EDIFICANDO MATRIMONIOS DURADEROS Y FELICES

TEMA: EDIFICANDO MATRIMONIOS DURADEROS Y FELICES

TEXTO: MATEO 7:24-27 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. 25 Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. 26 Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; 27 y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.

¿Ha escuchado alguna vez usted hablar sobre estas edificaciones?

a) El castillo de sant’ Angelo en Roma

b) El panteón en roma

c) El coliseo, en Roma

d El teatro Marcelo en Roma

e) El puente Fabricio en Roma

Posiblemente algunas de ellas si, quizás otras no, pero ¿ tienen en común o de especial estas edificaciones? que fueron construidas hace más de dos mil años y aún siguen siendo utilizadas en la actualidad.

¿Cuál es la clave para que estas edificaciones duren tanto tiempo? Definitivamente la clave es que fueron diseñadas por buenos arquitectos, edificadas por buenos constructores, utilizando buenos materiales y sobre todo poniendo un buen fundamento.

Pero para edificar un matrimonio duradero, ¿Que se necesita? ¿Cómo podemos lograr que el matrimonio que estamos construyendo junto con nuestro cónyuge sea duradero?, es decir, que no lo destruyan los golpes de la vida, que no lo destruya los problemas que vamos a enfrentar

En la palabra de Dios encontramos la respuesta a esa interrogante, ¿CÓMO PODEMOS EDIFICAR UN MATRIMONIO DURADERO Y FELIZ?

I) PRIMERAMENTE RECONOCIENDO QUE LAS CONSTRUCCIONES DURADERAS SON LAS QUE SE CONSTRUYEN EN EL LUGAR CORRECTO (MATEO 7:24-25) Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. 25 Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.

Hace algunos años atrás en nuestro país algunas edificaciones fueron totalmente derribadas por el fuerte oleaje que se dio en nuestras costas.

Cuando se hizo un estudio sobre cuál habría sido la causa de tanta destrucción, se llegó a la conclusión que si bien es cierto las edificaciones fueron destruidas por el fuerte oleaje del mar la verdadera causa fue por haber construido donde no debían. Los restaurantes, ranchos de playa, casas, etc fueron construidos sin tomar en cuenta las recomendaciones y en el lugar incorrecto y al ser golpeados por las poderosas olas, fueron destruidos.

Verdaderamente el culpable no fue el mar, pues no lo podemos controlar, los culpables somos los hombres que nos falta sabiduría para construir. 

Muchos de nosotros lastimosamente estamos en las mismas condiciones, pues estamos tratando de edificar nuestro matrimonio, lejos de Dios, sin tomar en cuenta sus enseñanzas, sin tomar en cuenta sus palabras, y eso significa edificar un matrimonio con altas probabilidades de fracasar. 

Verdaderamente ninguno de nosotros tenemos el control sobre las situaciones que pueden golpear nuestra vida, pero SÍ PODEMOS decidir edificar nuestra vida matrimonial en en Dios

II) LOS MATRIMONIOS DURADEROS Y FELICES SE CONSTRUYEN CON TRES CARACTERÍSTICAS:  (1 CORINTIOS 7:32-34) Quisiera, pues, que estuvieseis sin congoja. El soltero tiene cuidado de las cosas del Señor, de cómo agradar al Señor;33 pero el casado tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su mujer. 34 Hay asimismo diferencia entre la casada y la doncella. La doncella tiene cuidado de las cosas del Señor, para ser santa así en cuerpo como en espíritu; pero la casada tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido.

En los versículos que hemos leído podemos comprender que la idea de Dios para el matrimonio es que ambos, tanto el hombre como la mujer, traten de agradarse mutuamente, de ser felices y hacer feliz a su pareja para toda la vida, pero lastimosamente muchas veces esto no es así.

Seguramente muchos de nosotros conocemos parejas que están juntas como lo expresan ellos mismos “POR COMPROMISO” por los niños, por evitar el qué dirán de las personas por una separación, etc.

