ESTUDIO BÍBLICO, ¿CÓMO SER LIBRES? I PARTE: ¿CÓMO SER LIBRES DEL TEMOR?

ESTUDIO BÍBLICO, ¿CÓMO SER LIBRES? I PARTE: ¿CÓMO SER LIBRES DEL TEMOR? 

TEXTO: JUAN 8:36  

{{
}}

Estamos comenzando un nuevo mes, hemos llegado al noveno mes del año, y en septiembre en muchos paises de latinoamerica celebramos nuestra independencia patria. 

Es un mes muy especial pues recordamos esas gestas heroicas en las cuales hombres y mujeres valientes entregaron hasta su vida para lograr la libertad para sus pueblos. 

Hace más de dos mil años alguien entregó su vida y hasta la última gota de su sangre para darnos libertad, no solamente a un país, sino a cada uno de nosotros, y esa persona fue nuestro Señor Jesucristo con su sacrificio en la cruz. 

Desde el momento que confesamos a Jesús como el Señor de nuestra vida la libertad de Cristo se vuelve una realidad en nosotros, y así como lo dice el texto que hemos leído para comenzar, hemos sido libertados por el hijo de Dios y por eso somos verdaderamente libres. 

Pero lastimosamente en nuestra vida muchas veces a pesar de que Cristo nos ha hecho libres, podemos volver a esclavizarnos y dejamos de disfrutar la verdadera libertad que el Señor nos ha dado, y es por eso que la palabra de Dios nos hace un llamado a cada uno de nosotros (Gálatas 5:1). En este texto la palabra clave es OTRA VEZ. Él Señor no quiere que ninguno de sus hijos este otra vez en esclavitud pues él nos ha pagado con su sangre el precio de nuestra libertad.

ESTE DIA VAMOS A ESTUDIAR ALGO QUE HA LOGRADO QUE MUCHOS CRISTIANOS ESTEN OTRA VEZ EN ESCLAVITUD: EL TEMOR. 

No podemos negar que esta época que estamos viviendo tan llena de cambios y de riesgos y de situaciones complicadas es normal llegar a sentir temor, lo que no es normal es vivir esclavizado por el temor. 

¿MIEDO O TEMOR? el miedo y el temor son dos emociones naturales en los seres humanos, pero producen reacciones diferentes en nuestras vidas.

El miedo es una emoción natural que nos protege de un peligro real. Sin embargo, el temor es una emoción que nos hace evitar o huir de situaciones de peligro que muchas veces solamente están en nuestra mente,  es decir pueden ser riesgos o peligros que no son reales , en pocas palabras podemos decir que el miedo PROTEGE pero el temor, LIMITA.

Eso es exactamente lo que la palabra de Dios nos enseña (Proverbios 29:25) el temor se convierte en un lazo para nuestra vida que muchas veces no nos deja avanzar, no nos deja dar pasos de fe, no nos permite disfrutar o aprovechar las oportunidades de bendición que Dios trae a nuestra vida. 

Vivir esclavizados al temor o al miedo trae consecuencias negativas a nuestra vida que como hijos de Dios tenemos que evitar.

  • Afecta a la forma en la que percibimos la realidad, todo nos parece inseguro, peligroso, lleno de riesgos, dañino para nuestra vida.
  • Afecta al modo como respondemos o actuamos ante esa realidad que nosotros percibimos: vivimos quejándonos tomando un papel de víctima, podemos volvernos controladores  intentando controlar por nuestros medios la situación, o podemos volvernos agresivos, imprudentes, y temerarios queriendo demostrar que no nos afecta esa realidad que estamos enfrentando. 
  • Vivimos siempre en una actitud de vigilancia, de sobreprotección, de hiper cuidado, que llena nuestro corazón y él de nuestra familia de estrés, de ansiedad y de angustia. 

¿Cómo podemos entonces ser libres de este temor que está esclavizando o limitando nuestra vida? 

TENEMOS QUE COMPRENDER PRIMERAMENTE QUE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO NUNCA NOS LLAMÓ A UNA NEGACIÓN DE LA REALIDAD, SINO A CONFIAR EN SU VICTORIA SOBRE ESA REALIDAD ( JUAN 16:33) 

¿Vivimos tiempos inseguros, peligrosos, inestables, llenos de aflicción?, SI exactamente, no podemos negar esa realidad, pero tenemos que confiar en nuestro Dios, confiar que su todos esos problemas, que todas esas situaciones de enfermedad, de amenazas, de peligros, ya fueron vencidas por él en la cruz, todos esos son enemigos, fuertes, poderosos, peligrosos, pero SON ENEMIGOS VENCIDOS! 

I) A PESAR DE LOS TIEMPOS DIFÍCILES Y DE LAS AFLICCIONES QUE HAY EN EL MUNDO, PODEMOS SER LIBRES DEL TEMOR PORQUE DIOS ESTÁ CON NOSOTROS (ISAÍAS 41:10) 

Muchas veces lo que llena de temor nuestro corazón no son solamente las situaciones difíciles o los peligros, sino pensar que estamos solos, que nadie puede ayudarnos. 

Pero qué maravilloso es que nuestro Dios nos dice: NO TEMAS YO ESTOY CONTIGO, pase lo que pase, venga lo que venga, el Señor está con nosotros. 

Para vencer el temor y ser libre de él tenemos que hacer real en nuestra vida la presencia de Dios, tenemos que tener la plena convicción que él está con nosotros aunque no lo veamos, aunque no lo escuchemos audiblemente, y muchas veces aunque no lo sintamos.

Su presencia no depende de los que vemos, ni de lo que oímos, ni de los que sentimos, su presencia es segura PORQUE ÉL LO HA PROMETIDO, Y SI ÉL LO DIJO ES REAL (Mateo 28:20) 

II) A PESAR DE LOS TIEMPOS DIFÍCILES Y DE LAS AFLICCIONES QUE HAY EN ÉL MUNDO, PODEMOS SER LIBRES DEL TEMOR NO OLVIDANDO QUIEN ES NUESTRO PADRE (ROMANOS 8:15) 

Muchos cristianos vivimos tan llenos de aflicción, tan llenos de angustia, tan llenos de ansiedad y de temor, que cualquiera pensaría que se nos ha olvidado quien es nuestro Padre. 

Esa anécdota de ese niño que va en el avión y de repente hay muchas turbulencias, mucha lluvia, y parece que todo se está descontrolando pero él permanece muy tranquilo, pues su papá es el piloto, aplica muy bien en estos tiempos que estamos enfrentando. 

Tenemos que hacer una “Ecuación espiritual” A pesar de los problemas y aflicciones DIOS TIENE EL CONTROL y si Dios tiene el control y yo soy su hijo, ¿Porque me angustio? Él tiene cuidado de nosotros. 

CONCLUSIÓN: Para ser libres de temor, tenemos que dejar de vivir por vista, tenemos que aprender a vivir confiando que DIOS SIEMPRE ESTÁ CON NOSOTROS (Deuteronomio 20:1)

Deja un comentario