ESTUDIO BIBLICO, ¿CÓMO MEJORAR EN EL 2021? III PARTE: ¿CÓMO MEJORAR NUESTRA RELACIÓN MATRIMONIAL?

ESTUDIO BIBLICO, ¿CÓMO MEJORAR EN EL 2021? III PARTE: ¿CÓMO MEJORAR NUESTRA RELACIÓN MATRIMONIAL? 

TEXTO: ECLESIASTES 9:9 Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol.

Este día continuamos con la serie de estudios Bíblicos ¿Como mejorar en el 2021? Y hoy vamos a comprender por medio de la palabra de Dios cómo podemos mejorar en algo muy importante para nuestra vida: NUESTRO MATRIMONIO.

Pero definamos algo primeramente ¿Que significa mejorar en nuestro matrimonio? SIGNIFICA SER FELICES EN NUESTRO MATRIMONIO, no se trata que nuestro matrimonio sea duradero, se trata de lograr que nuestro matrimonio sea duradero y también feliz, pero lastimosamente parecería que hoy en dia eso es solamente de cuentos de hadas, que es una simple utopía, algo irreal e inalcanzable.

Pero tenemos que comprender una verdad teológica y espiritual: todo lo que Dios hace es bueno, el creo la unión matrimonial por lo tanto el matrimonio es bueno, Dios no creó el matrimonio para el sufrimiento del hombre o la mujer, Dios no creó el matrimonio para amargar la vida de las personas, Dios creó el matrimonio para el compañerismo, para que fuera una relación basada en el amor, y para la felicidad y el cuidado mutuo de los cónyuges.

Lastimosamente hoy en día la realidad es muy diferente al plan de Dios, pues muchos matrimonios terminan en divorcio, muchas personas están casadas pero viven frustradas y amargadas, muchas personas están casadas pero siempre en su mente está la opción del divorcio o la separación como la única manera de ser verdaderamente feliz.

Es importante comprender que la felicidad en el matrimonio no es una fórmula mágica o algo sencillo de hacer, sino que es una labor diaria, y se necesita principalmente DOS ELEMENTOS:

PRIMERAMENTE, PARA PODER MEJORAR NUESTRO MATRIMONIO SE NECESITA LA INTERVENCIÓN DE UN EXPERTO: DIOS (SALMO 18:6) En mi angustia invoqué a Jehová, Y clamé a mi Dios. El oyó mi voz desde su templo, Y mi clamor llegó delante de él, a sus oídos.

El único que puede intervenir de manera milagrosa en un matrimonio es nuestro Dios, es necesario buscar su ayuda, es necesario pedir su guía, es necesario clamarle con fe.

SEGUNDO; PARA PODER MEJORAR NUESTRO MATRIMONIO AMBOS CÓNYUGES TIENEN QUE LUCHAR JUNTOS POR LA FELICIDAD DE SU HOGAR (MARCOS 10:7-8) Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, 8 y los dos serán una sola carne; así que no son ya más dos, sino uno.

Tenemos que comprender que el que lucha solo por la felicidad de su matrimonio al final terminará cansado y en bancarrota de amor, es decir lo dio todo sin ver ningún cambio en su hogar. Es por eso que es necesario recordar que en el matrimonio ya no somos dos, sino uno, y ambos tenemos que esforzarnos por mejorar nuestro matrimonio. 

AHORA VEAMOS EN LA PALABRA DE DIOS, ¿QUE NECESITAMOS PARA MEJORAR NUESTRO MATRIMONIO EN ESTE 2021? 

I) ES NECESARIO RECONOCER LO QUE HEMOS DESCUIDADO EN NUESTRA RELACIÓN MATRIMONIAL (APOCALIPSIS 2:4) Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.

Posiblemente estas palabras del Señor para la iglesia en Efeso, serían las palabra para describir lo que está afectando nuestro matrimonio, hemos descuidado las cosas que eran la base de nuestro matrimonio o de nuestra relación de pareja:

Hemos descuidado la comunicación de temas importantes como pareja.

