LEVANTÉMONOS DE LAS CENIZAS

TEMA: LEVANTÉMONOS DE LAS CENIZAS

 

{{
}}

TEXTO: JOB 2:7-8

DESCARGA EN PDF: LEVANTÉMONOS DE LAS CENIZAS (1)

Seguramente ver a Job sentado en medio de la ceniza era comprender cómo este hombre se sentía en su interior, después de haberlo perdido todo, una enfermedad terrible azotó su cuerpo, verdaderamente Job estaba pasando por el fuego y sentía que lo único que le quedaba de su vida era nada más cenizas.

 

Nosotros como hijos de Dios podemos pasar por el fuego en determinados momentos de nuestra vida, son situaciones de crisis, de angustia, de aflicción, de dolor, y tenemos que saber que en la palabra de Dios ser pasado por el fuego significa:

 

  • PURIFICACIÓN: (Números 31:22-23) el fuego es usado por el Señor para purificar nuestra vida de todas aquellas cosas que afectan nuestra relación con Dios, tenemos que saber que para el Señor nuestra vida es una joya que está siendo limpiada para su gloria (Malaquías 3:2-3)

 

  • PRUEBA (1 Corintios 3.11-14) El fuego de prueba revela lo que hay verdaderamente en nuestra vida, el fundamento de nuestra fe, en quien está puesta nuestra confianza. 

 

  • JUICIO: (Isaías 30:27) El fuego viene por el pecado, podemos llamarle consecuencia, castigo, disciplina, juicio, pero como sea que le queramos llamar lo importante es comprender que Dios está tratando directamente con el pecado de nuestra vida. 

 

Pero como hijos de Dios tenemos una promesa la cual tenemos que primeramente creerla y también comprender lo que el Señor nos ha prometido para nuestra vida (Isaías 43:1-2) 

 

  • Cuando pases: Es decir es un tiempo determinado, no vamos a permanecer en la prueba, vamos a salir del fuego. 

 

  • Cuando pases también significa que la prueba es personal, es un trato individual, en el cual el Señor está obrando directamente en nuestra vida. 

 

  • No te quemarás ni llama arderá en ti, el Señor nos está diciendo que no nos va a destruir, que aunque pasemos por el fuego, por la angustia, por la aflicción él nos sacará y nos protegerá, PERO tenemos que comprender que hay cosas en nuestra vida que si pueden quemarse o destruirse, terminar o perderse en la prueba del fuego, y esto puede ser nuestra economía, nuestro matrimonio, trabajo, negocio, posesiones materiales, etc. 

 

SI ESTAS EN CENIZAS POR HABER PASADO POR EL FUEGO, ES NECESARIO QUE COMPRENDAS ALGUNAS ENSEÑANZAS MUY IMPORTANTES QUE LA PALABRA DE DIOS NOS MUESTRA:

 

I) SI PASAMOS POR EL FUEGO COMO UNA PRUEBA DE NUESTRA FE, DE ESAS CENIZAS EL SEÑOR TE LEVANTARA PARA BENDICIÓN (JOB 42:10-13)

 

El Señor levantó de las cenizas a Job, y lo levantó para su bendición, Job fue restaurado por el Señor, fue consolado por él y fue prosperado. 

 

Nosotros como hijos de Dios tenemos que confiar que así como el Señor bendijo a Job después de haber pasado por el fuego así también lo hará con nosotros, tienes que confiar que nuestro Dios no te deja en las cenizas, él te levantará, él te restaurara y te consolará. 

 

II) SI PASAMOS POR EL FUEGO COMO UNA PRUEBA DE NUESTRA FE, DE ESAS CENIZAS NOS LEVANTAREMOS FORTALECIDOS ESPIRITUALMENTE (ROMANOS 5:3-5)

 

Podríamos decir que un cristiano que pasa por el fuego tomado de la mano de Dios, esperando en él, confiando en él , espiritualmente ha subido de nivel, su fe ha sido fortalecida, ha aprendido a ser paciente, su confianza en Dios ha sido probada, y ha experimentado la verdadera esperanza por el amor de Dios en su vida. 

 

Podríamos decir que un cristiano que ha sido probado por el fuego, está listo para grandes cosas, es un soldado de Dios listo para ser aún más útil para el Reino de Dios. 

 

III) SI ESTAMOS EN CENIZAS POR HABER PASADO POR EL FUEGO COMO UNA DISCIPLINA DE DIOS O COMO UNA CONSECUENCIA DE NUESTROS PECADOS, TENEMOS QUE LEVANTARNOS CON UNA VIDA VERDADERAMENTE TRANSFORMADA (JUAN 5:13-14)

 

Las palabras de nuestro Señor Jesucristo a ese hombre que había sido sanado después de estar paralítico 38 años, son el mejor llamado para todos aquellos que alguna vez hemos pasado por el fuego y hemos experimentado lo que significa estar en las cenizas a causa de nuestros malos caminos, a causa de las consecuencias de nuestros pecados. 
Verdaderamente tenemos que reconocer que los tiempos en los cuales hemos pasado por el fuego de la prueba, son tiempos que nos han ayudado para purificar nuestra vida, para dejar aquellas cosas que por nuestra propia fuerza o por nuestra propia decisión no podríamos dejar, las cenizas representan UN NUEVO COMIENZO para nuestra vida .

Deja un comentario