LA DIFERENCIA ES LA ACTITUD

TEMA: LA DIFERENCIA ES LA ACTITUD

 

{{
}}

TEXTO: ESDRAS 3:10-13

DESCARGA EN PDF:LA DIFERENCIA ES LA ACTITUD

Este texto nos muestra un momento muy importante en la historia de Israel, el templo de Jerusalén estaba siendo reconstruido más de 70 años después de que el primer templo, construido por Salomón lleno de lujo y esplendor, fuese destruido por los babilonios. 

 

Los Israelitas habían regresado a Jerusalén después de estar 70 años cautivos en Babilonia, y comenzaron a edificar la ciudad destruida, Zorobabel el líder de los judíos que regresaron comenzó a edificar él templo poniendo de nuevo los cimientos. 

 

Los judios mas jóvenes, que no habían conocido el templo anterior que había sido destruido, al ver que se estaba reconstruyendo el templo de Dios en Jerusalén, dieron grandes voces de júbilo, cantaban y alababan al Señor (Vs 10-11) 

 

Pero muchos de los judios  ancianos que conocieron y recordaban el esplendor del templo de Salomón comenzaron a llorar con gran tristeza, pues sabían que este templo no sería igual de majestuoso que el que fue destruido, lloraban recordando cómo había sido el templo anterior, y lloraban al ver quizás la sencillez del nuevo templo (Vs 12) 

 

Podemos ver en esta historia, DOS ACTITUDES DIFERENTES, en un mismo acontecimiento, unos tomaron una actitud de lamento que no les permitía ver la bendición del presente y de un nuevo futuro, y otros llenos de alegría y gozo que reconocían que esto era un nuevo comienzo en su historia, que estaban frente a una nueva etapa y que Dios seguía estando con ellos. 

 

En este punto del mensaje quisiera preguntarte: ¿En cuál de los lados de la historia crees que hubieras estado tu? Conociéndonos a nosotros mismos ¿Qué actitud hubiéramos tomado nosotros en ese momento? 

 

Esta historia de actitudes diferentes me hace recordar algo que siempre mi esposa nos cuenta sobre su infancia, en los viajes que ella hacía con su familia en un viejo Volkswagen escarabajo, y en la noche viajando por la carretera, de repente ese viejo carro se arruinaba, en la oscuridad de la noche, sin nadie alrededor que los pudiera ayudar rápidamente, y como normalmente pasa, unos estaban enojados, otros estaban afligidos y llorando muy angustiados, y mi esposa siendo una niña le decía llorando a su papá ¿Que vamos a hacer? ¿Como vamos a regresar? ¿Que nos va a pasar?  y mi suegro, que siempre ha sido un hombre de fe aun en tiempos muy difíciles, le respondía: ¡Hija todo esto es parte de la aventura! ¡Esto es una aventura! Y ella se consolaba y se sentía aliviada con esas palabras 

 

¿Como puede pasar la crisis a ser una aventura? LA CLAVE ES LA ACTITUD, ¡TU ACTITUD!

 

Pero ¿Qué es la actitud? La actitud es el comportamiento o el ánimo con el que enfrentamos una determinada situación, es el comportamiento que se produce en diferentes circunstancias

 

Al igual que los judíos en Jerusalén, todos estaban viendo el mismo acontecimiento pero tuvieron diferentes actitudes, así todos nosotros en el mundo y en nuestro estamos viviendo las mismas circunstancias, de pandemia, cuarentena, encierro, pero cada uno de nosotros tiene actitudes diferentes ante esas circunstancias. 

 

Hay dos actitudes que nosotros podemos tomar ante los acontecimientos que nuestro Dios permite en nuestra vida: 

 

LA ACTITUD POSITIVA Nos permite afrontar una situación enfocándonos en los posibles beneficios de la situación que estamos enfrentando, es decir las oportunidades, los aprendizajes, y un corazón agradecido por las bendiciones de nuestro Dios, 

 

LA ACTITUD NEGATIVA No nos permite sacar ningún provecho de la situación que se está viviendo y esto nos lleva a sentimientos de frustración, enojo, desesperación, y desesperanza. 

