NO TEMAS, NO SERÁS AVERGONZADO

TEMA: NO TEMAS, NO SERÁS AVERGONZADO

TEXTO: SALMO 25:20 Guarda mi alma, y líbrame; No sea yo avergonzado, porque en ti confié.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2022/01/NO-TEMAS-NO-SERAS-AVERGONZADO.pdf

Definitivamente si hay algo que todos quisiéramos evitar en nuestra vida es ser avergonzados, como lo podemos ver en la petición que David le hace al Señor en este salmo: No sea yo avergonzado, porque en ti confié. Verdaderamente nadie quisiera ser motivo de burla o de menosprecio por las cosas que pasan en nuestra vida, por los fracasos, por los planes y proyectos que quizás no salieron como esperábamos.

Y tenemos que reconocer que ese temor a ser avergonzados es lo que nos detiene de hacer muchas cosas en la vida, de dar pasos de fe, de esforzarnos para hacer realidad nuestros sueños, y de enfrentar aquellas situaciones que están afectando nuestra vida.

Pero la palabra de Dios nos declara una preciosa verdad que nos debe motivar para que podamos vencer ese temor (Salmos 22:5) Clamaron a ti, y fueron librados; Confiaron en ti, y no fueron avergonzados.

La palabra de Dios nos declara que si nos atrevemos a confiar en él , si no atrevemos a ponerlo a él como principal piedra de nuestra vida, de nuestros proyectos, de nuestras batallas, no seremos avergonzados (1 Pedro 2:6) Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; Y el que creyere en él, no será avergonzado.

I) ESO NO SIGNIFICA QUE NO HABRÁ DOLOR, NI DIFICULTADES, CAÍDAS, O APARENTES FRACASOS EN NUESTRA VIDA 

Como lo podemos ver en la palabra de Dios en la vida de hombres que confiaban en el Señor pero que pasaron grandes dificultades.

  • Lo vemos en la vida de José, que fue vendido como esclavo por sus propios hermanos (Génesis 37:26-28) Entonces Judá dijo a sus hermanos: ¿Qué provecho hay en que matemos a nuestro hermano y encubramos su muerte? 27 Venid, y vendámosle a los ismaelitas, y no sea nuestra mano sobre él; porque él es nuestro hermano, nuestra propia carne. Y sus hermanos convinieron con él. 28 Y cuando pasaban los madianitas mercaderes, sacaron ellos a José de la cisterna, y le trajeron arriba, y le vendieron a los ismaelitas por veinte piezas de plata. Y llevaron a José a Egipto. 
  • Y estando en Egipto fue acusado injustamente y encarcelado siendo inocente (Genesis 39:19-20) sucedió que cuando oyó el amo de José las palabras que su mujer le hablaba, diciendo: Así me ha tratado tu siervo, se encendió su furor. 20 Y tomó su amo a José, y lo puso en la cárcel, donde estaban los presos del rey, y estuvo allí en la cárcel.
  • Lo podemos ver en la vida de Sadrac, Mesac y Abed Nego, que fueron lanzados al horno de fuego por no arrodillarse para adorar la imagen del rey Nabucodonosor (Daniel 3:16-20) Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey Nabucodonosor, diciendo: No es necesario que te respondamos sobre este asunto. 17 He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. 18 Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado. 19 Entonces Nabucodonosor se llenó de ira, y se demudó el aspecto de su rostro contra Sadrac, Mesac y Abed-nego, y ordenó que el horno se calentase siete veces más de lo acostumbrado. 20 Y mandó a hombres muy vigorosos que tenía en su ejército, que atasen a Sadrac, Mesac y Abed-nego, para echarlos en el horno de fuego ardiendo. 

Lo podemos ver en la vida de Daniel que fue lanzado al foso de los leones por mantenerse fiel al Señor (Daniel 6:16-17) Entonces el rey mandó, y trajeron a Daniel, y le echaron en el foso de los leones. Y el rey dijo a Daniel: El Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, él te libre. 17 Y fue traída una piedra y puesta sobre la puerta del foso, la cual selló el rey con su anillo y con el anillo de sus príncipes, para que el acuerdo acerca de Daniel no se alterase.

II) NO SER AVERGONZADO SIGNIFICA QUE A PESAR DE TODO DIOS NOS LEVANTARÁ Y TODOS LOS QUE QUISIERON DESTRUIRNOS O VERNOS DESTRUIDOS VERÁN LA OBRA DE DIOS EN NOSOTROS.

