LOS MEJORES “TE” QUE NUESTRA FAMILIA NECESITA

TEMA: LOS MEJORES “TE” QUE NUESTRA FAMILIA NECESITA

 

{{
}}

TEXTO: GENESIS 12:2

DESCARGA EN PDF: LOS MEJORES “TE” QUE NUESTRA FAMILIA NECESITA

No podemos negar que en estos días de pandemia las familias se han vuelto expertas en preparar todo tipo de tés ya sea para prevenir como también para combatir el coronavirus, y abundan las recetas con diferentes ingredientes tales como el jengibre, el ajo, la cebolla morada, los limones, la miel, etc, etc.

 

Seguramente algunos de esos tés funcionan para mejorar la salud de la familia, y quizás algunos otros no tanto, pero este dia vamos a reflexionar sobre algunos TE que SI FUNCIONAN, no solamente en tiempos de pandemia sino en todo tiempo, son TE que nos van a ayudar a mantener la armonia , la paz y la bendición en la familia.

 

Veamos por medio de la palabra de Dios a cuales TE nos estamos refiriendo:

 

I) TE PERDONO (EFESIOS 4:31-32)

 

Verdaderamente en muchas familias hoy en día abundan las actitudes que nos menciona el vs 31: amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y malicia, es decir malas intenciones.

 

Y todo esto causado por el resentimiento que hay en el corazón de algunos miembros de la familia, puede ser entre los padres de familia o entre los hijos e hijas, y ese resentimiento viene producido por la falta de perdón, por negarnos a pasar por alto la ofensa, por negarnos a dejar de lado el orgullo y ser humildes para pedir perdón o para perdonar.

 

Tenemos que tener claro que la verdadera armonia viene por medio del perdón, pues si no hay perdón sincero entonces no hay armonia ni reconciliación verdadera sino HIPOCRESÍA, y lastimosamente es la forma en la que muchas familias conviven, bajo un ambiente tenso y con actitudes de indiferencia y palabras hirientes.

 

Es por eso que la palabra de Dios nos llama a ser benignos, es decir a procurar lo bueno para nuestra familia, y es por eso que lo primero que tenemos que hacer es tener la humildad y la valentía de decir: TE PERDONO, así como Cristo nos ha perdonado a nosotros.

 

Pero como lo vemos en el vs 32, ese perdón tiene que ser recíproco para que funcione.

 

II) TE QUIERO ESCUCHAR (PROVERBIOS 15:31)

 

Tenemos que comprender que OIR Y ESCUCHAR son dos cosas diferentes, y nosotros en la familia tenemos que aprender a escucharnos y no solamente conformarnos a oír lo que los demás dicen.

 

Las abuelas decían que cuando alguien está hablando y no se le pone atención era como “Oír llover” y lastimosamente esa es la manera como nos relacionamos hoy en día en muchas familias, sin poner atención a lo que nos quieren decir.

 

Escuchar significa ‘poner atención o aplicar el oído para oír algo o a alguien, por tanto, la acción de escuchar es voluntaria e implica intención por parte de la persona, a diferencia de oír, que significa, sin más, ‘percibir por el oído un sonido o lo que alguien dice”

 

Para poder poner en práctica el TE QUIERO ESCUCHAR , necesitamos tomar algunas acciones muy importantes de nuestra parte:

 

Deja tu teléfono celular, aparte que es de mala educación estar mirando el celular cuando alguien nos está hablando, también le estamos dando a entender a la persona que nos habla que no nos interesa lo que nos está diciendo.

 

No respondas antes de que la otra persona termine de hablar, tenemos que aprender a callar mientras los demás hablan, aprender a poner atención a lo que nos quieren decir , aún la palabra de Dios nos dice que es de “fatuos” o de tontos responder antes de oír lo que nos quieren decir (Proverbios 18:13)

 

Seamos tolerantes, es decir escuchemos para ENTENDER a la otra persona, no solamente para RESPONDER y ganar una discusión, como familia tenemos que tener la intención en nuestro corazón de comprender los sentimientos y necesidades de los demás y para ello necesitamos empatía.

 

III) TE AMO, CON TUS DEFECTOS Y VIRTUDES (EFESIOS 4:2)

 

Solamente en este pequeño texto se nos enseñan CINCO PALABRAS que no pueden faltar en una familia y en un matrimonio para poder vivir en armonía y paz : Humildad, mansedumbre, soportarse con paciencia, y amor.
Esto nos muestra que para vivir como verdadera familia no es algo fácil, se requiere esfuerzo y la decisión de amarse, no solamente por las virtudes y los momentos bonitos, sino también a pesar de los defectos y debilidades nuestras y de nuestros prójimos.

 

En las relaciones humanas en general tenemos que comprender que nosotros no tenemos la capacidad de obligar a nadie a cambiar, y si no estamos dispuestos a aceptar a las personas tal como son entonces tenemos que tomar una decisión: ALEJARNOS de ellas.

 

Pero en el caso de nuestra familia como cristianos tenemos que tomar una decisión: AMARLOS, y eso significa cambiar nosotros aprendiendo a aceptar sus defectos y debilidades, recordemos una cosa muy importante: Las personas tienen que llegar a ser a la medida de Cristo, no a la medida que nosotros queramos que sean.

 
CONCLUSIÓN: Verdaderamente estos tres “TE” nos ayudarán a vivir en familia en verdadera armonia y paz, y lo mejor de todo es que no tienen ningún precio, están disponibles para todos y traen grandes beneficios. PRUEBALOS HOY EN TU FAMILIA.

Deja un comentario