SERMÓN PRIMER DOMINGO DEL AÑO:¡¡HOY ES UN BUEN DIA!!

TEMA: ¡¡HOY ES UN BUEN DIA!!

TEXTO: HAGEO 2:19 ¿No está aún la simiente en el granero? Ni la vid, ni la higuera, ni el granado, ni el árbol de olivo ha florecido todavía; mas desde este día os bendeciré.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2022/01/¡¡HOY-ES-UN-BUEN-DIA.pdf

Ya comenzamos un nuevo año, ya estamos en el año 2022, han quedado atrás 365 días, han quedado atrás las batallas peleadas, las dificultades que enfrentamos, y también los momentos felices y los días de victoria y de gozo que disfrutamos, HOY COMENZAMOS ALGO NUEVO, HOY COMIENZA UNA NUEVA HISTORIA

Tal como lo dice el versículo que hemos leído, quizás las circunstancias de nuestra vida no sean las ideales, quizás aún falta mucho por mejorar en nuestra vida, pero a partir de HOY la bendición de Dios está con nosotros y eso es más que suficiente para comenzar un nuevo año con gozo, esperanza y paz en nuestro corazones. 

Veamos el texto con el cual comenzamos en la Traducción Lenguaje Actual: (Hageo 2:19) Ustedes todavía no tienen trigo en sus graneros, ni hay uvas en sus viñas, ni frutos en sus árboles, pero a partir de hoy voy a bendecirlos”.

Es por eso que con mucha fe podemos decir que: ¡HOY ES UN BUEN DIA!

I) HOY ES UN BUEN DIA PARA COMENZAR DE NUEVO (LAMENTACIONES 3:22-23) Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. 23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.

Cada inicio de año es una oportunidad para comenzar de nuevo, para levantarnos y seguir adelante, pues tenemos que comprender que la misericordia de Dios está siempre disponible para nosotros para ayudarnos, para sostenernos, para levantarnos y darnos una nueva oportunidad.

No todo está perdido si Dios está con nosotros, lo único que Dios quiere es que NOS LEVANTEMOS y sigamos adelante tomados de su mano 

  • Y volviendo el ángel de Jehová la segunda vez, lo tocó, diciendo: Levántate y come, porque largo camino te resta. (1 Reyes 19:7)
  • Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre! 18 Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. (Lucas 15:17-18).

Comencemos de nuevo y volvamos a dedicar tiempo a nuestra comunión con Dios, a nuestro devocional personal y en familia. Comencemos de nuevo a luchar por restaurar nuestro hogar, a luchar por conquistar de nuevo el corazón de nuestros hijos, a luchar por no volver a los vicios que tanto daño nos hicieron. 

Recordemos algo muy importante: FRACASAR NO ES CAER, FRACASAR ES DEJAR DE INTENTARLO

II) HOY ES UN BUEN DÍA PARA TOMAR LAS DECISIONES QUE SON NECESARIAS PARA TRANSFORMAR A PARTIR DE HOY NUESTRA VIDA PARA BIEN (DEUTERONOMIO 30:15-19) Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal; 16 porque yo te mando hoy que ames a Jehová tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas y seas multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella. 17 Mas si tu corazón se apartare y no oyeres, y te dejares extraviar, y te inclinares a dioses ajenos y les sirvieres, 18 yo os protesto hoy que de cierto pereceréis; no prolongaréis vuestros días sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para entrar en posesión de ella. 19 A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia.

Verdaderamente las decisiones tienen poder, tienen poder de impactar nuestra vida con sus efectos, ya sea para bien, para bendición y para victoria, como también para mal, para destrucción y para fracaso en los proyectos y planes que tenemos en nuestra vida.

Es por eso que es de gran importancia que tomemos decisiones sabias a partir de hoy, que tomemos decisiones tomando como base la palabra del Señor y su voluntad, no solamente tomando en cuenta al Señor pero al final haciendo lo que nosotros queremos, como muchos hicimos este año, sino verdaderamente siendo obedientes a la voluntad de nuestro Dios y a su palabra. 

Desde hoy tenemos que decidir qué Dios será la PRIORIDAD NÚMERO UNO de nuestra vida (Josué 24:15) Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.

Desde hoy tenemos que decidir que pase lo que pase NO NOS APARTAREMOS de nuestra iglesia, ni de los ministerios en los que él nos ha dado él privilegio de servirle, ni de los caminos del Señor (Juan 6:66-68) Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él. 67 Dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros? 68 Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.

Desde hoy tenemos que decidir que aunque las circunstancias sean difíciles no vamos a hacer locuras ni a confiar primeramente en la ayuda de los hombres, sino que VAMOS A ESPERAR Y A CONFIAR EN DIOS (Nahúm 1:7) Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían.

III) HOY ES UN BUEN DIA PARA DEJAR ATRÁS EL RENCOR, LA AMARGURA, Y EL DOLOR DE NUESTRO CORAZÓN POR MEDIO DEL PERDÓN (SALMOS 85:2) Perdonaste la iniquidad de tu pueblo; Todos los pecados de ellos cubriste.

La única forma que tiene Dios para no ver nuestros pecados e iniquidades, es perdonarnos, perdonar incondicionalmente nuestros pecados y nuestras ofensas. 

El perdón de Dios para nosotros es lo que nos permite siempre experimentar su amor, su misericordia y sus favores hacia nuestra vida. 

Y nosotros debemos seguir el ejemplo de nuestro Dios, así como él nos ha perdonado tenemos que perdonar nosotros también a los que de alguna manera nos han ofendido.

 Estamos comenzando un nuevo año y vale la pena que tomemos la decisión de perdonar para ya no continuar con nuestro corazón lleno de rencor, de amargura, y de dolor, tenemos que decidir perdonar para traer sanidad en nuestro interior, por medio del perdón le permitimos al Señor que sane nuestro corazón (Jeremías 33:6) He aquí que yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad

Cuando decidimos perdonar quitamos de nuestra vida lo que nos ha lastimado, le entregamos al Señor lo que nos ha causado daño, para que él pueda sanar nuestro corazón, pero si decidimos no perdonar, seguiremos un año más lastimandonos a nosotros mismos, ¿Cómo queremos vivir este 2022? La decisión la tenemos que tomar nosotros mismos.

CONCLUSIÓN: Hoy puede ser como lo dice la tan conocida frase “El primer dia del resto de nuestra vida”, hoy comenzamos un nuevo año tomados de la mano de nuestro Dios, con la mirada puesta en Jesús y con con el corazón lleno de fe, porque si de algo podemos estar seguros que en este año DIOS TIENE PLANES BUENOS PARA NUESTRA VIDA (Jeremías 29:11) Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.

Traducción Lenguaje Actual (TLA): Mis planes para ustedes solamente yo los sé, y no son para su mal, sino para su bien. Voy a darles un futuro lleno de bienestar.