EL FIN DE LOS DÍAS

TEMA: EL FIN DE LOS DÍAS

TEXTO: JEREMIAS 30:24

{{
}}

DESCARGA EN PDF: _EL FIN DE LOS DÍAS

Seguramente al leer el título de este mensaje podemos pensar que vamos a hablar sobre él fin del mundo, o de profecías apocalípticas, pero no es así, al hablar del fin de los días estamos hablando de un nuevo comienzo, de días nuevos para nuestra vida.

El texto que hemos leído para comenzar nos dice que el fin de los días es un tiempo para entender lo que Dios hace y lo que Dios quiere para nosotros, ya que todo lo que estamos viviendo en este año 2020 es un LLAMADO DE DIOS para que cada uno de nosotros reconozcamos que estos tiempos tienen que ser fin de los días viviendo mal, viviendo una vida que no agrada a Dios, y que sean el inicio de días NUEVOS Y BUENOS para nosotros y nuestra familia.

Entonces, ¿A qué nos referimos cuando decimos que estos tienen que ser el fin de los días?

I) EL FIN DE LOS DÍAS VIVIENDO LEJOS DE DIOS (JEREMIAS 2:5)

¿Que maldad pudimos haber encontrado en Dios para alejarnos de él ? NINGUNA, si él nos ha perdonado, nos ha salvado, nos ha restaurado, y nos ha dado nueva vida.

Pero lastimosamente muchos de nosotros hemos decidido alejarnos de Dios y de su iglesia, no por la maldad de Dios, pues en él no hay maldad, sino por las debilidades y errores de nuestros prójimos, por malas actitudes de hermanos de nuestras iglesias o por su mal testimonio, o por algo que nos molesto de nuestros pastores, pero ¿EN QUE TE FALLO DIOS? ¿EN QUE TE OFENDIÓ EL SEÑOR?

Si de algo podemos estar seguros es que nuestro Dios no ha dejado de buscarnos, de llamarnos, aunque sientas y pienses que tu familia espiritual te haya abandonado o no te haya buscado, el Señor nunca te ha abandonado (Ezequiel 34:16)

En el mundo estamos viviendo tiempos difíciles en los cuales ya no podemos seguir viviendo lejos del Señor, tenemos que ser humildes y volver a él, tenemos que dejar de poner nuestra mirada en los hombres y poner nuestra mirada en Dios, tenemos que regresar con humildad a los brazos de nuestro Padre Celestial, el cual siempre nos recibirá con gozo y con misericordia (Lucas 15:20-24)

II) EL FIN DE LOS DÍAS VIVIENDO SIN ENTREGARNOS POR COMPLETO AL SEÑOR (OSEAS 7:8)

El Señor por medio del profeta Oseas les dio palabras duras contra su pueblo: eran como una TORTA NO VOLTEADA.

La imagen de la torta volteada significa que esa torta que está siendo cocinada en las brasas está quemada por un lado, pero sigue cruda por el otro lado.

¿Estaríamos dispuestos nosotros a aceptar que se nos diera una torta así? ¿Una torta que esta mitad cocida y mitad cruda?, seguramente no la aceptariamos y reclamariamos, entonces ¿Por qué pensamos que a nuestro Dios le agrada que nuestra vida esté parcialmente entregada a él?

Muchos cristianos antes de esta crisis que estamos enfrentando estaban dispuestos a consagrar su vida para Dios el domingo, pero de lunes a sábado su vida estaba enfocada únicamente a la mundanalidad, son una torta no volteada para Dios.

Muchos cristianos hemos sido como una torta no volteada pues servimos al Señor, pero nos negamos a dejar un vicio, o una relación pecaminosa, nos congregamos en la iglesia, pero seguimos maltratando a nuestra familia, seguimos ofendiéndolos con nuestras palabras, somos dadivosos con nuestras finanzas, pero no estamos dispuestos a dar amor y perdón a las personas que nos han ofendido.

Pero tenemos que decidir que este es ya él fin de los días de vivir así, tenemos que comprender que nuestro Dios espera de nosotros una entrega completa no solamente una entrega parcial (Colosenses 4:12)

III) EL FIN DE LOS DÍAS DE HACER PLANES Y PROYECTOS SIN TOMAR EN CUENTA LA VOLUNTAD DE DIOS (SANTIAGO 4:13-16)

Verdaderamente que estos tiempos nos han demostrado que no solamente nuestra vida, sino también él mundo puede cambiar de la noche a la mañana, y por eso muchos proyectos y planes quedaron frustrados, y posiblemente muchos de esos planes fueron realizados sin haber tomado en cuenta la voluntad de Dios, y hoy seguramente nos sentimos enojados o amargados.

Pero también muchos hoy se dan cuenta que haber tomado en cuenta a Dios en sus decisiones y en sus proyectos, él haber aceptado un no de Dios ,fue lo mejor que les pudo pasar., y que el haber aceptado la voluntad de Dios fue la mejor decisión.
Tiene que ser el fin de los días de seguir haciendo planes y proyectos por capricho, siendo rebeldes a la voluntad y planes de Dios, y tenemos que comenzar a poner nuestros proyectos y planes en las manos del Señor para que sean afirmados por él (Proverbios 16:3)

CONCLUSIÓN: Es el fin de los días viviendo en soberbia, y una nueva oportunidad de Dios para cada uno de nosotros para hacer las cosas bien de HOY EN ADELANTE.

Un comentario sobre “EL FIN DE LOS DÍAS

Deja un comentario