PARA NO TROPEZAR TENEMOS QUE MIRAR HACIA ARRIBA

TEMA: PARA NO TROPEZAR TENEMOS QUE MIRAR HACIA ARRIBA

 

TEXTO: MATEO 16:23

 

INTRODUCCION

 

Seguramente al leer el título de este mensaje estarás pensando: Pastor, si yo camino viendo hacia arriba no solamente voy a tropezar sino que también me puedo caer.

 

Pero mirar hacia arriba para no tropezar no estamos hablando de nuestra vista física propiamente sino más bien de hacia donde está enfocada nuestra vida, y por eso tomando el texto que hemos leído valdría la pena hacernos una pregunta muy importante: ¿hacia donde está enfocada nuestra vida, hacia donde tenemos puesta nuestra mirada? ¿Hacia las cosas de Dios o hacia las cosas de los hombres?

 

La palabra de Dios nos declara hacia donde tiene que estar puesta nuestra mirada (Colosenses 3:1-2)

 

Pero ¿qué pasa en nuestra vida si ponemos nuestra mirada en las cosas de la tierra? Las respuesta es que vamos a tropezar, y este dia vamos a reconocer por medio de la palabra de Dios en qué cosas podemos tropezar si nuestra vida está enfocada en las cosas de este mundo

 

I) SI PONEMOS LA MIRADA EN EL DINERO TROPEZAREMOS CON LA AVARICIA (LUCAS 12:15)

 

  • La avaricia es el afán de poseer muchas riquezas por el solo placer de atesorarlas sin compartirlas con nadie.

 

  • Si nuestra mirada está enfocada en él dinero, es decir si nuestra vida está enfocada únicamente en obtener dinero tarde o temprano la avaricia será el tropiezo en nuestra vida cristiana, pues la palabra de Dios nos declara que el que ama él dinero nunca estará saciado (Eclesiastés 5:10)

 

  • Todo cristiano que tropieza en la avaricia su corazón se aleja de Dios, su amor ya no es para el Señor sino para el dinero y esto será el principio de todos los males de su vida (1 Timoteo 6:10)

II) SI PONEMOS LA MIRADA EN NUESTRO PRÓJIMO TROPEZAREMOS CON LA DECEPCIÓN (ECLESIASTÉS 7:20)

 

  • Muchas personas se apartan de las iglesias y se alejan de los caminos del Señor porque pusieron su mirada en los hombres y no en Dios y su corazón tropezó con la decepción.

 

  • Decepción es: La frustración que se da al desengañarse de lo que no satisface nuestras expectativas.

 

  • Si nos congregamos en una iglesia y nuestra mirada está en el pastor, en los servidores, en la familia pastoral, en los diáconos, en los líderes, en los directivos, etc, tarde o temprano vamos a tropezar con la decepción, pues sentiremos que no llenaron nuestras expectativas, pues nos daremos cuenta que las personas que tanto admiramos también tienen defectos, también tienen debilidades, también se equivocan, etc.

 

  • Por eso la palabra de Dios es clara en el texto que hemos leído: “no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque” si no queremos tropezar con la decepción entonces tenemos que poner nuestra mirada en Cristo Jesús (Hebreos 12:1-2)

 

III) SI PONEMOS LA MIRADA EN LAS DIFICULTADES TROPEZAREMOS CON ÉL DESÁNIMO (NÚMEROS 32:8-9)

 

  • El pueblo de Israel tropezó con el desánimo cuando los espías fueron enviados a reconocer la tierra prometida y pusieron su mirada en el tamaño de los soldados, en sus armas, en los carros de guerra y no en el poder de Dios (Números 13:27-31)

 

  • Y eso exactamente nos pasa a nosotros los cristianos cuando ponemos nuestra mirada en los problemas, en la enfermedad, en las deudas, y tropezamos con él desánimo en nuestro corazón.

 

  • Tropezamos en el desánimo porque ponemos nuestra mirada en las circunstancias, en los problemas que para nosotros son grandes y no ponemos nuestra mirada en nuestro Dios Altísimo que es más grande que todas nuestras dificultades (Salmo 57:2)

PONGAMOS NUESTRA MIRADA EN LAS COSAS DE ARRIBA, EN SU PODER, EN SU PALABRA, EN SU MISERICORDIA PORQUE EN ÉL NO HAY TROPIEZO (LUCAS 7:23)

DESCARGA EN PDF: PARA NO TROPEZAR TENEMOS QUE MIRAR HACIA ARRIBA

Anuncios

Deja un comentario