PROPÓSITOS DE DIOS EN LA PANDEMIA 

TEMA: PROPÓSITOS DE DIOS EN LA PANDEMIA 

 

{{
}}

TEXTO: SALMO 138:8

DESCARGA EN PDF: PROPÓSITOS DE DIOS EN LA PANDEMIA

Como cristianos que estamos enfrentando esta pandemia tenemos que tener la sabiduría para poder comprender que esto que estamos viviendo tiene propósitos de Dios para cada uno de nosotros. 

 

Tenemos que reconocer que todo lo que pasa en este mundo es porque Dios lo ha permitido, y si Dios lo ha permitido tenemos que confiar que lo ha permitido con propósitos buenos para nuestra vida (Romanos 8:28) 

 

Primeramente comprendamos lo que significa la palabra propósito: Objetivo o meta que se pretende alcanzar. Esto significa que para que un PROPÓSITO se cumpla se necesita pasar por un PROCESO, en este tiempo todos estamos pasando por el proceso, ahora comprendamos cuáles son los propósitos. 

 

I) QUE EXPERIMENTEMOS SU CONSUELO EN NUESTRA AFLICCION  (2 CORINTIOS 1:3-5)

 

Para algunas personas el consuelo es cuando todo va bien en la vida, cuando se tiene buena salud y pocos problemas para otros el consuelo es poderse refugiar en la fortaleza de un esposo, o de una esposa, o de sus padres, para otros personas equivocadamente su consuelo está en  poder escapar de las realidades de la vida ya sea por medio de los vicios, etc.

 

Pero ¿Como sentirse consolados, aliviados en nuestro corazón cuando estamos pasando por una crisis mundial, cuando se nos dice que vamos a tener que aprender a convivir con él virus, mientras no se encuentra una vacuna, cuando nuestra familia también está llena de temor? 

 

Es ahí cuando debemos comprender que nuestro consuelo viene de Dios, de su amor, de su poder, de su palabra, nuestro consuelo está en los brazos del Señor (Isaías 66:13-14) 

 

II) QUE EXPERIMENTEMOS SU FORTALEZA EN NUESTRA DEBILIDAD (EFESIOS 6:10)

 

En la carne, humanamente somos débiles, podemos sentir temor, angustia, podemos llegar a pensar que el Coronavirus es un enemigo invencible, podemos llegar a pensar que él coronavirus es un poderoso gigante y vivir doblegados y temerosos. 

 

Es por eso que como hijos de un Dios de poder tenemos que fortalecernos en él, en su poder y en su fuerza, para poder ser prudentes pero no temerosos, ni cobardes. 

 

Tenemos que estar conscientes que en estos próximos meses ya poco a poco las personas volverán a  trabajar, los negocios se abrirán, las iglesias abrirán sus puertas, y vamos a tener que salir a enfrentarnos a esta nueva realidad, pero no podemos salir contagiados y enfermos de miedo, tenemos que salir fortalecidos en DIos, confiando en su cuidado y protección para nuestra vida (Salmo 91:1-2) 

 

III) QUE RECORDEMOS QUE NUESTRA BATALLA ES ESPIRITUAL (2 CRÓNICAS 7:14)

 

Esta pandemia en las sociedades ha avivado muchas cosas: La confrontación política, los descontentos por las decisiones de los gobiernos, la división entre los que opinan diferente, etc. 

 

En la mayoria de paises del mundo podemos darnos cuenta que esta pandemia ha provocado conflictos sociales, políticos, y hasta religiosos, entre las personas, pero tenemos que recordar y comprender algo muy importante como hijos de Dios, NUESTRO CAMPO DE BATALLA ES ESPIRITUAL. 

 

Nosotros debemos de entender que los gobiernos y autoridades pueden crear leyes y decretos, tener planes y proyectos, PERO LA SANIDAD DE NUESTRA TIERRA LA DA DIOS. 

 

Nosotros no estamos para entrar en pleitos y conflictos estériles, entremos en nuestro aposento, y clamemos a aquel que tiene TODO ÉL PODER Y TODA LA AUTORIDAD y es nuestro DIOS. 

 

CONCLUSIÓN: Uno de los grandes propósitos en esta pandemia es que su pueblo y todo él mundo pueda reconocer que él único en quien podemos confiar es Dios, que  él es él único en quien podemos poner TODA nuestra esperanza, (ISAÍAS 43:10-12)

 

 

 

Deja un comentario