QUE TU LUZ NO SEAN TINIEBLAS

TEMA:  QUE TU LUZ NO SEAN TINIEBLAS

TEXTO: MATEO 6:22-23

{{
}}

La luz negra es como se le conoce a la luz ultravioleta, este tipo de luz tiene la característica que solamente una pequeña porción de ella es visible ya que las lámparas de luz negra al fabricarlas les agregan algunos elementos químicos que sirven de pantalla, para que la luz sea bloqueada y que la luz no brille a través de ellas.

Estas características de las lámparas de luz negra se podrían aplicar a la vida de muchos cristianos, ya que la palabra de Dios nos dice que somos luz en este mundo, pero lastimosamente esa luz no se nota pues hay algo que está bloqueando esa luz del Señor en sus vidas, como por ejemplo el avergonzarnos del evangelio, la mundanalidad, es decir el querer vivir como el mundo siendo hijos de Dios. 

Nuestro Señor Jesucristo dejó bien claro que la lámpara del cuerpo es el ojo, y si nuestra mirada está en las cosas del mundo, en los placeres del mundo, en el materialismo, en la mundanalidad, entonces nuestra lámpara se convierte en luz negra, o como lo dijo nuestro Señor Jesucristo: ‘…la luz que en ti hay es tinieblas’

I) ¿PORQUE TENEMOS QUE CUIDARNOS DE NO REFLEJAR ESA LUZ QUE ES TINIEBLAS EN NUESTRA VIDA?

  • PORQUE NO ESTARÍAMOS CUMPLIENDO EL PROPÓSITO DE DIOS EN NUESTRA VIDA (MATEO 5:16) El Señor quiere que la luz de su presencia en nosotros sea notoria donde quiera que vayamos, con nuestro estilo de vida, y no con nuestras palabras solamente sino con nuestras obras, con nuestra manera de vivir, que la luz de Cristo en nosotros brille en medio de las tinieblas de desánimo, de desesperanza, de vida sin sentido, que muchas personas en el mundo están viviendo. 
  • PORQUE TRATAR DE OCULTAR O TAPAR NUESTRA LUZ SERÍA AVERGONZARNOS DEL EVANGELIO Y DEL SEÑOR (MATEO 5:14-15) Estas palabras de nuestro Señor Jesucristo nos dicen que la luz del Señor no se puede ocultar ni tratar de que brille menos cubriendola con algo, lastimosamente hay muchos cristianos que quieren vivir su cristianismo en ‘secreto’ , no quieren que su familia o sus amigos se enteren que son cristianos, quieren pasar inadvertidos, pero eso significa avergonzarnos del Señor y del evangelio, y la palabra de Dios nos dice: NO ME AVERGUENZO DEL EVANGELIO, PORQUE ES PODER DE DIOS (Romanos 1:16) 
  • PORQUE BRILLANDO PARA EL MUNDO SOMOS UNO MÁS, EL SEÑOR QUIERE QUE MARQUEMOS LA DIFERENCIA BRILLANDO PARA ÉL (JEREMÍAS 15:19) Muchas personas brillan para el mundo, aun siendo cristianos, sus talentos, sus dones, sus capacidades, las hacen brillar para el mundo, pero son uno más y nuestro Señor Jesucristo NO nos ha llamado a cada uno de nosotros a ser uno más, sino a marcar la diferencia, a demostrar que con Cristo podemos ser diferentes, podemos ser verdaderamente felices y tener una vida abundante de gozo, paz y esperanza. 

II) ¿QUE TENEMOS QUE HACER PARA DEJAR BRILLAR LA LUZ DEL SEÑOR EN NUESTRA VIDA?

  • RECONOCE QUE TU LUZ PUEDE MOLESTAR A OTROS PERO NO DEJES DE BRILLAR PARA AGRADAR AL MUNDO, BRILLA PARA AGRADAR A DIOS (ÉXODO 34:29-35) Muchas veces nuestro estilo de vida por ser diferente a los demás puede molestar a algunos, podemos ser criticados, podemos ser menospreciados o rechazados, pero NO DEJES DE BRILLAR, aunque tu luz moleste a algunos, brilla para el Señor, para su gloria donde quiere vayas. 
  • NO DEJEMOS OPACAR LA LUZ DEL SEÑOR EN NUESTRA VIDA CON NUESTRA FALTA DE COMUNIÓN CON DIOS (2 TIMOTEO 1:6) Esto es una ley natural, menos fuego significa menos luz, si queremos brillar para la gloria de Dios no tenemos que descuidar nuestra comunión con el Señor, avivemos la llama cada dia, por medio de la oración, la adoración y la lectura de su palabra. 
  • QUITEMOS TODO AQUELLO QUE NO PERMITE QUE LAS PERSONAS PUEDAN VER LA LUZ DE CRISTO EN NOSOTROS (MARCOS 4:21) ¿Cómo podemos hacer eso? Cuidando nuestro testimonio, pues muchas veces las personas no pueden ver la luz del Señor, porque la está cubriendo nuestro mal carácter, nuestra soberbia, nuestros vicios y nuestro estilo de vida que no agrada a Dios. 

CONCLUSIÓN: Tenemos que procurar cada día brillar con luz del Señor, que nuestra luz no sean tinieblas, no brillemos con luz negra, brillemos con la luz que Cristo ha puesto en nuestra vida, porque el que tiene a Cristo tiene la luz del Señor en él.

Deja un comentario