LAS PARADOJAS DE LA VIDA CRISTIANA

TEMA: LAS PARADOJAS DE LA VIDA CRISTIANA

 

TEXTO: 1 CORINTIOS 2:14

 

VEAMOS ESTA AFIRMACIÓN: Verdaderamente la vida cristiana está llena de paradojas.

 

Pero ¿que es una paradoja? Una paradoja es una idea extraña que se opone al sentido común y a la opinión general. Una paradoja también puede ser un dicho o hecho que parece contrario a la lógica.

 

La palabra de Dios llama “Hombre natural” a toda persona que no tiene a Cristo en su corazón y por lo tanto su vida está regida bajo las leyes naturales, y vive bajo conforme a la marcha habitual de las cosas.

 

Pero el ”Hombre espiritual” es decir aquella persona que tiene a Cristo como Rey y Señor de su vida vive en el mundo de lo sobrenatural de Dios, y su vida parece estar llena de paradojas, o como lo menciona el texto que hemos leído, lleno de locuras que él hombre natural no puede entender.  

 

Este dia vamos a reflexionar sobre algunas de esas paradojas de la vida cristiana, vamos a reflexionar sobre aquellas cosas que seguramente en la carne no se pueden comprender sino que solamente se pueden comprender por medio del Espíritu.

 

I) PRIMER PARADOJA: PARA SALVAR NUESTRA VIDA TENEMOS QUE PERDERLA (LUCAS 9:24)

 

  • ¿Qué es lo que hace al cristianismo algo tan especial como para dar nuestra vida? Nuestro Señor Jesucristo nos dio la respuesta a esa pregunta por medio de la parábola de la perla de gran precio (Mateo 13:45-46)

 

  • La perla de gran precio es Cristo mismo, lo que él nos ofrece a cada uno de nosotros: Salvación y vida eterna.

 

  • Para poder salvar nuestra vida debemos reconocer que nada de lo que cada uno de nosotros tenemos es comparable con la vida eterna que nuestro Dios nos da por la fe, por ese motivo tenemos que estar dispuestos a perder la vida, es decir a rendir nuestra voluntad, a rendir nuestro corazón delante del Señor.

 

  • Lastimosamente muchas personas no están dispuestas a perder su vida para salvarla y por eso se condenan (Juan 3.19)

 

II) SEGUNDA PARADOJA: VIVIMOS EN ESTE MUNDO PERO NO SOMOS DE ESTE MUNDO (JUAN 17:14-16)

 

  • Nosotros los cristianos vivimos en este mundo, pero sabemos que nuestra ciudadanía no es de este mundo sino que es de los cielos (Filipenses 3:20)

 

  • Vivimos en este mundo pero sabemos que somos peregrinos pues vamos de camino a nuestra patria celestial (1 Pedro 2:11) en este mundo somos extranjeros y peregrinos.

 

  • Nuestra vida cristiana no está enfocada en lo material pues sabemos que nada de lo que tengamos podremos llevarlo nuestra morada celestial (1 Timoteo 6:6-7)

 

  • Nuestra vida debe estar enfocada en hacer tesoros en el cielo (Mateo 6:19-20)

 

III) TERCER PARADOJA: PARA VER TENEMOS QUE CREER (JUAN 11:40)

 

  • En el mundo material las personas se rigen por un principio materialista “Ver para creer” o “hasta no ver no creer” los materialistas solamente creen en lo que pueden ver y tocar.

 

  • Pero en el mundo espiritual sobrenatural de Dios para poder ver las maravillas de Dios es necesario primeramente creer, el Señor nos declara que son bienaventurados los que no vieron y creyeron (Juan 20:29)

 

  • En la vida cristiana no se camina por vista sino por fe (2 Corintios 5:7)

 

IV) CUARTA PARADOJA: CUANDO SOMOS DÉBILES ENTONCES SOMOS FUERTES (2 CORINTIOS 12:9-10)

 

  • El hombre natural nunca quiere dar muestras de debilidad, al contrario, siempre quiere aparentar ser fuerte, siempre quiere aparentar estar bien, aunque su interior diga totalmente lo contrario.

 

  • El hombre espiritual reconoce su debilidad, reconoce que ya no puede más, reconoce que su debilidad activa la fortaleza de Dios en su vida.

 

  • El hombre espiritual reconoce que tenemos el tesoro del poder de Dios en vasos de barro, debiles y fragiles (2 Corintios 4:7)

 

  • Cuando reconocemos que no sabemos que hacer es cuando viene nuestra victoria (2 Crónicas 20:12-15)

 

Anuncios

Deja un comentario