LECCIONES DE FIN DE AÑO: ALEJARSE DE DIOS, EXPECTATIVA VS LA REALIDAD 

TEMA: LECCIONES DE FIN DE AÑO: ALEJARSE DE DIOS, EXPECTATIVA VS LA REALIDAD 

 

TEXTO: LUCAS 15:11-16

DESCARGA EN PDF:LECCIONES DE FIN DE AÑO_ ALEJARSE DE DIOS, EXPECTATIVA VS LA REALIDAD

Muchas veces vemos en la redes sociales los famosos “Memes” de expectativa vs realidad, pero este dia vamos a reflexionar en algo muy serio, en algo que verdaderamente tenemos que tomar en cuenta antes de siquiera pensar en alejarnos de Dios en el 2020. 

 

La expectativa es lo que nosotros pensamos que pasara, la manera como nosotros pensamos o creemos que ocurrirán las cosas y la realidad es lo que realmente ocurre, lo que verdaderamente sucede.

 

Este día vamos a reflexionar por medio de la palabra de Dios en esa parábola tan conocida del hijo pródigo para comprender cuál es la expectativa de las personas que se alejan de Dios y la realidad que podemos ver por medio de la vida de ese hijo menor que se alejó de la casa de su padre.

 

Analicemos el texto y veamos la expectativa y la realidad de todos aquellos cristianos que se alejan de los caminos de Dios: 

 

I) EXPECTATIVA: PUEDO ALEJARME DE LOS CAMINOS DE DIOS Y SEGUIR VIVIENDO UNA VIDA RECTA Y AGRADABLE A DIOS. 

 

Esa es una de las mentiras diabólicas con las cuales engaña a millones de cristianos, hacernos creer que nosotros podemos vivir una buena vida cristiana aunque no caminemos en los caminos de Dios, viviendo la vida cristiana a mi manera, pero lastimosamente la realidad es muy diferente.

 

REALIDAD (LUCAS 15:13)  Lejos de Dios, lejos de la casa de nuestro Padre Celestial, caminando en los caminos del mundo poco a poco nos vamos enfriando espiritualmente y poco a poco nos volvemos cristianos carnales, mundanos, enredados en los placeres de la vida, tal como nos lo muestra la palabra de Dios. 

 

Tenemos que comprender que tenemos una naturaleza pecaminosa, habituado al mal, débil, y lejos de Dios no podemos enfrentar la fuerza absorbente del mundo y nos volvemos a enredar en vicios y pecados (1 Pedro 2:20-22) 

 

II) EXPECTATIVA: AUNQUE ME ALEJE DE DIOS ME TIENE QUE IR BIEN PORQUE SOY SU HIJO 

 

Lastimosamente muchos cristianos pensamos que aunque nos alejemos de Dios y de su iglesia las cosas nos tienen que ir bien porque somos sus hijos, que aunque andemos lejos de él siempre tendremos bendición, victoria, gozo y paz. 

 

REALIDAD (LUCAS 15:14): La parábola del hijo pródigo es un llamado de Dios para que cada uno de nosotros comprendamos que aunque seamos sus hijos si nos alejamos de él no nos irá bien, que tarde o temprano las consecuencias de nuestras decisiones nos alcanzarán (Salmo 73:27) 

 

Tenemos que recordar que somos hijos de Dios y que él no quiere que nos alejemos de él , y esas consecuencias que vienen a nuestra vida son parte de su disciplina para nosotros (Hebreos 12:6-7) 

 

III) EXPECTATIVA: SI ME VA MAL MIS AMISTADES SIEMPRE ESTARÁN DISPUESTOS PARA APOYARME 

 

Muchas veces pensamos que podemos confiar en los hombres, en nuestros amigos, en nuestros parientes, que cuando los necesitemos tendrán misericordia de nosotros y siempre estarán dispuestos para ayudarnos, que siempre estarán con nosotros en los momentos que los necesitemos.

 

REALIDAD (LUCAS 15:15-16) Es duro tener que reconocer en nuestra propia vida que en el mundo las personas viven bajo la filosofía de “Tanto tienes, tanto vales”, muchas veces las personas que te ofrecieron su amistad y su ayuda, cuando los necesitas te dan la espalda. 

 

Ese joven que nos narra la parábola pensó que recibiría misericordia y ayuda de uno de los hombres hacendados de aquella tierra, él pensó que ese hombre sería como su padre, pero no fue así, ese hombre no lo trató como hijo, sino que lo trato como esclavo. 

 

Ya Es tiempo que comprendamos que él único que nos valora, que nos ama, que siempre está dispuesto a ayudarnos y que siempre nos tratara como un padre amoroso es nuestro Dios (Lucas 15:20-22) 

 

Anuncios

Un comentario sobre “LECCIONES DE FIN DE AÑO: ALEJARSE DE DIOS, EXPECTATIVA VS LA REALIDAD 

Deja un comentario