BOSQUEJO DEL PRIMER DOMINGO DEL AÑO: LAS VACUNAS QUE TODOS NECESITAMOS EN EL 2021

TEMA: LAS VACUNAS QUE TODOS NECESITAMOS EN EL 2021

TEXTO: SALMO 91:7 Caerán a tu lado mil,Y diez mil a tu diestra; Mas a ti no llegará.

Hemos comenzado un nuevo año, y verdaderamente nunca antes una vacuna había sido tan esperada como en este año que estamos viviendo por causa del virus que está afectando a tantas personas.

Podemos ver en las noticias que en la actualidad hay varias vacunas que ya se están aplicando: Sputnik, Moderna, Pfizer-BioNTech, AstraZeneca, y otras. 

Pero comprendamos primeramente cual es la función de una vacuna: Es una sustancia que se introduce en el organismo para prevenir determinadas enfermedades infecciosas. 

Es decir que una vacuna es algo que se utiliza para prevencion de algo que puede ser dañino y destructivo para nuestra vida, y es por eso que este dia vamos a reflexionar por medio de la palabra de Dios de algunas VACUNAS que todos necesitamos este año para prevención de todo aquello que puede dañar o destruir nuestra comunión con Dios, nuestra vida, nuestra familia, nuestro matrimonio, nuestras finanzas, etc. 

Porque tenemos que comprender que el Covid es solamente uno de todos los peligros que en este año 2021 vamos a enfrentar en nuestra vida, y quizás este año este virus no afectará nuestra vida o nuestra familia, pero si hay otros peligros que pueden afectarnos grandemente en este nuevo año. 

VEAMOS CUALES SON ALGUNAS DE ESAS VACUNAS QUE TODOS NECESITAMOS EN ESTE NUEVO AÑO: 

I) LA VACUNA CONTRA EL DESÁNIMO Y EL TEMOR SE LLAMA FE (MARCOS 9:23) Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.

Este año podemos enfrentar situaciones difíciles y complicadas, quizás tengamos que enfrentar la enfermedad, la escasez, o quizás tengamos que enfrentar alguna pérdida dolorosa en nuestra vida, y en esos momentos difíciles es exactamente cuando aparece el enemigo para llenar nuestro corazón de desánimo, de miedo y de temor.

En los momentos más difíciles de nuestra vida el desánimo querrá tomar control de nuestro corazón para que nos rindamos, para que volvamos atrás.

En los momentos más difíciles de nuestra vida también el temor querrá tomar control de nuestra mente y de nuestro corazón para que huyamos, para que ya no avancemos, para y para que dudemos de la palabra de nuestro Dios.

Es por eso que tenemos que la vacuna contra el desánimo y contra el temor es la fe, pero fe en Dios, en su poder, en su palabra, en su misericordia, y en su amor para nosotros, si podemos creer todo lo podemos enfrentar, si podemos creer será posible seguir adelante aun en las situaciones más difíciles de la vida. 

II) LA VACUNA CONTRA EL FRACASO Y EL QUEBRANTAMIENTO SE LLAMA HUMILDAD (2 CRÓNICAS 34:26-28) Mas al rey de Judá, que os ha enviado a consultar a Jehová, así le diréis: Jehová el Dios de Israel ha dicho así: Por cuanto oíste las palabras del libro, 27 y tu corazón se conmovió, y te humillaste delante de Dios al oír sus palabras sobre este lugar y sobre sus moradores, y te humillaste delante de mí, y rasgaste tus vestidos y lloraste en mi presencia, yo también te he oído, dice Jehová. 28 He aquí que yo te recogeré con tus padres, y serás recogido en tu sepulcro en paz, y tus ojos no verán todo el mal que yo traigo sobre este lugar y sobre los moradores de él. Y ellos refirieron al rey la respuesta.

Tenemos que comprender que si algo puede afectar grandemente nuestra vida este año 2021 es la soberbia de nuestro corazón. 

La soberbia nos engaña (Jeremías 49:16) Tu arrogancia te engañó, y la soberbia de tu corazón. Tú que habitas en cavernas de peñas, que tienes la altura del monte, aunque alces como águila tu nido, de allí te haré descender, dice Jehová. La soberbia nos hace creernos lo que no somos, la soberbia nos hace creer que no necesitamos de nadie y que no necesitamos de Dios.

La soberbia nos hace creer que hemos crecido, que somos más grandes que los demás, pero comprendamos una cosa muy importante: NO CONFUNDAMOS CRECIMIENTO CON HINCHAZÓN, la soberbia nos hace creer que somos los mas grandes pero en realidad estamos hinchados de nuestro ego, de nuestra vanidad, y eso no es bendición, es enfermedad. 

La soberbia nos lleva al quebrantamiento (Levítico 26:19) Y quebrantaré la soberbia de vuestro orgullo, y haré vuestro cielo como hierro, y vuestra tierra como bronce. Un cristiano lleno de soberbia tarde o temprano será quebrantado por el Señor, tarde o temprano será humillado.  

La humildad es necesaria para que podamos tener la actitud correcta ante nuestro Dios, la misma actitud que tenía Juan el Bautista (Juan 3:30) Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe. Es decir anhelar cada día menos de nosotros y más del Señor en nuestra vida. 

III) LA VACUNA CONTRA LAS MALAS DECISIONES, LAS RELACIONES TÓXICAS Y LOS MALOS CAMINOS SE LLAMA SABIDURÍA (SANTIAGO 1:5) Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

Este año podemos seguir viviendo igual, enredados en vicios, en relaciones tóxicas o destructivas, y caminando lejos del Señor en caminos que lo único que traen a nuestra vida es amargura o podemos DECIDIR vivir diferente, alejándonos de todo aquello que nos daña, que nos destruye, apartandonos de las personas que no son convenientes en nuestra vida, y volviendo hoy mismo al camino de Dios.

Pero para poder tomar esas decisiones necesitamos SABIDURÍA pero no la sabiduría del mundo, sino la sabiduría que viene de Dios, la sabiduría que solamente él nos puede dar y que está disponible para todos aquellos que se la pidan. 

En este 2021 ya no sigamos desperdiciando nuestro tiempo en cosas que no tienen ningún provecho para nuestra vida, con amistades que no edifican sino que destruyen, y en planes y proyectos que no están dentro de la voluntad de Dios (Efesios 5:15-16) Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, 16 aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos

El Cristiano sabio no se pregunta solamente si algo es prohibido sino si es conveniente para su vida (1 Corintios 10:23) Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica.

IV) LA VACUNA CONTRA EL ENFRIAMIENTO EN NUESTRA RELACIÓN CON DIOS SE LLAMA AMOR (APOCALIPSIS 2:4) Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.

Este al igual que todos los años lo comenzamos con buenos propósitos en nuestro corazón, y uno de los principales propósitos de nuestra vida debe ser buscar a Dios, caminar en sus caminos y hacer su voluntad. Pero para poder hacer realidad ese propósito no solo se necesita la buena intención o la emoción del inicio de año, sino AMOR, tenemos que volver a nuestro primer amor y mantenerlo vivo cada día del año.