NUEVO BOSQUEJO DOMINGO DE RAMOS: ¿EL CRISTO DEL BURRITO O EL CRISTO DE LA CRUZ?

TEMA: EL CRISTO DEL BURRITO O EL CRISTO DE LA CRUZ

TEXTO: LUCAS 19:35-44

INTRODUCCION

Este domingo celebramos la entrada triunfal de nuestro Señor Jesucristo en Jerusalén para enfrentar sus últimos días antes de ser crucificado en el monte de llamado de la calavera.

Como podemos ver en los textos que hemos leído la entrada de Jesús fue motivo de mucho alboroto en la ciudad, la cual seguramente estaba llena de personas que venían a Jerusalén para celebrar la pascua, Jesús fue recibido con alegría, las personas lo recibieron tal como se recibía a un rey, poniendo sus mantos en el camino para que Jesús en el burrito pasara sobre ellos, el pueblo tenia palmas en sus manos y gritaban Hosanna, bendito el que viene en el nombre del Señor.

Pero tenemos que comprender que nuestro Señor Jesucristo no se sintió alegre ni eufórico con ese recibimiento, sino al contrario, en el texto se nos muestra que Jesús lloro al ver la ciudad de Jerusalén (Vs 41-42)

¿Por qué lloro Jesús? El lloró porque las personas de la ciudad no conocían lo que verdaderamente era para su paz.

Jesús lloro porque para los judíos EL CRISTO DEL BURRITO era su libertador, era el que venia en el nombre de Dios a librarlos de la opresión de los romanos, veían en el cristo del burrito a un rey que podía salvarlos de los romanos y que podía cambiar su mundo exterior.

APLICACIÓN ACTUAL: Millones de personas en el mundo al igual que los judíos de aquella época quieren al Cristo del burrito, al  Cristo que puede liberarlos de las deudas, al Cristo que puede sanarlos de sus enfermedades, al Cristo que puede arreglar sus matrimonios, al Cristo que viene a pelear por las injusticias que están sufriendo.

Muchas personas quieren solamente a ese Cristo del que se habla en semana santa, al que se le ora en semana santa para que bendiga sus negocios, para que los mantenga sanos, para que los libre de la delincuencia, ese Cristo del burrito del que nos acordamos el domingo de ramos y nos olvidamos después del domingo de resurrección.

Pero nuestro Señor Jesucristo dejo bien claro que su reino no era de este mundo, él no venía para ser Rey en este mundo (Juan 18:36)

EL MOTIVO DE LAS LAGRIMAS DE JESÚS SIGUE ESTANDO PRESENTE EN LA ACTUALIDAD: Las personas siguen sin conocer lo que verdaderamente es para su paz, las personas siguen pensando que lo que necesitan para estar en paz es solo tener dinero, tener trabajo, tener una casa, tener un vehículo, y no reconocen que la verdadera paz solamente viene por medio de la salvación de Cristo Jesús (Juan 14:27)

Podemos ver un cuadro totalmente diferente al de la entrada triunfal pocos días después en el Gólgota, ya no había grandes multitudes, EL CRISTO DE LA CRUZ fue menospreciado por los que antes lo aclamaban como rey, fue abandonado por sus propios amigos (Juan 19:25-26) El texto nos dice que junto a la cruz solamente había cinco personas, ya no habían multitudes aclamándolo.

Nuestro Señor Jesucristo paso con sus brazos extendidos todo el día en la cruz, en la cruz Dios mismo era quien estaba extendiendo sus manos hacia su pueblo, para perdonarlos, para salvarlos, para darles un corazón nuevo y vida nueva, y para darles verdadera paz, si lo recibían como rey en sus corazones. Pero el pueblo era rebelde y contradictor (Romanos 10:21)

El pueblo quería recibir lo que ellos pedían, no querían recibir lo que Dios quería darles por medio de Jesucristo.

APLICACIÓN ACTUAL: Nuestro Señor Jesucristo sigue estando con sus manos extendidas hacia nosotros los pecadores, el sigue con sus brazos extendidos para perdonarnos y darnos vida eterna, pero lastimosamente millones de personas en el mundo solamente quieren al Cristo que hace milagros, al Cristo que sana enfermedades, al Cristo que hace maravillas, pero no quieren aceptar a Cristo como el Rey y Señor de sus vidas para ser salvos.

  • Todos quieren orar para pedir un trabajo, pero no quieren orar para aceptar a Jesús como salvador

 

  • Todos quieren orar para recibir sanidad, pero no quieren orar para recibir la salvación.

 

  • Todos quieren orar para no ir a la cárcel, pero no quieren orar para recibir la vida eterna para no ir al infierno.

 

  • Todos quieren orar para que Dios restaure sus matrimonios, pero no quieren orar aceptando a Cristo para que el restaure sus vidas.

 

  • Todos están de acuerdo en orar por la paz de su país, pero no están de acuerdo cuando se les invita a orar para recibir a Cristo que traerá paz en sus corazones.

CRISTO EN EL BURRITO: Nos recuerda que el no vino para ser rey de este mundo.

CRISTO EN LA CRUZ: Nos recuerda que el vino para ser el rey en nuestros corazones

CRISTO EN EL BURRITO: Nos recuerda que un día el regresara como Rey de Reyes y Señor de Señores (Apocalipsis 19:11-16)

CRISTO EN LA CRUZ: Nos recuerda que el sigue estando con los brazos abiertos esperando a todos los pecadores arrepentidos para darles salvación y vida eterna (Juan 6:37)

 

Anuncios

2 comentarios sobre “NUEVO BOSQUEJO DOMINGO DE RAMOS: ¿EL CRISTO DEL BURRITO O EL CRISTO DE LA CRUZ?

Deja un comentario