¿Y QUÉ FALTA PARA QUE LA PANDEMIA TERMINE?

TEMA: ¿Y QUÉ FALTA PARA QUE LA PANDEMIA TERMINE?

TEXTO: 2 CRÓNICAS 7:13-14 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/10/¿Y-QUE-FALTA-PARA-QUE-TERMINE-LA-PANDEMIA.pdf

Estamos a pocas semanas para que termine el año 2021 y aun seguimos viviendo en medio de una pandemia en la cual millones de personas se siguen enfermando y cientos de miles de personas siguen muriendo en todo el mundo a causa del Covid y todas sus variantes, y seguramente todos nosotros nos preguntamos ¿CUÁNTO FALTA PARA QUE TERMINE LA PANDEMIA? pues ya estamos por cumplir dos años de estar enfrentando esta emergencia a nivel mundial. 

Pero posiblemente nos estamos equivocando de pregunta, quizás la pregunta que tenemos que hacer no es ¿Cuando terminara? sino ¿QUE FALTA PARA QUE TERMINE LA PANDEMIA? Si ya la mayoría de nosotros usamos las mascarillas, nos lavamos las manos constantemente, tratamos de guardar el distanciamiento social, y muchos nos hemos aplicado las vacunas hasta en tercera dosis, entonces ¿QUE FALTA? 

Al reflexionar en esto nos podemos dar cuenta que la respuesta a esta pregunta ya no tiene que ver tanto con lo material, como con lo ESPIRITUAL, es decir, lo que Dios ha querido de nosotros, de su pueblo y de los seres humanos en general, desde que esta pandemia comenzó, y esa respuesta está en el texto que hemos leído hoy para comenzar: (Vs 14) si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra

En estas palabras que nuestro Dios le dio a Salomón podemos encontrar LO QUE HACE FALTA para que esta pandemia termine, y cada uno de nosotros de manera individual y familiar podemos hacer esto que hace falta, para que nuestro Dios tenga misericordia de nosotros y del mundo entero. 

RESPONDAMOS ENTONCES ¿QUÉ HACE FALTA PARA QUE LA PANDEMIA TERMINE? 

I) EL MUNDO TIENE QUE RECONOCER CON HUMILDAD QUE NECESITA LA AYUDA DE DIOS (Vs 14a) si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado.

Es triste darnos cuenta que en este tiempo de enfermedad y muerte las grandes potencias mundiales incluyendo las organizaciones enfocadas en la salud como la OMS en ningún momento han invitado a las personas a buscar a Dios ni a confiar en él. 

Ellos están enfocados en la ciencia, en la medicina, en los protocolos, en la economía, pero no han querido reconocer que necesitan la ayuda de Dios a pesar de que no pueden detener los contagios ni las muertes, el mundo sigue confiando en el hombre en momentos en los cuales solamente Dios los puede ayudar. 

Pero nosotros que somos el pueblo de Dios, la iglesia de Cristo tenemos que proclamar que hay una esperanza para el mundo, y esa esperanza es JESUCRISTO, nosotros como pueblo de Dios tenemos que tener un corazón humillado y tomar las palabras que hace muchos años el Señor puso en el corazón del pastor Marcos Witt en la alabanza “SANANOS”

Somos tu pueblo, y hoy venimos humillados ante ti

Somos tu pueblo, necesitados de ti

Hemos pecado, hemos dejado tu camino y tu verdad

Nos humillamos, nuestra tierra sana hoy

¡Sánanos, sánanos!

Es el clamor de este pueblo, humillado ante ti

¡Sálvanos, sálvanos!

Es la oración de tus hijos, postrados ante ti

¡Sánanos, sánanos!

¡Sánanos, sánanos!

II) LA IGLESIA NO TIENE QUE DEJAR DE CLAMAR AL SEÑOR PIDIENDO MISERICORDIA (VS 14B) si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, Y ORAREN.

Uno de los ministerios más importantes de la iglesia en este tiempo de pandemia es la oración, el clamor, tenemos que predicar, tenemos que adorar, pero es no tenemos que dejar de orar, de pedir al Señor que tenga misericordia de nuestra vida, de nuestra familia, de nuestro país y del mundo entero.

Tenemos que comprender que la oración de intercesión es lo que puede traer sanidad en lugar de juicio al mundo hoy (Ezequiel 22:30) Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé

La versión Reina Valera Contemporánea dice así: Yo he buscado entre ellos alguien que se enfrente a mí e interceda en favor de la tierra, para que yo no la destruya. ¡Pero no he encontrado a nadie!.

Como cristianos no tenemos que ser egoístas orando solamente por nuestras necesidades, solamente por nuestras peticiones, tenemos que clamar intercediendo delante del Señor para que esta pandemia termine, y tenemos que saber que nuestro Señor Jesucristo nos enseñó que si nos ponemos de acuerdo para clamar como iglesia por algo él obraría desde los cielos (Mateo 18:19) Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.

II) LA IGLESIA Y EL MUNDO TIENE QUE DEJAR DE SER INDIFERENTE CON DIOS Y SU PLAN DE REDENCIÓN PARA LA HUMANIDAD (2 CRONICAS 7:14C) si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, Y BUSCAREN MI ROSTRO Y SE CONVIRTIEREN DE SUS MALOS CAMINOS; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra

Esta pandemia ha traído enfermedad y muerte pero también ha traído salvación a miles de personas que han confesado a Jesucristo como Señor y salvador de sus vidas en medio del dolor, de la aflicción y de la enfermedad. 

Esta pandemia es posiblemente la última GRAN OPORTUNIDAD de salvación para el mundo, para que dejen de ser indiferentes con Dios y con la salvación que él quiere darles por medio de Jesucristo.

Como lo hemos dicho en mensajes anteriores esta pandemia es también un gran LLAMADO DE DIOS para todos aquellos cristianos que se habían alejado del camino de Dios, es un gran llamado para que lo busquen y para que vuelvan al camino del Señor y que comiencen de nuevo su relación de amistad con nuestro Dios. 

Posiblemente tú que estás leyendo este bosquejo eres un sobreviviente de esta pandemia, y posiblemente has estado lejos de los caminos de Dios, ¿que estas esperando para volver? o posiblemente tu eres alguien que aun no le ha querido confesar a Jesucristo como Señor y salvador de tu vida,  si Dios te ha dado una nueva oportunidad para vivir, ¿que estas esperando para entregarle tu vida al Señor? 

Como cristianos, como hijos de Dios no podemos ser indiferentes a su llamado para volver a sus caminos, para volver a la casa de nuestro Padre Celestial, pero tampoco debemos ser indiferentes en este tiempo de enfermedad y de muerte a su llamado para PREDICAR EL MENSAJE DE SALVACIÓN (Romanos 10:13-15) porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. 14 ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? 15 ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: !!Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!