  • Como el Señor lo hizo con José que fue sacado de la cárcel para llevarlo a ser segundo después de Faraón en Egipto (Génesis 31:37-43) El asunto pareció bien a Faraón y a sus siervos, 38 y dijo Faraón a sus siervos: ¿Acaso hallaremos a otro hombre como este, en quien esté el espíritu de Dios? 39 Y dijo Faraón a José: Pues que Dios te ha hecho saber todo esto, no hay entendido ni sabio como tú. 40 Tú estarás sobre mi casa, y por tu palabra se gobernará todo mi pueblo; solamente en el trono seré yo mayor que tú. 41 Dijo además Faraón a José: He aquí yo te he puesto sobre toda la tierra de Egipto. 42 Entonces Faraón quitó su anillo de su mano, y lo puso en la mano de José, y lo hizo vestir de ropas de lino finísimo, y puso un collar de oro en su cuello; 43 y lo hizo subir en su segundo carro, y pregonaron delante de él: ¡Doblad la rodilla!;[a] y lo puso sobre toda la tierra de Egipto.
  • Y los hermanos de José que quisieron verlo destruido y avergonzado pudieron ver cómo Dios cambió sus planes de destrucción en planes de bendición en la vida de José (Génesis 45:4-8) Entonces dijo José a sus hermanos: Acercaos ahora a mí. Y ellos se acercaron. Y él dijo: Yo soy José vuestro hermano, el que vendisteis para Egipto. 5 Ahora, pues, no os entristezcáis, ni os pese de haberme vendido acá; porque para preservación de vida me envió Dios delante de vosotros. 6 Pues ya ha habido dos años de hambre en medio de la tierra, y aún quedan cinco años en los cuales ni habrá arada ni siega. 7 Y Dios me envió delante de vosotros, para preservaros posteridad sobre la tierra, y para daros vida por medio de gran liberación. 8 Así, pues, no me enviasteis acá vosotros, sino Dios, que me ha puesto por padre de Faraón y por señor de toda su casa, y por gobernador en toda la tierra de Egipto.
  • Como el Señor lo hizo en la vida de Sadrac, Mesac y Abed Nego, todos lo que querían verlos destruidos pudieron ver cómo Dios estaba con ellos protegiendolos (Daniel 3:24-27) Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y se levantó apresuradamente y dijo a los de su consejo: ¿No echaron a tres varones atados dentro del fuego? Ellos respondieron al rey: Es verdad, oh rey. 25 Y él dijo: He aquí yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en medio del fuego sin sufrir ningún daño; y el aspecto del cuarto es semejante a hijo de los dioses.26 Entonces Nabucodonosor se acercó a la puerta del horno de fuego ardiendo, y dijo: Sadrac, Mesac y Abed-nego, siervos del Dios Altísimo, salid y venid. Entonces Sadrac, Mesac y Abed-nego salieron de en medio del fuego. 27 Y se juntaron los sátrapas, los gobernadores, los capitanes y los consejeros del rey, para mirar a estos varones, cómo el fuego no había tenido poder alguno sobre sus cuerpos, ni aun el cabello de sus cabezas se había quemado; sus ropas estaban intactas, y ni siquiera olor de fuego tenían.
  • Como el Señor lo hizo en la vida de Daniel, que los que quisieron destruir al final fueron ellos destruidos (Daniel 6:19-24) El rey, pues, se levantó muy de mañana, y fue apresuradamente al foso de los leones. 20 Y acercándose al foso llamó a voces a Daniel con voz triste, y le dijo: Daniel, siervo del Dios viviente, el Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, ¿te ha podido librar de los leones? 21 Entonces Daniel respondió al rey: Oh rey, vive para siempre. 22 Mi Dios envió su ángel, el cual cerró la boca de los leones, para que no me hiciesen daño, porque ante él fui hallado inocente; y aun delante de ti, oh rey, yo no he hecho nada malo. 23 Entonces se alegró el rey en gran manera a causa de él, y mandó sacar a Daniel del foso; y fue Daniel sacado del foso, y ninguna lesión se halló en él, porque había confiado en su Dios. 24 Y dio orden el rey, y fueron traídos aquellos hombres que habían acusado a Daniel, y fueron echados en el foso de los leones ellos, sus hijos y sus mujeres; y aún no habían llegado al fondo del foso, cuando los leones se apoderaron de ellos y quebraron todos sus huesos.

III) SIGNIFICA QUE NUESTRA VIDA MOSTRARÁ CÓMO DIOS OBRA EN AQUELLOS QUE PUEDEN CONFIAR EN ÉL A PESAR DE TODO (SALMO 126:1-3) Cuando Jehová hiciere volver la cautividad de Sion, Seremos como los que sueñan. 2 Entonces nuestra boca se llenará de risa, Y nuestra lengua de alabanza; Entonces dirán entre las naciones: Grandes cosas ha hecho Jehová con estos. 3 Grandes cosas ha hecho Jehová con nosotros; Estaremos alegres.

No tenemos que tener temor a ser avergonzados, a pesar de lo que tengamos que enfrentar, a pesar de las circunstancias que nos toque vivir, a pesar de los fracasos que podamos sufrir, tenemos que CONFIAR el Señor se va a glorificar en nuestra vida y nos va a levantar.

Aun aquellas personas que quisieron vernos avergonzados o que se alegraron de nuestra situación o de nuestros fracasos al final verán la fidelidad en nuestra vida y dirán como lo dice el texto: ¡GRANDES COSAS HA HECHO EL SEÑOR CON ESTOS!

No temas!! Dios está contigo y no dejará que seas avergonzado (Salmo 27:5-6) Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal; Me ocultará en lo reservado de su morada; Sobre una roca me pondrá en alto. 6 Luego levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean, Y yo sacrificaré en su tabernáculo sacrificios de júbilo; Cantaré y entonaré alabanzas a Jehová.