ESTUDIO BÍBLICO, CONCEPTOS O IDEAS EQUIVOCADAS SOBRE LA SALVACIÓN Y LA VIDA ETERNA 

ESTUDIO BÍBLICO, CONCEPTOS O IDEAS EQUIVOCADAS SOBRE LA SALVACIÓN Y LA VIDA ETERNA 

TEXTO: HEBREOS 13:9 No os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas; porque buena cosa es afirmar el corazón con la gracia, no con viandas, que nunca aprovecharon a los que se han ocupado de ellas.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/08/ESTUDIO-BIBLICO-CONCEPTOS-O-IDEAS-EQUIVOCADAS-SOBRE-LA-SALVACION-Y-LA-VIDA-ETERNA-1.pdf

En este mes de agosto hemos venido estudiando la base Bíblica de la seguridad de nuestra salvación, y este dia vamos a estudiar por medio de la palabra de Dios cuál es la verdad Bíblica sobre algunos conceptos o ideas equivocadas sobre la salvación y la  vida eterna que lastimosamente muchísimas personas en el mundo creen y aceptan como verdades sobre la salvación, pero que en realidad son conceptos que no tienen base Bíblica que las sustente. 

Veamos algunos de esos conceptos e ideas equivocadas sobre la salvación y vemos lo que la palabra de Dios nos enseña:

I) PRIMER CONCEPTO EQUIVOCADO: CUANDO MURAMOS DIOS DECIDIRA SI NOS SALVA O NOS CONDENA Esa es la idea que muchas personas tienen y es la respuesta que dan cuando se les hace la pregunta: ¿Si usted muriera hoy, a dónde cree que iría su alma? y es un concepto que parecería muy acertado pues sabemos que Dios es el juez y podemos pensar que es él quien tomará la decisión final sobre nuestra alma, para darnos salvación y condenación. 

PERO LA PALABRA DE DIOS NOS ENSEÑA: 

Que nuestro Dios YA DECIDIÓ SALVARNOS (1 Timoteo 2:2-4) Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, 4 el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. Tenemos que comprender que nuestro Dios ya ha decidido salvar a los pecadores.

Nuestro Dios ha decidido tener de nosotros misericordia y darnos su gracia por medio de Jesucristo (Juan 3:16) Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Para salvarnos nuestro Dios decidió darnos a su hijo Jesucristo para que muriera en la cruz por nosotros, para que él pagara el precio de nuestro pecado, para que él llevara el castigo y el juicio de nuestras iniquidades. 

Los que tenemos que tomar la decisión de recibirlo o de rechazarlo somos cada uno de nosotros, los que tenemos que decidir aceptar el regalo de la salvación o menospreciar ese precioso regalo de la vida eterna somos nosotros los seres humanos, (Juan 5:24) De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.

Desde el Antiguo Testamento podemos ver que la decisión de vida o muerte el Señor nos la ha dejado a nosotros (Deuteronomio 30:19) A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia;

II) SEGUNDO CONCEPTO EQUIVOCADO: DIOS ES UN DIOS DE AMOR Y NO CONDENARÍA A NADIE A UNA ETERNIDAD EN EL INFIERNO

Esta es una idea que muchas personas tienen porque no solamente tienen una idea equivocada sobre la salvación sino que tienen un concepto equivocado sobre nuestro Dios.

LA PALABRA DE DIOS NOS DECLARA QUE: 

Verdaderamente el Señor es un Dios de amor y que ha demostrado ese amor a nosotros los pecadores, tal como lo declara su palabra (Tito 3:4-5) Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, 5 nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,

Pero nuestro Dios también es un Dios justo y no hay injusticia en él  (2 Crónicas 19:7) Sea, pues, con vosotros el temor de Jehová; mirad lo que hacéis, porque con Jehová nuestro Dios no hay injusticia, ni acepción de personas, ni admisión de cohecho.

Dios nos ha manifestado su amor para con nosotros dándonos la salvación de gracia por medio de Jesucristo (Efesios 2:8) Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

Pero también manifestara su justicia sobre todos aquellos que voluntariamente rechazan la gracia y menosprecien el sacrificio hecho por su hijo Jesucristo (Hebreos 10:29-30) ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? 30 Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo.

III) TERCER CONCEPTO EQUIVOCADO: DESPUÉS DE MORIR DIOS NOS DARÁ OTRA OPORTUNIDAD PARA SALVARNOS: 

Muchos creen equivocadamente que otras personas pueden hacer algo para cambiar el destino eterno de alguien que ha muerto, pero eso no es lo que la Biblia enseña: 

LA PALABRA DE DIOS NOS ENSEÑA QUE: 

La salvación y la vida eterna solamente pueden recibirse cuando la persona está viva y creen en Jesucristo como su Señor y salvador personal (Juan 11:26) Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?

Después de su muerte el impío, es decir una persona que no quiso recibir la salvación del Señor, pierde toda esperanza (Proverbios 11:7) Cuando muere el hombre impío, perece su esperanza; Y la expectación de los malos perecerá.

Después de la muerte de la persona que muere sin Cristo solamente le espera el juicio de Dios para condenación, no segundas oportunidades (Hebreos 9:27) Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,

IV) CUARTO CONCEPTO EQUIVOCADO: YO SOY SALVO PORQUE CREO EN DIOS 

Erróneamente muchas personas religiosas piensan que por solamente creer en Dios, es decir por creer que Dios existe, por creer que Dios es real eso nos da automáticamente la salvación, pero no es así.

LA PALABRA DE DIOS NOS ENSEÑA QUE: 

No solamente debemos creer en Dios, pues los demonios también creen y no por eso son salvos (Santiago 2:19) Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.

Lo que la palabra de Dios nos enseña es que para ser salvos necesitamos por supuesto  creer en Dios pero no solamente debemos creer en él , sino también tenemos que hacer una confesión de fe, para recibirlo como Señor y salvador de nuestra vida (Romanos 10:9-10) que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. 10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

Tenemos que creer y confesar porque: Fe sin confesión es cobardía y confesión sin fe es hipocresía

V) QUINTO CONCEPTO EQUIVOCADO: LAS PERSONAS QUE VAN AL CIELO SON LAS QUE HAN SIDO BUENAS EN ESTE MUNDO 

Verdaderamente este es uno de los conceptos más aceptados por la mayoría de personas, creen que si son buenas personas, si no hacen cosas tan malas como otros, entonces ellos si podrán ir al cielo. 

LA PALABRA DE DIOS NOS ENSEÑA QUE: 

En este mundo no hay NADIE que sea completamente bueno y que pueda merecer la salvación y la vida eterna (Marcos 10:18) Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo uno, Dios.

La palabra de Dios nos declara que TODOS somos pecadores, que no hay tan solo una persona que pueda considerarse justa (Romanos 3:10) Como está escrito: No hay justo, ni aun uno;

Y el pecado que hay en la vida de TODOS nosotros nos hace merecedores de la condenación eterna, destituidos de la gloria de Dios (Romanos 3:23) por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,

Ya que todos somos pecadores y no podemos salvarnos a nosotros mismos, nuestro Dios nos da la salvación por gracia, como un regalo, por medio de confesar a Jesucristo su hijo como Señor y salvador de nuestra vida (Romanos 3:24) siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús,