PREPARÁNDONOS PARA EL SEGUNDO SEMESTRE DEL AÑO.

TEMA:PREPARÁNDONOS PARA EL SEGUNDO SEMESTRE DEL AÑO.

 

{{
}}

TEXTO: 1 REYES 19:3-7

DESCARGA EN PDF: PREPARÁNDONOS PARA EL SEGUNDO SEMESTRE DEL AÑO

Hemos llegado al final del primer semestre del año, y definitivamente han sido seis meses muy difíciles para todos nosotros, ha sido una primera parte del año llena de dificultades, de aflicción, de temor, de enfermedad, y de muerte para muchas personas. 

 

En seis meses hemos estado en cuarentena muchos días, hemos visto como un virus afecta al mundo entero, y estamos conociendo una nueva normalidad que nunca habíamos vivido. 

 

Y seguramente hay momentos en los cuales podemos sentirnos igual que el profeta Elías cuando iba huyendo de Jezabel, y expresó esas palabra de desesperación (vs 4) “…Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres…”

 

Pero tenemos que tomar para nosotros las palabras que el Señor envió para su profeta en esos momentos de angustia y de desánimo (vs 7) Levántate y come, porque largo camino te resta.

 

Nos quedan aún seis meses para terminar este año 2020, aún nos resta un largo camino por recorrer y tenemos que prepararnos para enfrentar lo que venga en este segundo semestre del año.

 

¿CÓMO NOS VAMOS A PREPARAR? Vamos a aplicar a nuestra vida espiritual las recomendaciones que se nos dan para evitar contagiarse del virus, veamos en la palabra de Dios como lo podemos lograr: 

 

I) EL TAPABOCAS ES OBLIGATORIO: NO PERMITAMOS PALABRAS DE MURMURACIÓN O DE QUEJA EN CONTRA DE DIOS (ECLESIASTÉS 5:6) 

 

Definitivamente que estamos viviendo situaciones que no comprendemos, todos quisiéramos que la pandemia terminara hoy mismo, muchos se preguntan porque Dios no detiene este virus, pero es exactamente en estos momentos en los cuales verdaderamente debemos poner en práctica nuestra fe y confiar que aunque no comprendamos el porqué pero Dios tiene un propósito bueno en todo lo que está permitiendo, no debemos permitir que nuestra boca nos haga pecar, no debemos dar lugar a la murmuración en nuestra boca (Proverbios 17:28)  

 

Es en este tiempo en el cual Dios está buscando adoradores en Espíritu y en verdad, es decir hombres y mujeres que en medio de estas situaciones difíciles tengan la fe y el amor para adorar a Dios a pesar de las circunstancias (Salmo 50:23) 

 

II) MANTENGAMOS LA SANA DISTANCIA: ALEJÉMONOS DE TODAS AQUELLAS PERSONAS NEGATIVAS, PESIMISTAS  Y MATA FE (MATEO 16:23) 

 

Hay personas a las cuales deberíamos decir las mismas palabras que nuestro Señor Jesucristo le dijo a Pedro: Apártate de mí satanás me eres tropiezo. 

 

Con estas personas que siempre tienen en su boca palabras negativas, palabras de desánimo, palabras mata fe, tenemos que guardar una sana distancia para nuestra vida, no les demos lugar para que sus palabras entren en nuestro corazón.

 

La palabra de Dios nos dice que no le demos lugar al diablo (Efesios 4:27) y una de las formas de no darle lugar al diablo es no dándole lugar a las palabras de los necios que no edifican sino que solamente destruyen.

 

III) LAVÉMONOS CONSTANTEMENTE, LIMPIEMOS NUESTRO CORAZÓN DEL VIRUS DEL MIEDO (1 JUAN 4:18)

 

Hemos aprendido en este primer trimestre del año que una de los métodos más efectivos para evitar ser contagiados por el virus es lavarse constantemente las manos con agua y jabón. 

 

Pero ¿Cómo evitamos ser contagiados por el virus del miedo en nuestra mente y nuestro corazón? La palabra de Dios nos declara que el perfecto amor de Dios echa fuera todo temor de nuestra vida.

 

Todos los días y a cada momento necesitamos una buena dosis del amor de Dios en nuestra vida, hablando con nuestro Padre Celestial por medio de la oración, reflexionando cada día en su amor para con nosotros, en sus cuidados, su protección y su poder.

 

IV) FORTALEZCAMOS NUESTRAS DEFENSAS, TENEMOS QUE FORTALECERNOS EN EL ESPÍRITU POR MEDIO DE LA PALABRA DE DIOS (EFESIOS 6:10) 

 

Es este primer semestre del año muchas personas han invertido dinero en comprar vitaminas, en comprar suplementos que fortalecen él sistema inmunológico, han invertido su dinero en comprar pastillas de vitamina C y de Zinc.

 

Pero ¿Qué debemos hacer para fortalecer nuestro ánimo? Pues nuestro ánimo es lo que nos ayuda a mantenernos en tiempo de dificultad y de enfermedad, y nuestro estado anímico es lo que más ataca satanás. (Proverbios 18:14) 

 

Para fortalecer nuestro estado anímico tenemos que invertir tiempo de nuestra vida cada día para alimentarnos con la palabra de Dios (Jeremías 15:16) 

 

POR ULTIMO, para poder salir victoriosos de este segundo semestre del año QUÉDATE EN CASA, en la casa del Padre Celestial, no te apartes de los caminos del Señor, no te alejes del Dios, solamente en él podemos estar verdaderamente protegidos, bajo su sombra y bajo su abrigo (Salmo 91:1) 

 

Deja un comentario