo pero quieren vivir como solteros, quieren tener una pareja y disfrutar la vida con otras personas, con amigas y amigos, están haciendo lo que según ellos es bueno, pero no están haciendo lo recto delante de los ojos de Dios .(Eclesiastes 9:9)

CONCLUSIÓN: Si queremos edificar una familia sólida tenemos que oír atentamente la voz de nuestro Dios y ponerla por obra (Deuteronomio 28:1)

DESCARGA EN PDF: CONSTRUYENDO FAMILIAS EN LA ARENA

Anuncios

Deja un comentario