EL VERDADERO ADORADOR.

TEMA: EL VERDADERO ADORADOR.

 

{{
}}

TEXTO: JUAN 4:20-24

DESCARGA EN PDF: EL VERDADERO ADORADOR

Generalmente acostumbramos relacionar la adoración con ciertas acciones que se realizan en un lugar específico, tales como cantar, danzar, arrodillarse, cerrar los ojos, aplaudir, o cualquier otra expresión corporal o aun tambien ambiental, como poner las luces tenues, bajar el volumen de la música, etc. 

 

Pero en el texto que hemos leído podemos ver que nuestro Señor Jesucristo no hizo énfasis en ninguna de esas acciones o expresiones, sino que él le dio énfasis al verdadero adorador. 

 

Es por eso que tenemos que responder una pregunta muy importante ¿Quien es un verdadero adorador? 

 

La respuesta a esa pregunta la encontramos en el texto, en esa conversación que Jesús tuvo con la mujer samaritana. 

 

Veamos entonces qué características tiene el verdadero adorador: 

 

I) EL VERDADERO ADORADOR COMPRENDE QUE SU ADORACIÓN NO ESTA LIMITADA A UN LUGAR (VS 20-21) 

 

Para comprender el contexto tenemos que saber que los samaritanos y los judíos no tenían relación entre ellos, y entre todas las causas de la separación es porque los samaritanos adoraban en el templo que ellos construyeron en el monte Gerizim y los judíos adoraban en el templo construido por Salomón en Jerusalén. 

 

Pero nuestro Señor Jesucristo dejó claro que la adoración no está restringida a un “Lugar de adoración” es decir que el verdadero adorador no adora a Dios únicamente en un lugar, o en una hora o día específico, sino que reconoce que la adoración es nuestra vida misma, haciendo lo que agrada a Dios, obedeciendo su voluntad, todos los días, en  todo momento y en todo lugar.

 

COMENTARIO: Seguramente muchos se preguntaran, entonces ¿NO hay que volver a congregarse? Claro que hay que congregarnos, por supuesto que tenemos que volver a reunirnos para adorar a Dios en nuestros templos, pero comprendiendo que nos congregamos para que por medio de su palabra el Señor nos hable a nuestro corazón, para que podamos conocer su voluntad para nuestra vida y podamos ponerla en práctica, pero no solamente los domingos sino todos los días y en todo lugar. 

 

II) EL VERDADERO ADORADOR TIENE UNA VERDADERA RELACIÓN CON DIOS, NO RELIGIOSA O INTELECTUAL  (VS 22) 

 

El Señor dejó claro que los samaritanos adoraban, pero su adoración no agradaba a Dios porque adoraban lo que no conocían, es decir que su adoración era solamente un ritual. 

 

Lastimosamente muchas personas dicen adorar a Dios, pero en realidad no conocen a DIos, su adoración está enfocada en un lugar, en un método, en una forma, no en una verdadera relación personal con el Señor, y adorar lo que no se conoce es solamente religiosidad (Hechos 17:22-23) 

 

El Señor también dejó claro que los judios conocían las escrituras, ellos sabían que el salvador vendría de ellos, pero cuando Jesús vino, no lo reconocieron, es decir conocían las escrituras pero no conocían verdaderamente al Dios de las escrituras. 

 

Así muchos cristianos tienen mucho conocimiento de las escrituras, tienen mucho conocimiento doctrinal o teológico, pero no conocen verdaderamente a Dios, y no pueden ser verdaderos adoradores, pues no podemos adorar lo que no conocemos. 

 

III) EL VERDADERO ADORADOR ES ESPIRITUAL (JUAN 4:23-24) 

 

Nuestro Señor Jesucristo dijo que el verdadero adorador adora al Padre en espíritu y en verdad, eso significa que el verdadero adorador que agrada a Dios tiene que ser una persona espiritual. 

 

Pero ¿qué significa ser una persona espiritual? Generalmente nos confundimos pensando que una persona espiritual es alguien que “aparenta” ser espiritual, por sus acciones y actitudes al momento de adorar, de cantar, de predicar, etc. 

 

Pero tenemos que tener claro algo muy importante, lo espiritual NO SE APARENTA, SE VIVE!! Solamente donde hay esencia hay perfume. 

 

EN CONCLUSIÓN: Un cristiano espiritual es alguien que es GUIADO por el Espíritu Santo, que ANDA en el Espíritu (Romanos 8:14 / Gálatas 5:16) es decir que sus decisiones, sus acciones, sus prioridades, están en sintonía directa a la palabra de DIos y a su voluntad. 

 

Deja un comentario