EL DÍA DE LOS VIVOS

TEMA: EL DIA DE LOS VIVOS

TEXTO: SANTIAGO 4:13-16

INTRODUCCION

Esta semana en muchos países de Latinoamérica se celebra el llamado “día de los muertos” en el cual muchas personas van a visitar las tumbas de sus seres queridos, algunos les llevan flores, otros les llevan regalos, otros les llevan música, etc.

Seguramente muchas de las personas que llegaran a los cementerios lloraran y se lamentaran por no haberles dedicado mas tiempo, por no haberlos visitado mas a menudo, teniendo el tiempo para hacerlo, por nunca haber hecho el viaje del que tanto hablaban, por no haber estado con ellos en los momentos importantes de la vida, etc.

Pero tristemente muchas de estas personas cuando esos familiares estaban con vida hicieron lo que la palabra de Dios nos dice que no debemos hacer: se jactaron del día de mañana, es decir, dijeron como la gran mayoría de nosotros también lo hacemos: mañana lo visito, mañana vamos, mañana le llamo, mañana lo hacemos, etc. Pero lastimosamente ese mañana nunca llego.

Y como muy bien lo dice un poema: Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, ante una tumba, ya no tiene ningún sentido, ya es tarde….

Los versículos que hemos leído nos enseñan una realidad que muchos olvidamos: ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece (vs 14).

Este día la palabra de Dios nos llama a reflexionar en dos cosas muy importantes:

  • Que nunca debemos jactarnos del día de mañana, creyendo que siempre mañana habrá una oportunidad para dedicarle tiempo a las personas que amamos.

 

  • Que nuestra vida y la de las personas que amamos es como la neblina, que hoy estamos y mañana ya no, y por eso debemos valorarlos y aprovechar el tiempo que podemos compartir con ellos.

 

Es por eso por lo que vale la pena celebrar ¡el día de los vivos! Y ¿Cómo podemos celebrar el día de los vivos?

 

I) DEDICÁNDOLE TIEMPO A NUESTROS PADRES QUE AUN TENEMOS LA BENDICIÓN DE TENERLOS CON NOSOTROS (PROVERBIOS 23:22)

 

  • Es triste reconocer que muchos de las personas que van a los cementerios a llorar frente a la tumba de sus padres cuando los tuvieron con vida no les dedicaron tiempo, no los visitaron ni los cuidaron.

 

  • Si tenemos la bendición de tener a nuestros padres con nosotros, tenemos que honrarlos dedicándoles tiempo, escuchándolos sin impacientarnos si no nos escuchan, no enojarnos ni humillarlos porque nos repiten los mismo.

 

  • Tenemos que comprender que tenemos que ser delicados y cuidadosos con nuestros padres y madres (Proverbios 4:3) y eso en estos tiempos significa dejar de lado nuestro teléfono celular y platicar con ellos, tomar un café y escucharlos y hacerlos sentir que no son una carga sino una bendición para nuestra vida.

 

  • Tenemos que aprender que el amor al prójimo se tiene que practicar primeramente en nuestra casa, con nuestra familia, y principalmente con nuestros padres y con nuestros abuelos (1 Timoteo 5:4)

 

II) DEDICÁNDOLES TIEMPO DE CALIDAD A NUESTROS HIJOS E HIJAS (PROVERBIOS 17:6)

 

  • Hay una frase que nos debe hacer reflexionar: Para estar mañana en el recuerdo de tus hijos; debes estar presente en sus vidas hoy.

 

  • Muchas veces con nuestros hijos es con quien mas nos jactamos del día de mañana, porque pensamos que son niños, que les falta mucho tiempo por vivir, porque están aun jóvenes, y no necesariamente tenemos que dedicarles tiempo por que vayan a morir sino porque un día ya no estarán con nosotros, harán sus propias vidas.

 

  • Es difícil de reconocer, pero es una realidad que muchos padres y madres de familia no reconocen lo valioso que son sus hijos (Salmo 127:3) no comprenden que son una herencia de Dios y que son algo de gran estima y valor.

 

  • No solamente se trata de “estar” en casa con nuestros hijos, lo importante es compartir con ellos nuestro tiempo, hablar con ellos, jugar con ellos, aconsejarlos, escucharlos, recordemos que pueden llegar días en los cuales vamos a anhelar escucharlos, hablar con ellos, y no podremos.

 

  • Como padres tenemos que comprender que un padre verdadero o una verdadera madre no es solamente el que da la vida, un verdadero padre es el que da el amor, el que está ahí para sus hijos, el que tiene tiempo para ellos, alguien con quien sus hijos saben que pueden contar.

 

III) DISFRUTANDO CADA DÍA CON NUESTRA PAREJA (ECLESIASTES 9:9)

 

  • Muchos esposos y muchas esposas irán a la tumba de su pareja y llorarán por no tenerlos y les dirán palabras de amor, pero cuando estaban con ellos muchas veces fueron indiferentes, o los maltrataron, o quizás nunca pasaron buenos tiempos juntos, siempre fue el trabajo, los amigos, el deporte, etc.

 

  • Es por eso por lo que, si Dios nos da la oportunidad de vivir, cada día tenemos que seguir el consejo que nos da su palabra: goza de la vida con la mujer que amas, y para la esposa seria: goza de la vida con el hombre que amas y que te ama.

 

  • Lastimosamente para muchos esposos gozar de la vida significa NO estar con sus esposas sino con sus amigos, con sus compañeros de trabajo o con sus compañeros de futbol, etc. Pero esto ya no tiene que ser así.

 

  • Pero tenemos que comprender que “goza de la vida con la mujer que amas…” también es un llamado para que las esposas tengan un cambio de actitud hacia sus esposos, que disfruten estar con ellos, que valoren el tiempo de poder compartir con sus esposos.

 

IV) HABLÁNDOLES HOY DE CRISTO A NUESTROS FAMILIARES ANTES QUE SEA DEMASIADO TARDE (JUAN 11:25-26)

 

  • Tenemos que reconocer que la muerte de un ser querido es algo muy doloroso, pero es mas doloroso aun cuando tenemos la incertidumbre de la salvación de esa persona, si no sabemos cuál habrá sido su destino eterno.

 

  • Si hay algo que no puede esperar es la salvación de nuestros seres queridos, y para ello tenemos que hablarles de Cristo, tenemos que presentarles el plan de la salvación por medio de la fe en Jesús.

 

  • No nos jactemos del día de mañana, porque posiblemente mañana puede ser demasiado tarde, HOY es el día de salvación (Juan 19:9)

 

Quizás alguien preguntará, pastor ¿Cuándo es el día de los vivos? Y la respuesta es: HOY y todos los demás días del año.

RECORDEMOS A LOS QUE SE HAN IDO, PERO AMEMOS Y VALOREMOS A LOS QUE HOY ESTÁN CON NOSOTROS.

DESCARGA EN PDF: EL DIA DE LOS VIVOS

También puedes ver mas bosquejos en:  http://www.centraldesermones.com/?s=oscar+flores

Para ofrendar en este ministerio puedes hacerlo por medio de paypal y para otros medios dale click al enlace: OFRENDAS EL BLOG DEL PASTOR OSCAR FLORES

Anuncios
Anuncios

Deja un comentario