Hemos descuidado la sexualidad en nuestro matrimonio.

Hemos descuidado los detalles que antes teníamos.

Hemos descuidado nuestro arreglo personal.

Hemos descuidado nuestra relación con Dios en pareja.

Tenemos que saber que no podemos mejorar si primeramente no reconocemos aquellas cosas que tenemos que mejorar. 

II) PARA MEJORAR NUESTRO MATRIMONIO ES IMPORTANTE ESTABLECER UN HOGAR INDEPENDIENTE (GÉNESIS 30:30) Porque poco tenías antes de mi venida, y ha crecido en gran número, y Jehová te ha bendecido con mi llegada; y ahora, ¿cuándo trabajaré también por mi propia casa?

Muchos de los problemas que crean conflictos entre la pareja se dan por tener que convivir con sus padres o familiares en la misma casa, el no tener privacidad, el no poder tomar sus propias decisiones, el no poder criar a sus hijos de manera independiente sino bajo imposiciones va afectando poco a poco el matrimonio. 

Aunque vivamos muy cómodos y tranquilos en la casa de nuestros padres o de nuestros suegros, lo mejor es obedecer la palabra de nuestro Dios (Génesis 2:24) Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

III) PARA MEJORAR NUESTRO MATRIMONIO ES NECESARIO SER SABIOS ADMINISTRADORES DE LA ECONOMÍA FAMILIAR (PROVERBIOS 22:7) El rico se enseñorea de los pobres, Y el que toma prestado es siervo del que presta.

Uno de los principales problemas de muchos matrimonios es que nos volvemos esclavos de las deudas y eso nos roba la paz de nuestro hogar.

Satanás ha logrado por medio del materialismo y la avaricia provocar pleitos y divisiones en el matrimonio de muchas parejas, aún parejas cristianas, a causa de la escasez económica que producen la deudas excesivas. 

Según los expertos las dos formas para mejorar nuestra economía familiar son: INCREMENTANDO NUESTROS INGRESOS O RECORTANDO LOS GASTOS. 

No tenemos que malgastar el dinero de nuestra familia en cosas que no son necesarias o prioritarias (Isaías 55:2) ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura.

Debemos ser fieles con el Señor en nuestras finanzas familiares (Proverbios 3:9-10) Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; 10 Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mosto. Aun en lo poco que tengamos tenemos que ser fieles con Dios, si queremos cosechar bendiciones para nuestra vida, lo primero que tenemos que hacer es sembrar en el Reino de Dios. 

IV) PARA MEJORAR NUESTRO MATRIMONIO CADA UNO DE LOS CÓNYUGES NECESITA CORREGIR, CON LA AYUDA DE DIOS, TODAS AQUELLAS COSAS QUE SABEN QUE HAN ESTADO AFECTANDO SU RELACIÓN MATRIMONIAL (SALMO 51:3) Porque yo reconozco mis rebeliones, Y mi pecado está siempre delante de mí. (FILIPENSES 4:13) Todo lo puedo en Cristo que me fortalece

Para mejorar nuestro matrimonio cada uno de los cónyuges necesitan reconocer su responsabilidad personal en aquellas cosas que hasta ahora han afectado de alguna forma su matrimonio y tomar la decisión valiente de mejorar con la ayuda y la fuerza del Señor.

Estas cosas que han afectado nuestro matrimonio pueden ser situaciones tan complejas y difíciles de enfrentar como UNA INFIDELIDAD, o actitudes que afectan grandemente la relación como LOS CELOS DESMEDIDOS, o EL MAL CARÁCTER.

Pero cualquier cosa que necesitemos mejorar podemos estar seguros que si reconocemos nuestro error y tenemos un verdadero arrepentimiento y buscamos la ayuda de Dios él nos ayudará a cambiar, él restaurará y renovará nuestro matrimonio por medio de su poder. (Hechos 3:19) Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio,