CUIDADO CON NEGAR A JESÚS 

TEMA: CUIDADO CON NEGAR A JESÚS

TEXTO: MARCOS 14:66-72

DESCARGA EN PDF: CUIDADO CON NEGAR A JESUS

Verdaderamente debe haber sido muy triste para el apóstol Pedro él haber negado a Jesús, uno de los versículos nos dice que después de haber negado al Señor Pedro lloraba, pero en él evangelio de mateo se nos dice que Pedro no solamente lloraba sino que lloraba amargamente.

Pedro era uno de los 12 discípulos elegidos por el Señor, aprendió con él , caminó con él , escuchó las enseñanzas y vio las maravillas que hizo Jesús, pero aun así lo negó, y eso debe hacernos reflexionar que también nosotros debemos cuidarnos para nunca negar a Jesús como lo hizo Pedro, pues tenemos que saber que toda persona que niega a Cristo tarde o temprano terminará llorando amargamente por haberlo hecho.

Quizás nosotros como cristianos no nos atreveremos a negar a Jesús con nuestras palabras como lo hizo Pedro, pero lastimosamente muchos lo negamos con nuestras acciones (Tito 1:6) es decir que nuestra vida misma, la manera como nos comportamos le dice a los demás: NO CONOZCO A JESÚS.

¿Cómo podemos cuidarnos para no negar al Señor con nuestra vida? Vamos a reflexionar en algunas actitudes equivocadas del apóstol Pedro antes de negar a Jesús y tomaremos las enseñanzas para aplicarlas a nuestra vida.

Veamos algunas de esas enseñanzas para poder cuidarnos de nunca negar a nuestro Señor Jesús

I) TENEMOS QUE CUIDARNOS DE PONER LA MIRADA EN LAS COSAS DEL MUNDO Y NO EN LAS DE DIOS (MATEO 16:21-23)

Pedro terminó negando a Jesús porque no había comprendido aún todo él propósito espiritual que tenía la muerte de Jesús que también lo incluía a él para salvarlo.

Lastimosamente muchos cristianos terminan negando al Señor porque no ponen la mirada en el propósito de Dios para sus vidas sino que su vida está enfocada en las cosas del mundo.

Cuando la vida de un cristiano está enfocada en las cosas del mundo y no en las de Dios, tarde o temprano llegara a negar a Jesús de alguna forma, con su palabras o con sus acciones. Pero ¿Qué significa poner la mirada en las cosas del mundo? Significa dejar de cumplir el propósito de Dios en nuestra vida y dedicarnos a buscar las riquezas, dedicarnos a la diversión y al placer, etc,

II) TENEMOS QUE CUIDARNOS DEL EXCESO DE CONFIANZA EN NOSOTROS MISMOS (MARCOS 14:27-31)

El Señor les dijo que esa noche todos se escandalizaron de el, pero Pedro con mucha seguridad afirmó: Todos se escandalizaran, pero yo no .

El Señor le dijo a Pedro que esa noche él lo negaría tres veces, pero Pedro muy seguro de sí mismo dijo aunque tenga que morir pero no te negaré.

Pero lastimosamente horas después ese mismo Pedro por seguro de sí mismo estaba llorando amargamente por haber negado al Señor.

Eso nos debe de recordar lo que nos enseña la palabra de Dios (1 Corintios 10:12) no podemos caer en el error del exceso de confianza en nosotros mismos, de llegar a pensar que todos los que dejan de congregarse poco a poco se van enfriando espiritualmente pero a nosotro no nos pasará así, que nosotros sí podemos jugar con él pecado y no terminar enredados, que a diferencia de otros nosotros sí podemos dedicarnos a la vida mundana y no nos alejara del Señor.

Pero todo ese modo de pensar es una mentira, pues la palabra de Dios nos declara que no se puede servir a dos señores (Mateo 6:24)

III) NO TENEMOS QUE DESCUIDAR NUESTRA COMUNIÓN CON DIOS (MARCOS 14:32-38)

Unas horas antes de que Pedro negara al Señor tres veces, él tuvo la oportunidad de prepararse espiritualmente, de fortalecerse en Dios por medio de la oración, pero en lugar de orar Pedro se durmió.

El Señor cuando los encontró durmiendo les recordó una verdad que los cristianos no debemos olvidar nunca: El espíritu está dispuesto, pero la carne es débil (Vs 38)

Tenemos que comprender que TODO CRISTIANO, no importa si es pastor, predicador, maestro, líder, diácono, servidor, congregación, si descuida su comunión con Dios, si no ora, si no lee la Biblia, si no se congrega, corre el riesgo de llegar a negar a Jesús con su vida, porque nuestra carne es débil y lo único que nos fortalece es la comunión con nuestro Dios.

Si al igual que Pedro estamos dormidos en nuestra comunión con el Señor este dia tenemos que escuchar y obedecer el llamado del Señor para nuestra vida (Efesios 5:14) DESPERTEMOS Y EN LUGAR DE NEGAR A JESUS, PROCLAMEMOS QUE ÉL ESTÁ VIVO Y DISPUESTO A SALVAR A TODO EL QUE LE INVOCA.

Anuncios

Deja un comentario