EN EL 2022, SALGAMOS DE LA TIERRA DE ESPINOS

TEMA: EN EL 2022 SALGAMOS DE LA TIERRA DE ESPINOS

TEXTO: GÉNESIS 3:17-18 Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. 18 Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/10/EN-EL-2022-SALGAMOS-DE-LA-TIERRA-DE-ESPINOS.pdf

Una de las maldiciones que vinieron como consecuencia del pecado del hombre fue que la tierra dejaría de producir solamente cosas buenas, frutos buenos, flores preciosas y plantas para alimentar al hombre. 

en lugar de eso la tierra iba a producir también cardos y espinos, es decir que el hombre trabajaría más y en lugar de frutos para comer lo que cosecharía serían espinos y cardos. 

Pero ¿por qué le sucedió eso al hombre? y la respuesta la encontramos en el vs 17: por haber obedecido a la voz de la mujer, y haber desobedecido la voz de Dios, es decir que la causa fue LA DESOBEDIENCIA 

TRASLADEMOS ESOS VERSÍCULOS A NUESTRA VIDA: quizás para algunos de nosotros este año ha sido un año en el cual hemos vivido en la tierra de espinos (Lucas 8:14) La que cayó entre espinos, éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto.

Es decir que ha sido un año lleno de afanes, lleno de mucho trabajo, de mucho tiempo invertido en los negocios, en buscar las riquezas, en los estudios, afanados por conservar una relación sentimental, etc, pero ¿qué produjo esto en tu vida? ¡espinos y cardos! Es decir, no hay gozo, no hay alegría, sino angustias, amargura e insatisfacción en nuestro corazón.

Quizás este año 2021 nos sentimos rodeados de espinos y cardos, es decir que a pesar de todo lo que nos hemos afanado y vemos que nada cambia para bien, nos sentimos cansados de trabajar, de afanarnos y no salimos de la escasez, no podemos disfrutar el fruto de nuestro trabajo porque en nuestra familia no hay paz, ni hay armonia.

Y ¿cual es la causa? exactamente la misma que vimos en Génesis 3:17: nuestra DESOBEDIENCIA A LA PALABRA DE DIOS, es decir, haber querido vivir a nuestra manera sin tomar en cuenta a Dios, el no haber querido obedecer sus consejos, y pensar que aun estando lejos de él nos iba a ir bien, pero estábamos equivocados. 

¿CÓMO PODEMOS CAMBIAR ESO? ¿Cómo podemos salir de la tierra de espinos y cardos? Para cambiar las circunstancias que hoy estamos viviendo no basta con solamente lamentarse, no sirve de nada ya, no se trata de buscar culpables, sino soluciones, y para poder salir de la tierra de espinos lo que tenemos que hacer es TOMAR DECISIONES. En la palabra de Dios podemos ver que el Señor le prometió a su pueblo una tierra diferente, una tierra que no produce espinos y cardos, sino una tierra de bendición, una tierra en la cual fluía leche y miel, es decir, comida de reyes, comida que sustenta, comida que endulza la vida.

Veamos en la palabra de Dios cuáles son las decisiones que debemos tomar para poder disfrutar esa tierra que fluye leche y miel, las decisiones que debemos tomar para que  podamos salir de nuestra tierra de espinos y poder disfrutar de la bendición de Dios en este año 2022 (Números 14:8-9) Si Jehová se agradare de nosotros, él nos llevará a esta tierra, y nos la entregará; tierra que fluye leche y miel. 9 Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová; no los temáis.

I) PRIMERA DECISIÓN: PROCURAR SER AGRADABLES A NUESTRO DIOS (VS 8 ) Si Jehová se agradare de nosotros, él nos llevará a esta tierra, y nos la entregará; tierra que fluye leche y miel

Muchos de nosotros este año hemos vivido nuestra vida procurando agradarnos a nosotros mismos, nuestra vida, nuestras prioridades, nuestro tiempo ha estado enfocado en agradarnos nosotros mismos, y al Señor le hemos dado lo que sobra de nuestra vida. 

