ESCUCHEMOS LA VOZ DE DIOS

TEMA: ESCUCHEMOS LA VOZ DE DIOS 

 

TEXTO:  JOB 33:14

DESCARGAR EN PDF: ESCUCHEMOS LA VOZ DE DIOS

La palabra de Dios nos declara que el Señor nos habla, pero el problema es que el hombre no entiende, que nosotros no queremos entender ni poner atención a la voz de Dios. 

 

Lastimosamente siempre tenemos excusas para no escuchar la voz de Dios hablando a nuestra vida, tenemos que saber que Dios siempre está hablándonos, que nuestro Dios siempre quiere que pongamos atención a su voz, pero ¿Porque no lo hacemos? 

 

  • Porque pensamos que estamos demasiado jóvenes para poner atención a la voz de Dios, pero su palabra nos muestra que Dios habla con los niños y los jóvenes (1 Samuel 3:1-4 / Jeremías 1:4-7) aunque seas joven él Señor tiene un propósito para tu vida y quiere que escuches su voz para poder hacerlo realidad. 

 

  • Muchas veces estamos demasiado ocupados para poner atención a la voz de Dios, pero el Señor nos dice que nada es más importante que su palabra (Lucas 10:38-42) Aunque tengamos mucho que hacer en nuestra vida, siempre debemos de tener tiempo para escuchar la voz de nuestro Dios   

 

  • Muchas personas no oyen la voz de Dios porque han prosperado mucho, y piensan que no necesitan oír la voz de Dios (Jeremías 22:21) Pero tenemos que comprender que la prosperidad material no puede saciar el corazón del hombre (Eclesiastés 5:10) pero la palabra de nuestro Dios si puede hacerlo (Mateo 4:4) 

 

Ya vimos en la palabra del Señor que nos tenemos excusa para no escuchar la voz de nuestro Dios, pero veamos en su palabra, ¿Como nos habla nuestro Dios? ¿Cómo podemos reconocer la voz de Dios en nuestra vida? 

 

I) PRIMERAMENTE DIOS NOS HABLA SIEMPRE POR MEDIO DE SU PALABRA (HEBREOS 4:12) 

 

Dios ha dejado escrita su palabra para que la leamos, para que la prediquemos y para que la escuchemos, su palabra que está escrita en la Biblia nos revela la voluntad de DIos para nuestra vida. 

 

Si queremos que Dios nos hable tenemos que leer su palabra, y también tenemos que escuchar su palabra que es predicada en la iglesia para que seamos iluminados por la sabiduría de nuestro Dios (Salmo 119:130) 

 

Tenemos que tener cuidado con los falsos profetas que dicen hablar en nombre de Dios (1 Juan 4:1) Nosotros tenemos el Espíritu Santo para discernir lo que es de Dios y lo que no viene de Dios.

 

Tenemos que tener cuidado con creer más en los sueños que las personas tienen antes que la palabra de Dios (Jeremías 23:25-27) puede hablarnos Dios por medio de un sueño? si lo puede hacer, pero tenemos que saber que no todo sueño viene de Dios y menos él que hace que nos apartemos de su palabra ni tampoco el que hace que las personas se olviden de Dios y pongan su confianza en los hombres.

 

Nosotros tenemos la palabra más segura, la que está escrita, la palabra de Dios que está en la Biblia (2 Pedro 1:19) 

 

II) DIOS NOS HABLA POR MEDIO DE LAS CIRCUNSTANCIAS (OSEAS 2:14) 

 

Muchas veces Dios ha estado hablando a nuestra vida, nos ha llamado, pero nosotros no hemos querido entender, no hemos querido oír su voz, y es por eso que Dios usa las circunstancias para hablarnos, para que pongamos atención a su voz.

 

Si Dios nos ha llevado al desierto, tenemos que poner atención a la voz de Dios, tenemos que volver nuestro corazón hacia Dios y estar atentos a lo que Dios quiere decirnos.

 

Tenemos que comprender entonces que salir del desierto en el que estamos, no es cuestión de tiempo, sino de obediencia, de oír atentamente la voz de Dios y obedecerla, es triste ver cristianos que están pasando por él desierto de la prueba, pero no quieren escuchar la voz de Dios.

 

Es difícil cuando no queremos escuchar la voz de Dios hablándonos por medio de las circunstancias de nuestra vida (Amós 4:6-11) ¿que más vamos a esperar para poder atender la voz de Dios llamando a nuestra vida?

 

Hagamos una pregunta para terminar ¿Es para beneficio de Dios que yo escuche su voz y la obedezca? (Job 22:2) NO, LOS BENEFICIADOS SOMOS NOSOTROS, PARA ESO NOS ESTÁ LLAMANDO DIOS, PARA BENDECIRNOS, PARA RESTAURARNOS, PARA AYUDARNOS.

 

Anuncios

Deja un comentario