LA MALETA DE LA VIDA DESPUÉS DE LA PANDEMIA

TEMA: LA MALETA DE LA VIDA DESPUÉS DE LA PANDEMIA

 

TEXTO: MATEO 13:52

DESCARGA EN PDF. LA MALETA DE LA VIDA DESPUÉS DE LA PANDEMIA

Estamos a pocos días de llegar al sexto mes del año y la mayor parte de estos meses hemos estado bajo los efectos de una pandemia, la cual ha cambiado nuestro estilo de vida. Los países de Europa están en una situación diferente a los países de América, estamos en diferentes etapas de la misma pandemia, algunos están ya planificando la “desescalada” es decir la salida de la cuarentena, a lo que algunos desde ya le llaman “La nueva normalidad” que todos tarde o temprano vamos a vivir después de esta pandemia. 

 

Es por eso que como cristianos sabios tenemos que prepararnos para este viaje de la vida en una realidad diferente a la que veníamos viviendo, una nueva normalidad a la que tenemos que acostumbrarnos, y para este viaje tenemos que preparar cada uno de nosotros una nueva maleta de la vida. 

 

Veamos en la palabra de Dios que es lo que tenemos que llevar en la nueva maleta de la vida después de la pandemia. 

 

I) UNA FIRME DECISIÓN DE BUSCAR A DIOS, DE ADORARLE Y DE SERVIRLE (SALMOS 111:2)

 

Posiblemente en los primeros meses después de la pandemia aún no podamos congregarnos en nuestros templos, o quizás podamos hacerlo con muchas limitantes, es por eso que cada uno de nosotros tenemos que tener en nuestro corazón el firme propósito de buscar la palabra del Señor, ya sea por un vídeo en vivo transmitido por nuestros pastores, por un programa en la televisión, por un vídeo en youtube, etc. 

 

Y por supuesto por medio de nuestra vida personal e individual, es decir nuestro tiempo con Dios, nuestra lectura Bíblica, nuestro devocional personal y nuestro altar familiar todos los días. 

 

Tenemos que buscar las formas de servir a nuestro Dios, de ser útiles para el Reino de Dios, ya no solamente dentro de nuestros templos. Podemos servir a nuestros prójimos compartiendo lo que tenemos, sea poco o mucho, llevando palabras de ánimo y esperanza, escuchando y aconsejando a los que están tristes o desanimados, y lo principal, ganando almas para Cristo. 

 

II) UNA ACTITUD POSITIVA FRENTE A LOS CAMBIOS PARA APRENDER NUEVAS HABILIDADES (ISAIAS 42:9)

 

FRASE: La inteligencia es la capacidad de adaptarse a los cambios. 

 

FRASE: Cuando soplan vientos de cambio algunos construyen muros y otros molinos. 

 

Ninguno de nosotros imaginaba una situación como la que estamos viviendo actualmente, así que todo lo que estamos viviendo es nuevo, esta pandemia nos ha obligado transformar muchas de las cosas que hacemos, tanto en el ámbito, laboral , académico, profesional, y familiar. Son tiempos difíciles para muchas personas que no están dispuestas a REINVENTARSE, es decir a estar dispuestas a aprender nuevas habilidades y conocimientos. 

 

En este tiempo después de la pandemia seguramente aumentará la modalidad de “Teletrabajo”  de “Aulas virtuales” de “Seminarios en línea”  de “Negocios en línea” “Cultos en línea” es algo que ya veníamos haciendo pero ahora seguramente será parte de nuestra vida diaria. 

 

Tenemos que saber que nuestro Dios nos ha dado la capacidad de enfrentar los cambios con una actitud positiva (Filipenses 4:13) Notemos que este versículo NO NOS DICE que todo lo sabemos, pero que sí todo lo  PODEMOS aprender. 

 

Quizás necesitemos nuevos aprendizajes, desarrollar nuevas habilidades, pero es necesario no tenerle miedo a salir de nuestra zona de comodidad para poder recibir lo nuevo que Dios tiene para nosotros. 

 

Tenemos que aprender a cambiar el PERO POR EL PUEDO

 

III) DESARROLLAR UN VERDADERO HÁBITO DEL AHORRO Y DEL BUEN MANEJO DE NUESTRAS FINANZAS (PROVERBIOS 6:6-8) 

 

Verdaderamente esta pandemia nos ha demostrado que lo que siempre habíamos dicho “Las cosas pueden cambiar de la noche a la mañana” era una realidad, pues muchas personas que comenzaron este año con un trabajo, con un negocio propio, ya no los tienen, y esto ha afectado grandemente su economía. 

 

Es por eso que tenemos que aprender a ser buenos administradores del dinero que Dios provee para nuestras familias, tenemos que desarrollar el hábito del ahorro para poder hacerle frente a los cambios inesperados de la vida.

Tenemos que ser sabios para administrar nuestras finanzas, ya no gastando en cosas que no son necesarias (Isaías 55:2) 

 

Tenemos que eliminar los gastos necios que afectan grandemente nuestras finanzas familiares: 

 

Adquirir cosas al crédito que después no podremos pagar o usar neciamente las tarjetas de crédito.

 

Gastar el dinero que Dios nos da para seguir en vicios.  

 

Gastos para llevar una vida pecaminosa de adulterio y fornicación.

 

Muchos necesitarán buscar la manera de generar más ingresos económicos para nuestra familia (Proverbios 31:24-25)

 

El texto de la mujer virtuosa nos dice que ella “Hace telas y las vende…” Es decir que no se vive quejándose de la situación económica de su familia sino que busca la manera de colaborar con la economía de su familia, y no se angustia por el mañana.

 

Tenemos que comprender que para generar ingresos extras a nuestra familia lo principal es tener diligencia y fe para hacerlo (Proverbios 10:4 / 13:4) 

 

Las personas de fe ven una oportunidad en cada problema, pero las personas negativas ven un problema en cada oportunidad. 

 

CONCLUSIÓN: Hemos visto lo que la nueva maleta de la vida tiene que llevar PERO POR SOBRE TODO TENEMOS QUE PEDIR LA SABIDURÍA DE DIOS (Santiago 1:5) Para saber qué hacer y tomar las mejores decisiones. 

 

Anuncios

Deja un comentario