Pero ¿Cómo puede Dios agradarse de nosotros si le damos lo que nos sobra? (Malaquías 1:8-9) Y cuando ofrecéis el animal ciego para el sacrificio, ¿no es malo? Asimismo cuando ofrecéis el cojo o el enfermo, ¿no es malo? Preséntalo, pues, a tu príncipe; ¿acaso se agradará de ti, o le serás acepto? dice Jehová de los ejércitos. 9 Ahora, pues, orad por el favor de Dios, para que tenga piedad de nosotros. Pero ¿cómo podéis agradarle, si hacéis estas cosas? dice Jehová de los ejércitos.

Si verdaderamente queremos que el año 2022 sea un año diferente, en el cual podamos salir de nuestra tierra de espinos y cardos TENEMOS QUE CAMBIAR NUESTRAS PRIORIDADES, es decir, ya no darle al Señor las sobras de nuestro tiempo, las sobras de nuestra vida, las sobras de nuestro dia a dia, démosle a él lo que se merece, lo primero y lo mejor de nuestra vida, de nuestro tiempo, de nuestras finanzas. 

Si queremos que Dios invierta en nuestra tierra, tenemos que invertir primeramente en su Reino (Malaquías 3:10-12) Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. 11 Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. 12 Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos

II) SEGUNDA DECISIÓN: YA NO SER REBELDES CON DIOS (NÚMEROS 14:9 A) Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová,

Nunca vamos a poder salir de nuestra tierra de espinos y cardos si queremos salir por nuestro propio camino y no por el de Dios, a nuestra manera, sin tomar en cuenta los consejos de Dios para nuestra vida. 

la palabra REBELDE según el diccionario significa : dificil de dirigir o doblegar, y quizás este año 2021 ese ha sido el problema, nuestra vida solo produjo cardos y espinos porque no nos hemos dejamos dirigir por Dios, no hemos querido escuchar sus palabras, no hemos querido tomar en cuenta su voluntad (Jeremías 22:21) Te he hablado en tus prosperidades, mas dijiste: No oiré. Este fue tu camino desde tu juventud, que nunca oíste mi voz.

Y porque no hemos querido doblegar nuestro orgullo ante el Señor, siempre quisimos hacer las cosas a nuestra manera (Isaías 48:4) Por cuanto conozco que eres duro, y barra de hierro tu cerviz, y tu frente de bronce  y lastimosamente NUESTRA CONDICIÓN ACTUAL REFLEJA LA ACTITUD QUE HEMOS TENIDO PARA CON DIOS (Levítico 26:19-20) Y quebrantaré la soberbia de vuestro orgullo, y haré vuestro cielo como hierro, y vuestra tierra como bronce. 20 Vuestra fuerza se consumirá en vano, porque vuestra tierra no dará su producto, y los árboles de la tierra no darán su fruto.

Por eso antes que el año 2022 llegue el Señor hoy nos hace un llamado: (2 Crónicas 7:13-14) Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra

III) TERCERA DECISIÓN: SER VALIENTES  (NÚMEROS 14:9 B) Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan

Todo cambio genera resistencia, eso es una regla general de la raza humana, no nos gustan los cambios, mucho menos los que requieren esfuerzo de nuestra parte, le tenemos miedo a los cambios en nuestra vida.

Pero tenemos que comprender que si en este año 2022 verdaderamente queremos salir de nuestra tierra de espinos y cardos tenemos que tomar DECISIONES VALIENTES

Hay una frase muy famosa atribuida a Albert Einstein en la cual vale la pena reflexionar : “No esperes resultados diferentes si siempre haces lo mismo”

Seguramente este próximo año que viene tengas que hacer algunos cambios en tu vida, o quizás muchos cambios, en tus prioridades, en tus amistades, en tus relaciones, etc. Pero en el nombre de Jesús quita el temor de tu corazón, se valiente, y camina hacia tu tierra de bendición.

CONCLUSIÓN: Estamos a menos de tres meses de comenzar un nuevo año, pero no es necesario esperar a salir de la tierra de espinos hasta enero, hoy podemos comenzar pues tenemos la garantía de nuestra bendición: DIOS ESTÁ CON NOSOTROS (NUMEROS 14:9 C) Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová; no los temáis.