Quizás conozcamos parejas que están juntas “POR LA INTIMIDAD O AMISTAD” que hay entre ellos, porque se llevan bien, porque son como viejos amigos y simplemente se han ACOSTUMBRADO a estar juntos.

Igualmente podemos conocer parejas que están juntos a pesar de sus grandes diferencias de carácter, a pesar que cada quien vive en su propio mundo pero aún viven momentos de PASIÓN que los mantiene unidos.

Tenemos que reconocer que cada uno de los elementos que están en los tres tipos de pareja que acabamos de mencionar no son suficientes por sí mismos para que un matrimonio sea duradero y feliz, pero cuando esos tres elementos están presentes en una relación de pareja, en un matrimonio, se puede tener un matrimonio duradero y feliz y estar juntos hasta que la muerte nos separe.

ANALICEMOS CADA UNO DE ESTOS ELEMENTOS POR MEDIO DE LA PALABRA DE DIOS: COMPROMISO, INTIMIDAD Y PASIÓN.

COMPROMISO (CANTARES 8:6) Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo; Porque fuerte es como la muerte el amor; Duros como el Seol los celos; Sus brasas, brasas de fuego, fuerte llama. 

El compromiso es la voluntad de mantener el vínculo de pareja y sentimiento de responsabilidad al respecto. Interés en superar las adversidades y perpetuar el afecto, más allá de las circunstancias temporales.

El compromiso entre la pareja es lo que mantiene estable el matrimonio en los inevitables altibajos que la vida tiene.

Compromiso significa estar decididos a hacer lo que esté de nuestra parte para mantener viva la relación a pesar de las dificultades.

Pero tenemos que comprender que el compromiso por sí mismo puede producir durabilidad, pero no felicidad, por eso no se puede tener compromiso sin pasión y sin intimidad.

INTIMIDAD (ECLESIASTÉS 9:9)  Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol.

La intimidad es una relación de amistad muy estrecha y de gran confianza, es conocer al otro y tenerse confianza. Significa ser para la otra persona su “media naranja”, su complemento y que la otra persona lo sea para uno mismo.

Tal como lo dice el versículo de Eclesiastés, cuando hay intimidad podemos gozar la vida, y podemos notar que no dice “goza del sexo con la mujer que amas”, o “goza de la cama con la mujer que amas”, sino GOZA DE LA VIDA, es decir, salir juntos, compartir, platicar, apoyarse, SENTIRNOS FELICES DE ESTAR JUNTOS CON LA PERSONA QUE AMAMOS.

En el matrimonio la intimidad permite que nuestra pareja se convierta en nuestro mejor amigo o nuestra mejor amiga.

Tenemos problemas en el matrimonio cuando solamente hay intimidad sexual, pero no hay intimidad emocional, ni sentimental, es decir no hay momentos para compartir, para jugar, para reír, para simplemente pasar tiempo hablando y disfrutando de la compañía de la otra persona 

Muchas veces el adulterio en el matrimonio es causado por la falta de intimidad más que por la falta de pasión.

PASIÓN: (Génesis 29:20) Así sirvió Jacob por Raquel siete años; y le parecieron como pocos días, porque la amaba.

La pasión es un sentimiento muy fuerte hacia una persona, amor, romanticismo y deseo sexual.

En una relación de pareja tiene que estar presente el amor, la pasión que sienten el uno por el otro, ese amor los lleva a agradarse mutuamente, a cuidarse mutuamente, a conquistarse mutuamente todos los días.

Ese amor y romanticismo hace que la sexualidad de la pareja sea satisfactoria para ambos cónyuges (1 Corintios 7:3) El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido.

Como podemos ver en los versículos que hemos leído la unión sexual en la pareja es muy importante para la estabilidad del matrimonio, posiblemente en un matrimonio pueda haber muy buena comunicación, muy buen trato, etc, pero si hay rechazo para la intimidad sexual, hay problemas en el hogar.