LA IMPORTANCIA DEL RESPETO EN LA FAMILIA

TEMA: LA IMPORTANCIA DEL RESPETO EN LA FAMILIA

TEXTO: EFESIOS 5:33  Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido / 1 PEDRO 3:7 Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo. / DEUTERONOMIO 5:16 Honra a tu padre y a tu madre, como Jehová tu Dios te ha mandado, para que sean prolongados tus días, y para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová tu Dios te da. LEVÍTICO 19:32 Delante de las canas te levantarás, y honrarás el rostro del anciano, y de tu Dios tendrás temor. Yo Jehová.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2022/05/LA-IMPORTANCIA-DEL-RESPETO-EN-LA-FAMILIA.pdf

En los textos que hemos leído podemos darnos cuenta de la importancia que tiene para Dios el respeto y la honra con la cual debemos tratar a nuestros prójimos y principalmente a nuestra familia.

Tanto en el matrimonio, en la crianza de nuestros hijos y en el trato con nuestros familiares ancianos, el respeto es algo muy importante, no solamente como un valor social, sino como un mandato de Dios.

EL RESPETO es un concepto que hace referencia a la capacidad que tenemos las personas de valorar y honrar a los demás, aun cuando tengamos opiniones y pensamientos diferentes. El respeto es aceptar a la otra persona y valorarla sin pretender cambiarla.

Tenemos que saber que como familia es muy importante fomentar el respeto, ya que cuando en una familia se comienza a faltar el respeto, se pierde la armonia, hay división, y no hay paz, además es dentro de la familia que los niños y niñas deben aprender a vivir con respeto hacia Dios y hacia sus prójimos.

Lastimosamente en muchas familias se ha perdido el respeto, están faltando al respeto que como familia deberían tener entre ellos, ¿COMO SE COMIENZA A PERDER EL RESPETO EN LA FAMILIA? Principalmente la falta de respeto se manifiesta en tres aspectos muy importantes: LAS PALABRAS, LAS ACCIONES Y LOS GESTOS.

I) TENEMOS QUE TENER CUIDADO DE NO FALTARNOS EL RESPETO CON LAS PALABRAS (Proverbios 12:18)  Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada; Mas la lengua de los sabios es medicina.

Como lo dijimos anteriormente el respeto tiene que ver con reconocer y valorar a las personas, darles importancia y valor aún a pesar de sus defectos y debilidades.

Pero lastimosamente en muchas familias lo que hay es un trato usando palabras hirientes, palabras de burla, de menosprecio, de rechazo, etc.

Tenemos que comprender que las palabras de burla, de menosprecio, hacia nuestra propia familia no solamente les estamos faltamos el respeto sino que les causamos heridas y dolor en sus corazones.

Lastimosamente muchas veces nos acostumbramos a usar palabras despectivas hacia nuestros cónyuges, hacia hijos e hijas y aun hacia nuestros padres.

Y tenemos que comprender que también tener palabras de menosprecio, de burla y de crítica, cuando las personas no están presentes también es una falta de respeto hacia ellas.

II) TENEMOS QUE TENER CUIDADO DE NO FALTARNOS EL RESPETO CON NUESTRAS ACCIONES Y GESTOS (1 Pedro 3:7) Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo. / (Proverbios 19:18) Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza; Mas no se apresure tu alma para destruirlo. (Proverbios 23:22) Oye a tu padre, a aquel que te engendró; Y cuando tu madre envejeciere, no la menosprecies.

El respeto tiene que ver directamente con las acciones, es decir con la forma como tratamos a las personas.

Una de las mayores faltas de respeto que hay en la familia es la violencia intrafamiliar, el maltrato, la infidelidad, los abusos y el abandono.

Respetar es reconocer el valor y la dignidad de una persona, por lo tanto no podemos tratar a nuestra familia con violencia, con golpes, con abusos, pues eso es algo que no agrada a nuestro Dios.

Estamos faltando el respeto a nuestra relación matrimonial cuando somos infieles, cuando nos enredamos en relaciones fuera del matrimonio.

Y así como es una falta al amor y al respeto la infidelidad también es una falta de respeto invadir la privacidad de nuestro cónyuge, queriendo tener acceso forzado a sus redes sociales, a sus conversaciones, etc. Lastimosamente cuando se pierde la confianza también se llega a perder el respeto y ambas cosas dañan grandemente el matrimonio.,

Estamos faltando el respeto hacia nuestros padres cuando los abandonamos, cuando los tratamos con menosprecio, cuando no queremos ni siquiera escucharlos.

Tenemos también que reconocer que igualmente dañinos para la familia son las faltas de respeto con los gestos, es decir con nuestro lenguaje corporal, pues muchas veces con nuestros gestos causamos más daño que con nuestras palabras y acciones, esos gestos que usamos para demostrar que estamos hartos, que no creemos lo que nos dicen, o de burla diciendo con las manos que la otra persona esta loca, etc. lo cual lastimosamente son actitudes muy dañinas pero muy comunes dentro de la familia.

ENTONCES ¿QUÉ DEBEMOS HACER PARA NO SEGUIR PERDIENDO EL RESPETO EN LA FAMILIA? Es necesario reconocer valientemente nuestros errores, reconocer si estamos faltando el respeto de los miembros de nuestra familia y pedir perdón, y también estar dispuestos a perdonar. Y demostrar verdaderamente con acciones que tenemos la intención de cambiar con la ayuda de nuestro Dios

(Efesios 4:32) Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.