 

FRASE: Una mala actitud es como una llanta ponchada, no puedes ir a ninguna parte si no la cambias. 

 

Pero hay una pregunta que seguramente surge en nuestra mente: Si la diferencia es nuestra actitud, entonces ¿Cómo puedo cambiar mi actitud?

 

I) APRENDIENDO A HACER LAS COSAS CON AMOR (1 CORINTIOS 16:14) 

 

Hay una película muy bonita, llamada “En busca de la felicidad” y nos enseña que la felicidad se logra cuando logramos hacer lo que amamos, cuando tengo el trabajo que amo, pero contrario a lo que la película  nos dice , nosotros podemos experimentar alegría y satisfacción AMANDO LO QUE HACEMOS HOY. 

 

Hoy quizás no podamos hacer muchas cosas que amamos hacer, quizás amas servir en tu iglesia, amas ir a tu trabajo todos los dias, amas atender tus clientes, amas jugar futbol, amas ir a estudiar y estar con tus amigos, pero a pesar de eso podemos cambiar nuestra actitud y ser felices, no haciendo lo que amamos sino que amando lo que hacemos, cualquiera que esto sea. 

 

II)  APRENDIENDO A RECONOCER LAS COSAS BUENAS, LAS OPORTUNIDADES Y LAS BENDICIONES QUE AUN EN MEDIO DE LA CRISIS DIOS NOS DA (FILIPENSES 1:12-14) 

 

Si hay un personaje de la Biblia que nos muestra cómo mantener una actitud positiva aun en las circunstancias más difíciles es el apóstol Pablo. 

 

En el libro de los hechos se nos narra como estando en el calabozo de más adentro junto con Silas, en lugar de ver eso como una desgracia, lo vio como una oportunidad para alabar a Dios y dar testimonio de su fe en Jesús. 

 

Y en el texto que hemos leído vemos como Pablo estando en la cárcel tenía una actitud positiva no como un fracaso en su ministerio sino como una bendición para el progreso del evangelio, pues al ver su actitud ante el sufrimiento los hermanos se llenaban de valor para predicar el evangelio. 

 

Nosotros al igual que Pablo, tenemos que reconocer las oportunidades de Dios, tenemos que reconocer sus bendiciones en nuestra vida, tenemos que reconocer la bondad de Dios y su misericordia en este tiempo de crisis. 

 

III) CREYENDO Y CONFIANDO EN DIOS QUE ESTO TAMBIÉN PASARÁ Y QUE AUN EN NUESTRA VIDA HAY MUCHOS MOTIVOS PARA SEGUIR (1 REYES 19:7) 

 

El Doctor Viktor Frankl escritor del libro, “El Hombre en busca de sentido” cuenta en su libro que en los momentos más duros en los campos de concentración en la segunda guerra mundial, muchos hombres se rendían, perdían la esperanza, se desanimaron por completo, y decían “Yo ya no espero nada de la vida” pero él les respondía: Pero la vida espera aún mucho de ti. 

 

Esta crisis en el nombre de Jesús pasara, y hay camino que recorrer, proyectos que realizar, metas que alcanzar, motivos para vivir, NO NOS RINDAMOS!! 

 

CONCLUSIÓN: No depende de nosotros cambiar las circunstancias que estamos viviendo, hay muchas cosas que nosotros no podemos cambiar, pero si hay una cosa que sí podemos y marca una gran diferencia: NUESTRA ACTITUD. 
FRASE: Si no te gusta algo cámbialo, y si no lo puedes cambiar….cambia de actitud

Un comentario sobre “LA DIFERENCIA ES LA ACTITUD

  1. Excelente disertación que nos anima a adoptar una mejor actitud, no importando las circunstancias que estemos viviendo, recordando que en Cristo está la solución a todos nuestros problemas y que con él somos más que vencedores, recordando eso que dice filipenses 4:13, Todo lo podemos en Cristo que nos fortalece.¡Bendiciones!

Deja un comentario