BENDICIONES DE LA UNIDAD 

TEMA: BENDICIONES DE LA UNIDAD 

 

{{
}}

TEXTO: JUAN 17:22-23

DESCARGA EN PDF: BENDICIONES DE LA UNIDAD

Estamos viviendo en nuestros países tiempos de división, podemos ver que hoy lastimosamente el mundo está dividido por la política, por la religiones, por cuestiones raciales, por las opiniones, etc, 

 

Pero nuestro Señor Jesucristo nos permite conocer por medio de su palabra cual es su anhelo para su pueblo, para su iglesia: QUE TENGAMOS UNIDAD, QUE SEAMOS UNO así como nuestro Dios es perfecto en unidad, es decir que aun en este tiempo de división y de falta de unidad, nuestro Dios quiere que nosotros sus hijos estemos unidos, que como hijos de DIos seamos agentes de unidad no de división

 

Este es el llamado que se nos hace como iglesia en el nuevo testamento, que estemos unidos, que fomentemos la unidad (1 Corintios 1:10) 

 

La palabra de Dios nos muestra las bendiciones o beneficios de la unidad: 

 

  • En la unidad hay victoria (1 Cronicas 19:11-13) 

 

  • En la unidad hay avance (Nehemias 4:6) 

 

  • En la unidad hay fortaleza (Eclesiastes 4:12)

 

  • En la unidad hay paz y bendición (Salmo 133:1 y 3) 

 

  • En la unidad hay poder (Mateo 18:19) 

 

Podemos darnos cuenta que como seres humanos hay muchas motivaciones por las cuales nos unimos, independientemente de la religión, denominación, afinidad política, raza, pensamiento, etc. 

 

  • NOS UNIMOS POR CAUSA DEL DOLOR. Si hay algo que nos une a los seres humanos es el dolor, las familias se unen por el dolor de la pérdida de un ser querido, por la enfermedad, etc.

 

  • NOS UNIMOS POR CAUSA DE LA SOLIDARIDAD: Nos unimos por solidaridad a las necesidades de los demás, por solidaridad a los que están sufriendo, a los que están pasando escasez, a los que han perdido todo, etc.

 

  • NOS UNIMOS POR CAUSA DE LAS INJUSTICIAS: Las personas se unen para levantar su voz y protestar, para exigir, para señalar las injusticias que se han cometido y pedir que se haga justicia, como lo hemos visto estos últimos días en los Estados Unidos. 

 

REFLEXIÓN: ¿Porque tenemos que esperar a unirnos cuando hay dolor, cuando pasan catástrofes o situaciones de crisis, o cuando se cometen injusticias? Porque no decidimos ser cada uno de nosotros AGENTES DE UNIDAD, 

 

¿Porque no decidimos nosotros comenzar a FOMENTAR LA UNIDAD en nuestra familia, en nuestra comunidad, en nuestro lugar de trabajo, y en nuestra iglesia.? ¿CÓMO LO LOGRAR? 

 

I) PROPONIENDO EN NUESTRO CORAZÓN LOGRAR LA UNIDAD PRIMERAMENTE EN NUESTRA FAMILIA (MARCOS 3:25) 

 

Tenemos que saber que uno de los principales objetivos de satanás es la división de la familia, pues una familia dividida contra sí misma es débil, y puede ser destruida más fácilmente, y es por eso que como hijos de Dios y agentes de unidad tenemos que procurar la unidad de nuestra familia, no solamente vivir juntos, sino en unidad, en armonía. 

 

Tenemos que saber que para lograr la unidad de nuestra familia no es algo fácil, ya que  quizás habrá muchos conflictos entre los miembros de la familia (Miqueas 7:6 / Proverbios 18:19) 

 

Pero tenemos que saber que ya el Señor nos ha dado lo necesario para poder enfrentar y superar esos conflictos (2 Timoteo 1:7) no podemos seguir con una actitud de cobardía viendo como nuestra familia se divide y se destruye, pues él nos ha dado el poder del amor para perdonar, y del dominio propio para pasar por alto la ofensa. 

 

Si tienes una familia enferma de división, de falta de unidad, tienes que aplicar la mejor medicina que nuestro Dios nos ha dejado (1 Pedro 4:8) EL AMOR. 

 

II) TENEMOS QUE DEJAR DE SER EL “ESLABÓN PERDIDO” (1 CORINTIOS 12:19-21) 

 

Primeramente comprendamos que es un eslabón: Pieza que, enlazada con otras, forma una cadena, Elemento necesario para el enlace para realizar acciones, alcanzar objetivos. Etc.

 

Una cadena es muy útil, pero ¿de qué sirve un eslabón solo? Hay muchos proyectos, y objetivos que como iglesia, como familia, como comunidad podemos alcanzar, pero hay muchos eslabones sueltos, hay muchas personas que prefieren apartarse y trabajar solos por su cuenta, que no se involucran, que prefieren criticar en lugar de participar, que se dedican a desanimar en lugar de motivar. 

 

Tenemos que darnos cuenta que quizás nosotros somos el ESLABÓN QUE FALTA para poder realizar un proyecto en la comunidad,  para poder ayudar a alguien que tiene necesidad, para poder comenzar un nuevo ministerio en la iglesia, para llevar la salvación a alguien, ¿PORQUE NO TE UNES A LA CADENA DE BENDICIÓN? 

 

Tal como lo dice la letra de la alabanza “Señor hazme un radical” : Yo solo soy un eslabón En el traer la salvación ¿Cuál es la forma para mí, De pescar las almas para ti? 

 

Solo somos un eslabón, pero si ese eslabón no está, ¿Cuántas almas se pueden perder? ¿cuantos propósitos no se cumpliran? ¿cuantas proyectos no se realizarán? 

 

III) TENEMOS QUE DEJAR DE SER AGENTES DE DIVISIÓN Y TAMBIÉN IDENTIFICARLOS.

 

En la palabra de DIos se nos muestra dos tipos de personas que son agentes de división, tanto en la familia, como en nuestra comunidad o vecindario, en nuestros lugares de trabajo y también en la iglesia, estas dos tipos de personas son: 

 

  • LOS ESCARNECEDORES (PROVERBIOS 22:10) Los escarnecedores no fomentan la unidad sino la división donde quiera que llegan, un escarnecedor es el que escarnece, se burla, rechaza, ofende, ultraja, ridiculiza, insulta, calumnia o afrenta delante de varias personas, es decir tiene que ver directamente con nuestras actitudes. 

 

  • LOS CHISMOSOS (PROVERBIOS 26:20) Los chismosos fomentan la división porque llevan y traen chismes, crean conflictos, levanta contiendas, no piensan en el daño que causan, 

 

Tenemos que reconocer con sinceridad si nosotros tendremos algunas de esas características y también identificar a ese tipo de personas en nuestras familias, en nuestras comunidades, en nuestras iglesias y ministerios, para frenar el daño que causan, para que ya no sigan causando división. 

 

Tenemos que saber que la persona que causa división no sirve al Reino de Dios, sino que se convierte en un instrumento del enemigo.

Deja un comentario