LA RESPUESTA QUE EL MUNDO NO QUIERE ESCUCHAR 

LA RESPUESTA QUE EL MUNDO NO QUIERE ESCUCHAR

TEXTO: 2 REYES 5:1-8

{{
}}

DESCARGA EN PDF: LA RESPUESTA QUE EL MUNDO NO QUIERE ESCUCHAR

Vamos a tomar esta conocida historia y la vamos a aplicar, la vamos a contextualizar a lo que está ocurriendo en el mundo actualmente, para poder comprender cual es la respuesta que el mundo necesita pero que lastimosamente no quiere escuchar, veamos lo que nos enseña esta historia:
Naamán, general del ejército del rey de Siria, era varón grande delante de su señor, y lo tenía en alta estima, porque por medio de él había dado Jehová salvación a Siria. Era este hombre valeroso en extremo, pero leproso.

I) HABLEMOS DE LAS SUPER POTENCIAS Y EL ENEMIGO QUE HOY LAS ESTÁ VENCIENDO (VS1)

Los sirios fueron siempre un pueblo enemigo de Israel y en el tiempo del profeta Eliseo, su gran general llamado Naamán el cual era varón grande, y era muy admirado, muy respetado y temido, fue contagiado con una temida enfermedad: La lepra.
Naamán había vencido a grandes ejércitos, ganado grandes batallas, pero no podía hacer nada contra esa enfermedad en su cuerpo, ni su valentía, ni su poderío militar, ni sus riquezas, ni su fama pudieron hacer nada para ayudarlo.

Hoy en día podemos ver como muchos países considerados “Poderosos” “Potencias” “Primer mundo” tienen al igual que Naamán mucho poderío militar, económico, científico, tecnológico, etc. Pero no saben qué hacer con un enemigo invisible, no los está venciendo un ejército sino un virus microscópico.
Muchos de esos países tienen petróleo, pero hoy no vale nada!! , tienen armas poderosas, pero no una vacuna!!, tienen ciencia y tecnología, pero están dejando de lado él PODER DE DIOS.

II) HABLEMOS DE LOS PAÍSES QUE LO ÚNICO QUE LES QUEDA ES CONFIAR EN DIOS (VS 2-3)

En la casa de Naamán estaba una esclava, una sierva, traida de Israel, no tenía riquezas, no tenía poder, no se sabe ni su nombre, pero ella tenía algo que Naamán no tenía: fe en un DIos de poder.

Muchos cristianos formamos parte de los llamados “Países del tercer mundo” “Países pobres” es decir que no tenemos riquezas materiales, que tenemos grandes necesidades, que no tenemos poderío militar, que no tenemos lo último en tecnología, Pero tenemos fe en un Dios de poder, nuestras limitantes materiales, nuestra falta de riquezas, nos ha enseñado a confiar en el poder y la misericordia de nuestro Dios.

Si somos cristianos, si somos hijos de DIos, no importa si somos considerados del primer mundo o del tercer mundo, lo que nos debe llenar de gozo es que somos ciudadanos del Reino de Dios.

III) VEAMOS EN QUE ESTÁN PONIENDO SU CONFIANZA MUCHOS DE LOS QUE HOY SE CONSIDERAN PODEROSOS (VS 4-7)

Naaman y el rey de Siria no comprendieron bien el mensaje que la humilde muchacha de Israel les había dado, pues ellos quisieron solucionar el problema de Naamán como normalmente lo hacen los que se sienten poderosos: con su autoridad y con su dinero.

El rey de Siria envió dinero y cartas dando órdenes para que el rey de Israel sanara de la lepra a Naamán, porque no comprendía que para ese enemigo de nada servía su autoridad terrenal, ni su dinero, ni su poder
Así igualmente hay muchas naciones en el mundo que están tratando de vencer esta crisis confiando únicamente en su autoridad, en su poder, en su economía, y se han olvidado de algo muy importante: LA ÚLTIMA PALABRA LA TIENE EL SEÑOR, nuestro Señor Jesucristo dijo que toda autoridad le era dada en el cielo como en la tierra.

IV) VEAMOS PARA FINALIZAR CUÁL ES LA RESPUESTA QUE HOY ÉL MUNDO NO QUIERE OÍR, PERO ES LA CLAVE PARA VENCER ESTE ENEMIGO (VS 8-14)

Naamán llegó frente a la casa de Eliseo esperando recibir algo extraordinario, un trato especial por ser el general de Siria quien llegaba a la puerta del profeta, pero Eliseo no salió a recibirlo, solamente le dio un mensaje: Ve y lávate siete veces en el Jordán, y tu carne se te restaurará, y serás limpio.

Esta respuesta enojo a Naamán, pero verdaderamente en esa respuesta está la clave que el mundo necesita para poder enfrentar y vencer esta pandemia: HUMILDAD, FE Y OBEDIENCIA , pero lastimosamente al igual que Naamán esa es la respuesta que el mundo no quiere oír, prefieren seguir luchando en sus fuerzas, en su capacidad, confiando en sus riquezas, en su poder, y no quieren poner su fe y su esperanza en Dios.

¿Como podemos resumir esas tres palabras; Fe, humildad y obediencia? ¿Como podemos resumir la respuesta que el mundo hoy necesita? En él libro del profeta Amós lo dice el Señor: (AMÓS 5:4) BUSCADME Y VIVIRÉIS.

Deja un comentario