LO QUE NO TE HAN CONTADO DE LA INFIDELIDAD MATRIMONIAL

TEMA: LO QUE NO TE HAN CONTADO DE LA INFIDELIDAD MATRIMONIAL

 

{{
}}

TEXTO: PROVERBIOS 6:32

DESCARGA EN PDF: _LO QUE NO TE HAN CONTADO DE LA INFIDELIDAD MATRIMONIAL

Satanás es un experto en mentiras, y una de las formas de engañarnos es por medio de las verdades a medias, lo cual es como una publicidad engañosa, ya que satanás siempre nos cuenta una historia de las infidelidades que las hace ver muy atractivas, llenas de emoción, de romanticismo, de amor, etc. 

 

Pero no nos muestra la historia completa, no nos muestra los verdaderos efectos o consecuencias del adulterio en el matrimonio, en la familia, y en nuestra vida espiritual.

 

Pero en la palabra de Dios si podemos encontrar la historia completa, la historia verdadera de los que viven en adulterio, de los que se enredan en relaciones de infidelidad, y es por eso que se nos dice que los que cometen adulterio son faltos de entendimiento. 

 

Veamos este versículo en otras versiones para que lo podamos comprender aún mejor: 

 

Versión Dios habla Hoy : ¡Qué imprudente es el que anda con la mujer ajena!

¡El que lo hace se destruye a sí mismo!

 

Versión NVI (Nueva Versión Internacional) Pero al que comete adulterio le faltan sesos; el que así actúa se destruye a sí mismo.z 

 

Versión Palabra de Dios para Todos: Pero el que se acuesta con la mujer de otro es un torpe, se destruye a sí mismo.

 

Veamos ahora esa otra historia que satanás NO muestra en las relaciones de adulterio, VEAMOS LO QUE NO TE HAN CONTADO DE LA INFIDELIDAD MATRIMONIAL : 

 

I) EL ADULTERIO CORROMPE NUESTRA ALMA (VS 32) 

 

Una persona puede tomar todas las medidas de prevención para una relación de infidelidad matrimonial, para evitar embarazos, para evitar enfermedades, para evitar ser descubiertos, pero NUNCA podrá evitar que su alma se corrompa, pues el adulterio corrompe el alma, la intoxica de lujuria, de mentira, de culpabilidad, de insensibilidad, etc

 

Tenemos que comprender que el adulterio y la fornicación significa contaminar el templo del Espíritu Santo que somos cada uno de nosotros como hijos de Dios. (1 Corintios 6:18-19) 

 

II) DIOS PERMITE QUE NUESTRAS INFIDELIDADES SE CONVIERTAN EN NUESTRA PROPIA DISCIPLINA Y CASTIGO (PROVERBIOS 22:14 / ECLESIASTÉS 7:26)

 

Todos aquellos que insisten en continuar viviendo en una relación de infidelidad matrimonial piensan equivocadamente que pueden burlarse de Dios, que nada pasara, que pueden manejar la situación y dejarla cuando les dé la gana, pero no es así. 

 

La palabra de Dios nos declara que el mismo pecado de adulterio se convierte en nuestras cadenas, en nuestra disciplina y en nuestro castigo. 

 

Con toda seguridad todos hemos conocido historias de personas que su peor decisión fue haberse enredado en un relación de adulterio. 

 

III) LA INFIDELIDAD MATRIMONIAL ES SIEMPRE UNA HISTORIA SIN FINAL FELIZ (PROVERBIOS 5:7-11) 

 

Tenemos que saber que muchas personas creen que las relaciones de infidelidad matrimonial son como los cuentos de hadas, que todos terminan felices, pero eso no es así, es una mentira de satanás, pues como lo dice el texto que hemos leído, esas relaciones al final traen duras consecuencias, y algunas de ellas nunca se pueden restaurar ni resolver (Proverbios 6:27-29) 

 

  • Traen heridas y vergüenza (Proverbios 6:33a) tanto en el corazón de las personas involucradas en las relaciones de adulterio como para los cónyuges de ellos. 

 

  •  Es una ofensa que no será olvidada (Proverbios 6:33b) una infidelidad es una afrenta en contra de nuestro cónyuge, y una afrenta es insulto que ofende gravemente a una persona por atentar contra su dignidad, destruye nuestra credibilidad, daña la mente y el corazón y es una herida que deja dolorosas cicatrices que no se olvidan o que son muy difíciles de olvidar.

 

  • Produce celos y contiendas y una vida relación matrimonial muy conflictiva (Proverbios 6:34) Las infidelidades producen celos y conflictos en el matrimonio, llevan a muchos a querer buscar venganza, a tratar de dañar así como ellos han sido dañados,  los celos causados por una infidelidad pueden ser usados por el enemigo para causar mucho daño (Cantares 8:6) 

 

  • Son ofensas que muchas veces no son perdonadas (Proverbios 6:35) Lastimosamente hay personas que sienten que no tienen la capacidad de perdonar, o que no están dispuestas a hacerlo, y la relación se destruye por la falta de perdón, ya que una reconciliación comienza con el perdón. 

 

¿QUE TENEMOS QUE HACER ENTONCES? Si ya vimos y comprendimos la historia que no nos habían contado sobre la infidelidad matrimonial tenemos que ser sabios y evitarlas, huir de esas relaciones, no caer en ellas (Proverbios 7:1-5) 

 

Pero si estamos enredados en una relación de infidelidad lo que tenemos que hacer urgentemente es arrepentirnos y cortar esa relación, apartarnos por completo de esa persona (Proverbios 28:13) 

 

Pero si a pesar de lo que hoy la palabra de Dios nos ha enseñado sobre la verdadera historia de las relaciones de infidelidad insistimos en continuar enredados en ella, solamente queda esperar que se cumpla lo que nos dice el Proverbio 29:1 ”…El hombre que reprendido endurece la cerviz, De repente será quebrantado, y no habrá para él medicina…”

 

Deja un comentario