DOS VIRUS DE LOS QUE TAMBIÉN NOS TENEMOS QUE CUIDAR

TEMA: DOS VIRUS DE LOS QUE TAMBIÉN NOS TENEMOS QUE CUIDAR 

TEXTO: PROVERBIOS 7:7-18

{{
}}

Hoy en día todos nos estamos cuidando mucho de contagiarnos con el Coronavirus, hacemos todo lo posible por no llegar a contagiarnos pues ese virus puede llegar a ser mortal. 

Pero este día vamos a hablar sobre dos virus que también son muy destructivos y pueden llegar a ser mortales, y les estamos llamando virus porque contaminan, porque enferman nuestra alma y nuestro corazón, esos dos virus son: EL ADULTERIO Y LA FORNICACIÓN. 

El capítulo 7 de Proverbios nos habla de las artimañas de la ramera, es decir todo aquello que el enemigo hace para hacernos caer en los pecados de índole sexual, pero comprendamos primeramente que significa la palabra ARTIMAÑA: Acción hábil, disimulada y generalmente malintencionada, para conseguir algo.

El enemigo actúa de manera hábil, astuta, disimulada y malintencionada, es por eso por lo que tenemos que cuidarnos y estar preparados para reconocer esas artimañas en nuestro diario vivir: 

Cómo se manifiestan esas artimañas en contra de nuestra vida para hacernos caer en adulterio y en fornicación: 

I) LA OPORTUNIDAD PECAMINOSA SALDRÁ A NUESTRO ENCUENTRO, NO NECESITAMOS BUSCARLA (VS 7-10) Vi entre los simples,Consideré entre los jóvenes, A un joven falto de entendimiento, 8 El cual pasaba por la calle, junto a la esquina, E iba camino a la casa de ella, 9 A la tarde del día, cuando ya oscurecía, En la oscuridad y tinieblas de la noche. 10 Cuando he aquí, una mujer le sale al encuentro, con atavío de ramera y astuta de corazón. Nosotros podemos tener la intención y la decisión de no caer, de mantenernos alejados de todo aquello que nos puede hacer caer, pero aunque no lo busquemos la tentación, la oportunidad, saldrá a nuestro encuentro, y es ahí donde nuestro temor de Dios y nuestra fortaleza espiritual se ponen a prueba. 

II) LA TENTACIÓN APARECE DISFRAZADA, CON ATAVÍO DE LIBERTAD, DE DIVERSIÓN SIN COMPROMISOS, SIN ATADURAS (VS 10b -12) Cuando he aquí, una mujer le sale al encuentro,Con atavío de ramera y astuta de corazón.11 Alborotadora y rencillosa, Sus pies no pueden estar en casa; 12 Unas veces está en la calle, otras veces en las plazas,Acechando por todas las esquinas. El texto nos muestra más adelante que esa mujer estaba casada, pero se atavío de ramera, se disfrazó, aparento ser una mujer libre, que no quiere compromisos sino diversión, y eso exactamente nos ofrece falsamente el pecado de adulterio y fornicación, placer sin compromiso, placer sin ataduras, pero LO QUE NO PUEDE OFRECER ES PECADO SIN CONSECUENCIAS. 

III) SATANÁS ES TAN DESCARADO QUE AUN DENTRO DE LOS CAMINOS DE DIOS TRATARÁ DE HACERNOS CAER (VS 13-15) Se asió de él, y le besó. Con semblante descarado le dijo: 14 Sacrificios de paz había prometido,Hoy he pagado mis votos; 15 Por tanto, he salido a encontrarte, Buscando diligentemente tu rostro, y te he hallado. Esa era una mujer religiosa, que se preocupaba por cumplir la ley y las tradiciones, pero que no se preocupaba por agradar a Dios, y aun dentro de los caminos de DIos podemos encontrar hombres y mujeres así, que descaradamente usan la espiritualidad como pretexto para la carne, para el pecado, y no nos debe extrañar pues aun satanás se viste como ángel de luz. 

IV) EL ADULTERIO Y LA FORNICACIÓN SE PRESENTAN DE UNA FORMA TAN ATRACTIVA QUE MUCHAS VECES NO PENSAMOS EN SUS DURAS CONSECUENCIAS (VS 17-23) He perfumado mi cámara con mirra, áloes y canela. 18 Ven, embriaguémonos de amores hasta la mañana; Alegrémonos en amores. 19 Porque el marido no está en casa; Se ha ido a un largo viaje. 20 La bolsa de dinero llevó en su mano; el día señalado volverá a su casa.21 Lo rindió con la suavidad de sus muchas palabras, Le obligó con la zalamería de sus labios. 22 Al punto se marchó tras ella, Como va el buey al degolladero, Y como el necio a las prisiones para ser castigado; 23 Como el ave que se apresura a la red, Y no sabe que es contra su vida, Hasta que la saeta traspasa su corazón. La propuesta de esa mujer fue tan atractiva, tan irresistible, que ese joven fue vencido, pero aunque en la sociedad pudieran verlo como un conquistador, como un joven digno de admirar por su conquista, pero el Señor nos dice que es todo lo contrario, es alguien derrotado por en pecado, un necio, un prisionero del pecado, y alguien que sufrirá duras consecuencias.


EN CONCLUSIÓN (vs 24-27) Ahora pues, hijos, oídme, Y estad atentos a las razones de mi boca.25 No se aparte tu corazón a sus caminos; No yerres en sus veredas. 26 Porque a muchos ha hecho caer heridos, Y aun los más fuertes han sido muertos por ella. 27 Camino al Seol es su casa, Que conduce a las cámaras de la muerte. No debemos confiarnos ni descuidarnos, debemos cuidarnos mucho porque estos virus del adulterio y de la fornicación ha hecho caer aun hasta los más fuertes, pero no debemos rendirnos, porque con el Señor en nuestro corazón podemos ser más que vencedores, aun sobre las artimañas del enemigo.

Deja un comentario