2020, ¿UN AÑO FEO? NO, DIFÍCIL SI

TEMA: 2020, ¿UN AÑO FEO? NO, DIFICIL SI

TEXTO: JEREMIAS 32:27

Seguramente hemos escuchado que muchas personas dicen que el año 2020 ha sido un año feo y que hay que olvidarlo rápidamente.

Pero como familias cristianas debemos de cambiar nuestro enfoque o nuestra manera de ver este año en el cual hemos tenido en el mundo una pandemia que aún no termina, desempleo, incendios forestales imparables, terremotos, huracanes, crisis económica, etc. Tenemos que dejar de verlo como un año feo, pues si solamente lo vemos de esa manera siempre encontraremos motivos para quejarnos y para murmurar, y siempre tendremos una excusa para justificarnos por lo que no hicimos o por lo que dejamos de hacer.

Y tenemos que comprender que nuestro Dios no quiere que hagamos eso, que solamente nos dediquemos a quejarnos o a poner excusas. Es por eso que como familias cristianas tenemos que reconocer que este año 2020 ha sido un año DIFICIL.

DEFINAMOS QUE ES ALGO DIFÍCIL: Algo que requiere de HABILIDAD, INTELIGENCIA Y ESFUERZO. Estas tres cosas son las que necesitamos enseñarle a nuestra familia en este año 2020, no quejas ni excusas.

Veamos cada una de ellas por medio de la palabra de nuestro Dios:

I) NECESITAMOS SER HABILES (2 CRONICAS 2:13) Yo, pues, te he enviado un hombre hábil y entendido, Hiram-abi. LA HABILIDAD es la aptitud, el talento, la destreza o la capacidad que tiene una persona para llevar a cabo algo.

  • Hábiles para adaptarnos rápido a los cambios (Filipenses 4:14) No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Este año ha habido muchos cambios y posiblemente seguirán aún más pero Dios no ha dado la capacidad de enfrentar cualquier situación con su sabiduría y su poder en nosotros.
  • Hábiles para reconocer las oportunidades aun en medio de las crisis (1 Samuel 17:25) Y cada uno de los de Israel decía: ¿No habéis visto aquel hombre que ha salido? El se adelanta para provocar a Israel. Al que le venciere, el rey le enriquecerá con grandes riquezas, y le dará su hija, y eximirá de tributos a la casa de su padre en Israel. Todos vieron en Goliat una gran crisis, pero David vio una gran oportunidad para su vida.

FRASE: En las crisis algunos se dedican a llorar, otros venden pañuelos.

FRASE: Las oportunidades son como los amaneceres, si te tardas demasiado te los pierdes.

FRASE: Las oportunidades no se van, las aprovechan otros.

II) NECESITAMOS SER INTELIGENTES (PROVERBIOS 4:7) Sabiduría ante todo; adquiere sabiduría; Y sobre todas tus posesiones adquiere inteligencia. INTELIGENCIA: Es la capacidad mental para razonar, planificar, resolver problemas, aprender lo que se nos enseña y también aprender de la experiencia.

  • Inteligentes para no alejarnos de Dios (Salmo 91:1) El que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente. Hoy más que nunca es un tiempo para buscar más del Señor y confiar en su protección sobre nuestra vida.
  • Inteligentes para administrar las finanzas de nuestra familia (Proverbios 6:6-8) Ve a la hormiga, oh perezoso, Mira sus caminos, y sé sabio; 7 La cual no teniendo capitán, Ni gobernador, ni señor, 8 Prepara en el verano su comida, Y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento. Este año 2020 nos demostró que la vida puede cambiar de la noche a la mañana y que si vale la pena estar preparados para los cambios de la vida y del mundo. Dios nos da bendición y prosperidad, y nosotros debemos administrar con sabiduría, no gastar innecesariamente en lo que no necesitamos y fomentar en nuestra familia el habito del ahorro
  • Inteligentes para reconocer el valor de nuestra familia (Salmo 133:1) !Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! Este año muchas familias tuvimos que estar en cuarentena todos juntos, y hemos aprendido el valor de la armonía en nuestra familia, a convivir en paz y en amor, a enfrentar juntos las crisis, a consolarnos mutuamente. Pero también debemos recordar que muchas familias perdieron seres queridos: Esposos, padres, madres, abuelos o hijos, y eso nos debe hacer reflexionar en el la importancia de dedicar tiempo a las personas que amamos, pues no sabemos el día que quizás ya no podremos estar juntos, por más que nosotros lo anhelemos.

III) NECESITAMOS SER ESFORZADOS (EFESIOS 5:15-16) Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, 16 aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.Verdaderamente los tiempos que nos está tocando vivir son malos, no lo podemos negar, es por eso que necesitamos esforzarnos para aprovechar nuestro tiempo de la mejor manera posible

  • Esforzados para buscar más de Dios en nuestra vida (Salmo 111:2) Grandes son las obras de Jehová, Buscadas de todos los que las quieren. El Señor nos ha demostrado que el único que nos ha podido proteger, sanar, sostener, en estos tiempos de crisis es el, entonces ¿Por qué no lo buscamos?
  • Esforzados para compartir con otros el mensaje de salvación (Juan 4:35) ¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega. Con esta pandemia y todo lo que está pasando en el mundo el Señor ha tocado muchos corazones, que ya están preparados para aceptar el llamado de Dios, pero tenemos que predicarles.
  • Esforzados para seguir adelante a pesar de todo, confiando en la ayuda de nuestro Dios (Habacuc 3:17-10) Aunque la higuera no florezca, Ni en las vides haya frutos, Aunque falte el producto del olivo, Y los labrados no den mantenimiento, Y las ovejas sean quitadas de la majada, Y no haya vacas en los corrales; 18 Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación. 19 Jehová el Señor es mi fortaleza, El cual hace mis pies como de ciervas, Y en mis alturas me hace andar. Aún faltan algunos días para terminar este año 2020, NO DESMAYEMOS, confiemos en el Señor, alegrémonos en él, y confiemos que SI DIOS ES CON NOSOTROS, ¿Quién contra nosotros?