LIMPIEZA DE NUEVO AÑO

TEMA: LIMPIEZA DE NUEVO AÑO

TEXTO: 2 CRÓNICAS 29:15-17 Estos reunieron a sus hermanos, y se santificaron, y entraron, conforme al mandamiento del rey y las palabras de Jehová, para limpiar la casa de Jehová. 16 Y entrando los sacerdotes dentro de la casa de Jehová para limpiarla, sacaron toda la inmundicia que hallaron en el templo de Jehová, al atrio de la casa de Jehová; y de allí los levitas la llevaron fuera al torrente de Cedrón. 17 Comenzaron a santificarse el día primero del mes primero, y a los ocho del mismo mes vinieron al pórtico de Jehová; y santificaron la casa de Jehová en ocho días, y en el día dieciséis del mes primero terminaron.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/12/LIMPIEZA-DE-NUEVO-ANO.pdf

Como vemos en el texto los sacerdotes que formaban parte del reino de Judá en tiempos del rey Ezequias limpiaron la casa de Jehová el primer día del mes primero. Ellos entraron y limpiaron toda la inmundicia que había en la casa del Señor. 

Esto es un buen ejemplo que cada uno de nosotros deberíamos de tomar en cuenta para realizarlo en nuestra casa, pues muchas personas hacen una limpieza profunda en sus casas para comenzar el año, pero principalmente también lo deberíamos de hacer en nuestra propia vida. 

Como cristianos es necesario que cada uno de nosotros hagamos una limpieza de inicio de año en nuestra vida, en nuestro corazón, para que verdaderamente podamos ser INSTRUMENTOS ÚTILES para el Señor en el año 2022 (2 Timoteo 2:20-21) Pero en una casa grande, no solamente hay utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y unos son para usos honrosos, y otros para usos viles. 21 Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra.

¿QUÉ COSAS TENEMOS QUE LIMPIAR DE NUESTRA VIDA PARA COMENZAR ESTE AÑO 2022? Veamos lo que nos enseña la palabra del Señor 

I)  PRIMERAMENTE TENEMOS QUE LIMPIAR URGENTEMENTE LO DAÑINO QUE HAY EN NUESTRA VIDA   (ISAÍAS 1:5-6) ¿Por qué querréis ser castigados aún? ¿Todavía os rebelaréis? Toda cabeza está enferma, y todo corazón doliente. 6 Desde la planta del pie hasta la cabeza no hay en él cosa sana, sino herida, hinchazón y podrida llaga; no están curadas, ni vendadas, ni suavizadas con aceite.

Lo dañino que tenemos que limpiar en nuestra vida es todo aquello que nos ha causado mucho daño a nosotros mismos y también a nuestra familia y que no podemos permitir seguir igual un año más. 

¿Qué cosas han sido dañinas para nuestra vida y para nuestra familia?

  1. LOS VICIOS Y ADICCIONES (Isaías 5:11) ¡Ay de los que se levantan de mañana para seguir la embriaguez; que se están hasta la noche, hasta que el vino los enciende! Tienes que comprender que si algo ha dañado tu vida, tu salud, tus finanzas, tu matrimonio, tu testimonio cristiano, y tu relación con tu esposa y tus hijos son los vicios.

Deja ya de poner excusas, deja ya de justificar ese estilo de vida tan dañino, y toma la decisión de limpiar tu vida de todo eso que no solamente está destruyendo tu vida sino también la de las personas que amas, y aunque no sea fácil dejarlos, tienes que comprender que Dios te ha dado dominio propio para poder hacerlo (2 Timoteo 1:7) Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

  1. LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR (Proverbios 19:19) El de grande ira llevará la pena; Y si usa de violencias, añadirá nuevos males. Ya es tiempo que tanto hombres como mujeres decidan dejar de dañar a su familia con la violencia, con los maltratos y abusos, tenemos que saber que NO PODEMOS AGRADAR A DIOS si estamos dañando a nuestra esposa o a nuestros hijos con la violencia con las que los tratamos (Salmos 11:5) Jehová prueba al justo; Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece.

