ESTUDIO BÍBLICO, APOLOGÉTICA CRISTIANA I PARTE: ¿POR QUE ES IMPORTANTE DEFENDER LO QUE HEMOS CREÍDO Y CÓMO PODEMOS HACERLO?

ESTUDIO BÍBLICO, APOLOGÉTICA CRISTIANA I PARTE: ¿POR QUE ES IMPORTANTE DEFENDER LO QUE HEMOS CREÍDO Y CÓMO PODEMOS HACERLO? 

TEXTO: 1 PEDRO 3:14-15

{{
}}

Este día comenzamos una nueva serie de estudios Bíblicos denominada: APOLOGETICA CRISTIANA, en la cual vamos a comprender lo que significa la apologética, cual es su importancia, y estudiaremos la base de nuestra fe, de nuestra doctrina cristiana, para poder defender lo que hemos creído. 

Como cristianos tenemos que tener bien claro algo: Todos tarde o temprano seremos cuestionados, atacados, y hasta ridiculizados por causa de nuestra fe en Cristo ya que para muchas de las personas que no han conocido a Cristo, el evangelio , nuestra doctrina y nuestra fe son locuras (Hechos 26;24 / 1 Corintios 1:18 y 1 Corintios 2:14) 

Es por eso que es muy importante la apologética cristiana, pero comprendamos primeramente que es la APOLOGÉTICA: viene de una palabra griega que significa fundamentalmente “dar una defensa”, por lo  tanto la apologética cristiana es dar una defensa sólida y razonada de las verdades centrales de la fe y la doctrina cristiana.

Ahora que ya conocemos lo que significa la apologética cristiana, respondamos DOS PREGUNTAS MUY IMPORTANTES: 

I) ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA APOLOGÉTICA CRISTIANA? 

Tenemos que saber que en nuestro caminar en la vida cristiana nos encontraremos con muchas personas escépticas, personas incrédulas que ponen en duda la existencia de Dios, también encontraremos muchos críticos que dudan de la inspiración y la veracidad de la Biblia, también podemos encontrarnos con los falsos maestros que promueven doctrinas falsas y niegan las verdades claves de la fe cristiana e igualmente encontraremos también personas que tienen un sincero deseo de conocer la  verdad, 

Por lo tanto la apologética cristiana es importante para: 

  • Hacer volver al camino de DIos a aquellos que se han extraviado de la verdad por las falsas doctrinas (Santiago 5:19-20)  
  • Para que por medio de la sana doctrina y la evidencia Bíblica podamos convencer a los que dudan (Judas 1:21-22) 
  • Para presentar defensa basada en la palabra de Dios para convencer a los que contradicen lo que hemos creído (Tito 1:9)  
  • Para dejar en evidencia las falsas doctrinas que muchas veces son introducidas encubiertamente en la iglesia por medio de falsos maestros (2 Pedro 2:1) 

II) ¿QUE NECESITAMOS PARA PRESENTAR DEFENSA DE NUESTRA FE? ¿CÓMO PODEMOS HACERLO? (1 PEDRO 3:14-15)

Definitivamente que no todo cristiano tiene que ser un experto en la apologética, pero sí es importante es que cada cristiano,debe saber lo que cree y porque lo cree, saber cual es la base de su fe y de su doctrina para poder compartirlo con otros, y poder defender su fe contra las mentiras y los ataques.

En el texto se nos dice que no tenemos que tener temor ni sentirnos conturbados (CONTURBAR: Alterar el ánimo de una persona de manera que pierda la serenidad y que no acierte ni siquiera a hablar) y muchas veces nos sentimos así cuando alguien cuestiona, critica o ataca nuestra doctrina, y es porque nos falta algo que en la vida cristiana es muy importante: EL CONOCIMIENTO de la palabra de Dios y de la sana doctrina. (Filipenses 1:9) 

Tenemos que comprender una verdad muy importante: NO PODEMOS DEFENDER LO QUE NO CONOCEMOS. Y ¿que necesitamos para poder recibir ese conocimiento de la palabra de la palabra de Dios y de la sana doctrina en nuestra vida? 

  • Necesitamos estar siempre dispuestos a aprender, nunca llegar a pensar que ya lo sabemos y lo conocemos todo sobre la palabra de Dios (Santiago 3:1 / 1 Corintios 8:2) 

¿CÓMO PODEMOS HACERLO? ¿Cómo podemos presentar defensa de nuestra fe cuando sea necesario?

  • Tenemos que hacerlo con mansedumbre y respeto (1 Pedro 3:15) No debemos atacar ni ofender, recordemos que el evangelio no se trata de ganar discusiones sino de ganar almas para Cristo. 
  • Tenemos que hacerlo sin pelear, sin dejarnos llevar por el enojo o queriendo imponer nuestra opinión con soberbia, debemos de recordar que la palabra de Dios no es para pelear sino para edificar (Romanos 14:1) 
  • Tenemos que hacerlo con sabiduría, sin atacar, sin burlas ni menosprecios sino con amor y autoridad del Señor (Hechos 17:22-25) 

CONCLUSIÓN: Ya vimos lo importante que es la apologética cristiana y cómo podemos hacer para defender nuestra fe y nuestra doctrina, en los próximos estudios aprenderemos las bases bíblicas de nuestras principales doctrinas.

Deja un comentario