NO ESPERES HASTA QUE SEA DEMASIADO TARDE

TEMA: NO ESPERES HASTA QUE SEA DEMASIADO TARDE

TEXTO: 2 CRÓNICAS 36:15-16 Y Jehová el Dios de sus padres envió constantemente palabra a ellos por medio de sus mensajeros, porque él tenía misericordia de su pueblo y de su habitación. 16 Mas ellos hacían escarnio de los mensajeros de Dios, y menospreciaban sus palabras, burlándose de sus profetas, hasta que subió la ira de Jehová contra su pueblo, y no hubo ya remedio.

Verdaderamente nuestro Dios es un Dios de misericordia, de amor, de nuevas oportunidades cada día, él no se cansa de buscarnos, él no se cansa de esperarnos, él no se cansa de llamarnos, pero como ya lo hemos dicho en otros mensajes, Dios tiene todo el tiempo para esperarnos, él tiene todo el tiempo para llamarnos y buscarnos, PERO NOSOTROS NO, nuestra vida tiene un límite, nuestro tiempo tiene un principio y un final.

Es por eso que nosotros no podemos esperar HASTA QUE SEA DEMASIADO TARDE para buscar de Dios, para volver a sus caminos, para recibir su salvación en nuestra vida. 

Puede ser que seas una persona que no ha recibido al Señor como el salvador de tu vida o que seas ya un hijo de Dios pero que te has apartado de sus caminos, que te has enredado en una vida de pecado y mundanalidad, tienes que saber y comprender que Dios te ha buscado, que Dios te ha llamado y te ha hablado de muchas formas: 

I) TE HA HABLADO POR MEDIO DE SUS BENDICIONES Y SU PROSPERIDAD (JEREMÍAS 22:21) Te he hablado en tus prosperidades, mas dijiste: No oiré. Este fue tu camino desde tu juventud, que nunca oíste mi voz.

Muchas veces a pesar que nos hemos apartado de los caminos del Señor, a pesar que tenemos una actitud indiferente para con nuestro Dios, él nos da su bendición, nos da su protección, nos abre puertas de bendición para que podamos ser prosperados para hacernos reaccionar, para que tengamos un corazón agradecido, para que reconozcamos la bondad y la fidelidad del Señor hacia nosotros y nos acerquemos a él. 

Pero lastimosamente a pesar de recibir las bendiciones de Dios en nuestra vida, a pesar de su misericordia y su gracia para con nosotros, seguimos con una actitud de indiferencia, y de alejamiento hacia nuestro Dios.

No reconocemos o no agradecemos que él nos da sus bendiciones, su protección, su provisión a pesar de que nos hemos apartado de él y de su iglesia (Oseas 2:8) Y ella no reconoció que yo le daba el trigo, el vino y el aceite, y que le multipliqué la plata y el oro que ofrecían a Baal.

II) TE HA HABLADO POR MEDIO DE LOS TIEMPOS DE ESCASEZ, DE SOLEDAD Y ABANDONO (OSEAS 2:14) Pero he aquí que yo la atraeré y la llevaré al desierto, y hablaré a su corazón.

Muchas veces el Señor nos lleva a los tiempos de desierto, para hablar directamente a nuestro corazón para volverlo más receptivo a su voz, esos tiempos de desierto son tiempos en los cuales nos sentimos solos, en los que sentimos que nadie nos puede ayudar. 

Pero lastimosamente muchos de nosotros en esos momentos en los cuales nos damos cuenta que nadie puede ayudarnos, en lugar de buscar a Dios lo que hemos hecho es resentirnos con el.

Hemos tomado una actitud de rebeldía y de indiferencia para con el Señor y en lugar de acercarnos a nuestro Dios nos alejamos aún más de él (Oseas 11:2) Cuanto más yo los llamaba, tanto más se alejaban de mí; a los baales sacrificaban, y a los ídolos ofrecían sahumerios.

III) TE HA HABLADO POR MEDIO DE LOS TIEMPOS DE ANGUSTIA Y DE ENFERMEDAD (OSEAS 5:15) Andaré y volveré a mi lugar, hasta que reconozcan su pecado y busquen mi rostro. En su angustia me buscarán.

Seguramente uno de los lugares en los cuales nuestros oídos y nuestros corazones se vuelven mucho más sensibles a la voz de nuestro Dios es la cama de un hospital, estando nosotros acostados en ellas o estando junto a la cama de alguien que amamos. 

En esos momentos de angustia muchas personas reaccionan y reconocen que se han alejado de Dios, reconocen que necesitan de Dios, y muchas de esas personas se entregan al Señor con un corazón contrito y humillado, es decir que ese tiempo de angustia y de enfermedad se convirtió para ellos en una oportunidad para la SALVACIÓN y la RECONCILIACIÓN. 

Pero lastimosamente hay otras personas que en esos tiempos de angustia y de enfermedad buscan a Dios, pero no lo hacen con sinceridad, sino solamente para salir de la aflicción, y cuando pasa la angustia, se olvidan de él (Salmo 78:34-37) Si los hacía morir, entonces buscaban a Dios; Entonces se volvían solícitos en busca suya, 35 Y se acordaban de que Dios era su refugio, y el Dios Altísimo su redentor. 36 Pero le lisonjeaban con su boca, Y con su lengua le mentían; 37 Pues sus corazones no eran rectos con él, Ni estuvieron firmes en su pacto.

PERO LASTIMOSAMENTE A PESAR DE TODAS LAS FORMAS EN LAS QUE DIOS TE HA BUSCADO Y  LLAMADO, NO HAS QUERIDO ATENDER A SU VOZ. No has querido reconocer tu necesidad de la salvación del Señor, no has querido entregar tu vida a Cristo, o no has querido volver a sus caminos sino que quieres seguir caminando lejos de tu Padre Celestial y lamentablemente no has querido entender que quizás mañana ya sea demasiado tarde. 

Tu que has rechazado siempre el llamado del Señor para tu vida no has querido comprender que si mueres sin haber recibido la salvación y la vida eterna que solamente nuestro Dios puede dar por medio de la fe en nuestro Señor Jesucristo iras a condenación eterna (Juan 5:24) De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.

Tu que eres un hijo o una hija de Dios pero no has querido entender que Dios te esta buscando, que el Señor te esta llamando, NO  TE HAS DADO CUENTA que estas perdiendo tu vida, que estás perdiendo a tu familia, que estás menospreciando las bendiciones que el Señor tiene para ti, y seguramente cuando vengas a reaccionar SERÁ DEMASIADO TARDE, tus hijos habran crecido, tu matrimonio estara destruido, habrás perdido la juventud y las oportunidades que Dios tiene para tu vid, estás desperdiciando tu vida en la mundanalidad y no te has dado cuenta del engaño de satanás. (Oseas 7:9-10) Devoraron extraños su fuerza, y él no lo supo; y aun canas le han cubierto, y él no lo supo. 10 Y la soberbia de Israel testificará contra él en su cara; y no se volvieron a Jehová su Dios, ni lo buscaron con todo esto.

CONCLUSIÓN: Es tiempo de reconocer las formas como Dios está hablando a tu vida, ya no esperes más, no sigas viviendo en rebeldía, HOY ES DÍA DE SALVACIÓN, HOY ES TIEMPO DE REGRESAR A LOS CAMINOS DE DIOS. mañana quizás puede ser DEMASIADO TARDE.