Tenemos que comprender que el maltrato y abusos en la familia son un estorbo muy grande para nuestra vida cristiana (1 Pedro 3:7) Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

  1. LAS RELACIONES TÓXICAS (Lamentaciones 1:2) Amargamente llora en la noche, y sus lágrimas están en sus mejillas. No tiene quién la consuele de todos sus amantes; Todos sus amigos le faltaron, se le volvieron enemigos. Ya no sigas un año más haciéndote daño con personas que te lastiman, que te destruyen emocionalmente, con personas que solamente te utilizan y que luego te dan la espalda, ya no sigas un año más engañandote con relaciones que no tienen futuro, y que no agradan a Dios. 

Aviso de emergencia: En caso de relaciones tóxicas rompa el miedo y diga adiós (Mateo 18:8-9) Por tanto, si tu mano o tu pie te es ocasión de caer, córtalo y échalo de ti; mejor te es entrar en la vida cojo o manco, que teniendo dos manos o dos pies ser echado en el fuego eterno. 9 Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego.  

  1. LOS PECADOS OCULTOS (Lucas 12:2) Porque nada hay encubierto, que no haya de descubrirse; ni oculto, que no haya de saberse. Posiblemente pensemos que los pecados ocultos no son dañinos actualmente para nuestra vida pues hemos sabido ocultarlos bien, y creemos que vamos a poder pasar un año más ocultando relaciones de adulterio o de fornicación, que vamos a poder pasar un año más ocultando nuestra afición a ver pornografia, etc.

Pero tenemos que saber que todos esos pecados serán muy dañinos para nuestra vida, para nuestro matrimonio y para nuestro testimonio cristiano cuando esos pecados salgan a la luz, cuando sean descubiertos estos pecados pueden causar daños irreversibles en nuestra vida. Tenemos que confesarlos HOY MISMO al Señor

II) SEGUNDO, TENEMOS QUE SACAR LO QUE NO SIRVE PARA NADA EN NUESTRA VIDA, LO QUE NO PRODUCE NINGÚN BENEFICIO (MATEO 5:13) Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.

Este versículo que nos habla sobre la sal de la tierra nos muestra también un detalle muy importante: LO QUE NO SIRVE HAY QUE ECHARLO FUERA

Muchas personas en sus casas son acumuladoras de cosas que no sirven, de cosas que no tienen ninguna utilidad, y lastimosamente también muchos de nosotros en nuestro corazón guardamos cosas que no sirven para nada que no traen ningún beneficio a nuestra vida.

¿Qué cosas hemos acumulado en nuestro corazón que no sirven para nada y no traen ningún beneficio para nuestra vida?

  1. EL RESENTIMIENTO Y EL RENCOR (Levítico 19:18) No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová. Tenemos que responder con mucha sinceridad: ¿qué cosas buenas ha traído a nuestra vida el rencor y el resentimiento que guardamos en nuestro corazón en contra de nuestro prójimo? seguramente la respuesta será: ¡Ninguno! entonces ¿Por qué vamos a seguir un año más así? 

Y aunque a muchos cristianos no les guste aceptarlo pero la única forma de limpiar el corazón del resentimiento y del rencor es por medio del perdón. (Lucas 17:4) Y si siete veces al día pecare contra ti, y siete veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento; perdónale.

  1. LA SOBERBIA Y LA AUTOSUFICIENCIA (Abdías 1:3) La soberbia de tu corazón te ha engañado, tú que moras en las hendiduras de las peñas, en tu altísima morada; que dices en tu corazón: ¿Quién me derribará a tierra? La soberbia y la autosuficiencia verdaderamente no produce ningún beneficio para nuestra vida, ¡al contrario! Nos engaña haciéndonos creer que no necesitamos de Dios, que no necesitamos congregarnos, nos hace creer que solamente nosotros tenemos la razón cuando en realidad estamos equivocados, y no nos permite reconocer nuestros errores. 

Es decir que la soberbia y la autosuficiencia no permiten que agrademos al Señor y nos vuelven personas odiosas para nuestros prójimos y la única manera de limpiar esa soberbia de nuestro corazón es por medio del arrepentimiento y humillarnos delante del Señor reconociendo nuestro pecado (1 Pedro 5:6) Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;

CONCLUSIÓN: Si verdaderamente queremos ver la gloria de Dios, es decir, sus maravillas en nuestra vida tenemos que limpiar nuestra vida de todo aquello que sabemos que no agrada al Señor (Mateo 5:8) Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.