ESTUDIO BÍBLICO, CONSEJOS PARA LA VICTORIA EN EL 2020 III PARTE: NO OS AFANÉIS

ESTUDIO BÍBLICO, CONSEJOS PARA LA VICTORIA EN ÉL 2020 III PARTE: NO OS AFANEIS  

 

{{
}}

TEXTO: MATEO 6:24-34

DESCARGA O LÉELO EN PDF: ESTUDIO BÍBLICO, CONSEJOS PARA LA VICTORIA EN ÉL 2020 III PARTE_ NO OS AFANEIS

INTRODUCCIÓN

 

Este día continuamos estudiando por medio de la palabra de Dios los consejos para que podamos tener victoria en el nuevo año que está por comenzar. 

 

Ahora vamos a tomar el consejo que nuestro Señor Jesucristo nos da en el vs 25: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir.

 

La porción de la palabra de Dios que hemos leído para comenzar forman parte de uno de los sermones más famosos predicados por nuestro Señor Jesucristo: El Sermón del monte, el cual en la Biblia comienza en el capítulo 5 y termina en el capítulo 7 de Mateo.

 

Ese precioso sermón lo podríamos resumir en una sola frase: Cómo vivir una vida agradable a Dios. Y dentro de ese sermón el Señor nos muestra cuales son dos enemigos que cada uno de nosotros tenemos que vencer en el año 2020 y en toda nuestra vida: EL AFÁN Y LA ANSIEDAD.

 

PRIMERAMENTE TENEMOS QUE COMPRENDER DOS PRINCIPIOS ESPIRITUALES MUY IMPORTANTES

 

  • VIVIR AFANADO Y ANSIOSO POR EL DINERO ES IDOLATRÍA (VS 24) Vivir afanado y ansioso por producir dinero, por ganar mas y mas dinero, es convertir al dinero en nuestro Dios, es convertirnos en siervos del dinero, lo que significa que el dinero se vuelve nuestro señor. 

 

  • VIVIR AFANADO Y ANSIOSO ES PECADO (VS 25) Nuestro Señor Jesucristo no da a cada uno de nosotros un mandato: No os afanéis por vuestra vida, es decir que si vivimos afanados y ansiosos estamos pecando pues estamos desobedeciendo su mandato. 

 

¿CUAL ES ÉL PROBLEMA DE EL AFÁN? ¿PORQUE EL SEÑOR NOS MANDA A NO AFANARNOS? La palabra afán (vs 25) en el original es la palabra griega merimnáo que significa “Estar preocupado o distraído” y eso es lo que satanás quiere hacer en nuestra mente, que no estemos siempre gozosos, sino que estemos preocupados, que él trabajo ya no sea una bendición (Eclesiastes 2:24) y que se convierta en una carga y que nuestra mente se distraiga de las promesas de Dios. 

 

¿CÓMO PODEMOS VENCER EL AFAN Y LA ANSIEDAD EN NUESTRA VIDA EN EL 2020? Veamos lo que nos enseña la palabra de Dios:

 

I) TENEMOS QUE CONFIAR QUE DIOS CUIDA DE NOSOTROS, PORQUE ÉL ES NUESTRO CREADOR (MATEO 6:25-30) 

 

Dios es nuestro creador, y él tiene cuidado de toda su creación, en la naturaleza podemos ver que él provee sustento y abrigo a los seres que nos pueden parecer que son los más pequeños e insignificantes. 

 

¿Como no cuidara de su creación principal que somos nosotros los seres humanos? Nosotros fuimos creados por su mano, y nosotros tenemos que confiar que nuestro Dios nos dio la vida y él hizo nuestro cuerpo por lo tanto él nos dará también todo lo que necesitamos para nuestra vida y para nuestro cuerpo: Comida, bebida, ropa, casa, cama, salud, etc. 

 

Para no afanarnos tenemos que reconocer que él nos hizo a nosotros (Salmo 100:3) no nos hemos hecho nosotros a nosotros mismos, nosotros tenemos un creador que cuida a su creación (Salmo 104:27-28) 

 

II) TENEMOS QUE CONFIAR QUE DIOS CUIDA DE NOSOTROS, PORQUE ÉL ES NUESTRO PADRE CELESTIAL (MATEO 6:31-32) 

 

¿Quienes son los gentiles en la actualidad? La palabra gentil en el original es la palabra “ethnos” que significa naciones, las personas del mundo, es decir toda persona que no forma parte del Reino de Dios, que no tiene a Cristo como su Señor y salvador. 

 

Nosotros no somos de las naciones o del mundo, nosotros somos hijos de Dios, (Juan 17:16) y tenemos que confiar que nuestro Padre Celestial tiene cuidado como un padre amoroso de cada una de nuestras necesidades (Mateo 7:11) 

 

II) TENEMOS QUE PONER A DIOS COMO LA PRINCIPAL PRIORIDAD DE NUESTRA VIDA (MATEO 6:33) 

 

¿Significa esto que debemos descuidar o abandonar los deberes cotidianos como nuestro trabajo o nuestros negocios, que nos ayudan a mantener nuestras vidas? La respuesta es no, pero tenemos que comprender que para un verdadero cristiano, debe haber una diferencia en nuestra actitud hacia todo eso.

 

Si nosotros cuidamos de los asuntos de Dios como una prioridad, viviendo en obediencia a él y compartiendo las buenas nuevas del reino con otros, Dios ha prometido que va a cuidar de todas nuestras necesidades.

Deja un comentario