CORAZÓN DE LEÓN

TEMA: CORAZÓN DE LEÓN  

TEXTO: PROVERBIOS 30:30

En el siglo XII hubo en Inglaterra un rey llamado Ricardo I, al cual por su valentía, por sus batallas, por su carácter para enfrentar las adversidades y a sus enemigos, le dieron el nombre de Ricardo Corazón de León. 

Si las personas que conocen nuestra vida, nuestro carácter, nuestra forma de ser y nuestras actitudes ante la dificultades ¿Que nombre nos dieran? ¿Corazón de que nos llamarian? 

El versículo que hemos leído nos dice que el León es fuerte entre todos los animales, pero tiene una característica: NO VUELVE ATRÁS POR NADA.

En la palabra de Dios se nos muestra que hubo alguien que tenia un corazon de Leon: 

  • Que se enfrentó a sus enemigos, y defendio y no abandonó a sus amigos (Juan 18:1-8) 
  • Que se sometió a los planes y propósitos del Padre Celestial con valentía, sin volver atrás (Mateo 16:21)

Esa persona es NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, él es nuestro mayor ejemplo de alguien con corazón de León. 

Pero la palabra de Dios nos muestra que también nosotros como hijos de Dios NO SOMOS DE LOS QUE RETROCEDEN (Hebreos 10:38-39) 

Ahora que sabemos que tenemos el mejor ejemplo en nuestro Señor Jesucristo, y que también nosotros hemos sido llamados a no retroceder, a no volver atrás,  COMPRENDAMOS ENTONCES ¿QUE SIGNIFICA TENER UN CORAZÓN DE LEÓN? 

I) SIGNIFICA SEGUIR ADELANTE A PESAR DE LAS BURLAS Y DE LAS CRÍTICAS (LUCAS 22:63-65) 

Nuestro Señor Jesucristo tenía un propósito y un objetivo claro: Salvar a los pecadores, y para poder hacerlo tuvo que sufrir burlas, menosprecios, y críticas. 

Nosotros que tenemos en nuestro corazón el propósito de caminar en los caminos del Señor, de hacer su voluntad y que los propósitos del Señor se cumplan en nuestra vida tenemos que saber que SIEMPRE enfrentaremos, al igual que nuestro Señor Jesús, las críticas, las burlas, los comentarios sarcásticos y hasta hirientes, pero eso no debe hacernos retroceder. 

Y eso también aplica en las metas, proyectos y sueños que tenemos en nuestra vida, pues no debemos permitir que los elogios llenen nuestra cabeza de vanidad ni tampoco que las críticas llenen nuestro corazón de desánimo, tenemos que reconocer que la envidia se viste de muchas formas, pero principalmente de crítica y de burla. 

FRASE: Las personas que la pasan criticando saben como arreglar la vida de otros, pero no arreglan la de ellos mismos.

II) SIGNIFICA HACER LA VOLUNTAD DE DIOS AUNQUE ESTO MUCHAS VECES SIGNIFIQUE NO AGRADAR A LOS HOMBRES (HECHOS 5:29 / GÁLATAS 1:10) 

Lastimosamente muchos cristianos cuando están en una encrucijada, entre agradar a Dios y hacer su voluntad, o agradar a sus amigos, a sus familiares, a su compañeros de estudio o de trabajo, a sus jefes, a una pareja sentimental, eligen agradarlos a ellos antes que al Señor. 

Pero tenemos que tener bien claro algo en nuestro corazón, no son ellos en realidad quienes nos están tratando de convencer de darle la espalda al Señor, sino nuestro verdadero enemigo, satanás (Efesios 6:12) 

Muchas veces satanás pondrá hasta tu propia familia en contra tuya por causa del Señor (Mateo 10:34-36) 

Tenemos que orar de la misma manera que oró nuestro Señor Jesucristo (Lucas 4:8) en nuestra vida a pesar de todo la mejor decisión que podemos tomar como cristianos es preferir siempre agradar a Dios antes que a los hombres, quien quiera que estos sean. 

III) SIGNIFICA NO RENUNCIAR NI RENDIRSE A PESAR DE LAS DIFICULTADES (1 CRONICAS 28:20) 

El rey David le dijo a su hijo Salomón que no tuviera temor ni desmayara, pues esas son las principales causas que nos hacen volver atrás y renunciar, el temor y el desánimo. 

Tenemos que saber que en el camino de nuestra vida cristiana siempre vamos a encontrar motivos para desanimarnos y para sentir temor: 

  • El mal testimonio de nuestros hermanos en Cristo.
  • Los errores y debilidades de nuestros pastores.
  • Los problemas, las crisis, las pérdidas y las enfermedades que podemos enfrentar en la vida.
  • Los afanes, las tentaciones, las deudas, y nuestras propias debilidades. 

Cada vez que sentimos que no podemos más, cada vez sentimos que hay muchos motivos para que el  temor o el desánimo llene nuestro corazón ¿que tenemos que hacer?  TENEMOS QUE RECORDAR QUE HAY GRANDES MOTIVOS PARA NO RENDIRNOS Y PARA SEGUIR (ISAÍAS 41:10 Y 13) 

Deja un comentario