SE TENÍA QUE DECIR Y SE DIJO

TEMA: SE TENÍA QUE DECIR Y SE DIJO

 

TEXTO: HEBREOS 13:22

 

El título de este mensaje es una frase que se ha vuelto muy viral en las redes sociales, y se usa cuando alguien dice una verdad que nadie quiere oír o cuando alguien dice algo que no es fácil de decir pero que es necesario decirlo.

 

Y en la vida cristiana es necesario que se nos digan cosas que tenemos que escuchar aunque no sean de nuestro agrado, a esto se le llama palabras de exhortación.

 

Todos necesitamos ser edificados y consolados por medio de la palabra de Dios, pero también es necesario que seamos exhortados por medio de ella, para beneficio de nuestra vida, para nuestra bendición y para nuestro crecimiento espiritual.

 

Nos hemos preguntado alguna vez ¿porque si el Señor vino a darnos vida en abundancia, porque nosotros que somos sus hijos vivimos una vida llena de escasez? y quizás no solamente escasez económica y material sino también escasez de muchas de las cosas que son importantes en nuestra vida:

 

Muchos cristianos vivimos con escasez de gozo en nuestra vida, con escasez de amor, con escasez de paz, con escasez de salud en nuestra familia, etc ¿Porque pasa esto en nuestra vida?  

 

Y esta es la palabra de exhortación: La respuesta es que muchos de nosotros estamos viviendo estilos de vida cristiana que no funcionan, estamos queriendo vivir la vida cristiana a nuestros estilo y no a la manera de Dios, como lo dice su palabra.

 

ES NECESARIO QUE SE NOS DIGA Y LO TENEMOS QUE DECIR:

 

I) NO SE PUEDE VIVIR EL CRISTIANISMO LEJOS DE DIOS Y DE SU IGLESIA (SALMO 73:26-27 / JUAN 15:5)

 

El texto del libro de los salmos nos dice que los que se alejan de ti perecerán, es decir que es un error creer que vamos a vivir una vida cristiana de bendición estando lejos de Dios.

 

Esto sería exactamente como creer que una planta puede florecer y  seguir dando fruto cuando la arrancamos de la tierra, o creer que una rama podrá dar fruto cuando la cortamos del árbol, eso es imposible en la agricultura y también es imposible en la vida espiritual.

 

Si tu vida cristiana no da fruto, si no estás viviendo la vida abundante que la palabra de Dios nos habla, revisa tu distancia con Dios, revisa tu comunión con el Señor,  revisa tus prioridades, qué tanta importancia le das a congregarse en tu iglesia y revisa si tus caminos te acercan o te alejan de Dios. (Hageo 1:5-7)

 

II) NUNCA ME IRA BIEN COMO CRISTIANO SI VIVO QUEBRANTANDO LOS PRINCIPIOS ESPIRITUALES DE DIOS (PROVERBIOS 10:9 / PROVERBIOS 29:1)

 

Todos sabemos que el universo que nuestro Dios creo se rige bajo principios naturales o leyes naturales que no pueden ser quebrantadas, estos principios o leyes naturales son reales para todas las personas que habitamos este mundo.

 

Por ejemplo la ley de la gravedad, nos dice que todo cuerpo es atraído hacia la tierra por una fuerza llamada gravedad, y hay un principio natural: Todo lo que sube tiene que bajar.

 

Alguien podría llegar a pensar en su locura o en su soberbia que puede quebrantar la ley de la gravedad, que al subir a un lugar muy alto no caerá sino que volara como los pájaros, pero la realidad es otra, esa persona se dará cuenta de una manera muy trágica que no podemos quebrantar las leyes o principios de Dios, estos son inquebrantables, en realidad los que nos quebramos o quebrantamos somos nosotros mismos.

 

Es por eso que se tiene que decir y es necesario que se nos diga: que a muchos de nosotros nos va mal en nuestra vida cristiana porque pensamos que podemos quebrantar los principios que Dios ha establecido en su palabra y no es así, estos principios son inquebrantables, estos principios son eternos.

 

  • Uno de los principios que DIos ha dejado establecido en su palabra es que la paga del pecado es muerte, es decir que el pecado siempre traerá consecuencias a nuestra vida, pero muchos pensamos que en nuestra vida eso no será así, que en nosotros eso no aplica, y estamos muy equivocados (Romanos 6:23)

 

  • Otro de los principios que nuestro Dios ha dejado establecido es la ley de la siembra y la cosecha (Gálatas 6:7) Es imposible que como cristianos vivamos haciendo lo malo y recibamos bendiciones, tarde o temprano vamos a cosechar en nuestra propia vida las malas decisiones, la rebeldía, la soberbia, la necedad, que nosotros mismos hemos sembrado.

Es por eso que se nos tiene que decir hoy: Es necesario ponernos a cuentas con Dios (Isaías 1:18) y no es algo que podamos dejar para mañana  (Hebreos 4:7)

DESCARGA EN PDF: SE TENÍA QUE DECIR Y SE DIJO

Anuncios

Deja un comentario