BOSQUEJO DE AÑO NUEVO: LOS VIEJOS PELIGROS DEL AÑO NUEVO

TEMA: LOS VIEJOS PELIGROS DEL AÑO NUEVO

TEXTO: PROVERBIOS 24:30-34

El título de este mensaje parecería a simple vista un poco contradictorio, pero es una realidad, pues esta noche vamos a reflexionar sobre esos peligros que han afectado la vida de las personas año tras año desde tiempos muy antiguos como nos lo demuestra el libro de proverbios que fue escrito por el rey Salomón hace tres mil años aproximadamente.

En estos textos que hemos leído encontramos el ejemplo de un hombre que descuido su viña y por eso vendrían sobre el necesidad y pobreza.

Esa viña representa nuestra propia vida, pues muchas veces nosotros tenemos las mismas actitudes de ese hombre, y estas actitudes equivocadas pueden hacer que en este año que esta por comenzar como lo dice el vs 34 podría venir a nuestra vida como caminante la necesidad y la pobreza como hombre armado.

Veamos cuales son esos viejos peligros de este nuevo año:

  1. PRIMER PELIGRO: LA PEREZA ESPIRITUAL (VS 30)

 

  • Según el diccionario la pereza es: Falta de ganas de trabajar, o de hacer cosas.

 

  • Es decir que el problema no es que no haya trabajo o que no haya cosas que hacer, sino que simplemente no tenemos ganas o deseos de hacerlo, y eso es ser no solamente un perezoso sino también un negligente.

 

  • Muchos de nosotros tenemos que reconocer que quizás no somos perezosos para trabajar, sino al contrario, somos personas esforzadas en el trabajo, personas diligentes para los negocios, diligentes para los estudios, quizás puedas ser una mujer muy luchadora, una mujer muy esforzada, pero posiblemente lo que está afectando nuestra vida es LA PEREZA ESPIRITUAL.

 

  • La pereza espiritual es esa falta de ganas de hacer las cosas de Dios en nuestra vida, es decir esa falta de ganas de leer su palabra, esa falta de ganas de orar todos los días, esa falta de ganas de asistir a los cultos de nuestra iglesia, esa falta de ganas de hacer nuestro altar familiar.

 

  • El peligro de la pereza espiritual es que produce lo que nos dice la parte final del vs 31: SU CERCA DE PIEDRA ESTABA DESTRUIDA.

 

  • La cerca de piedra en una viña la protegía de las bestias del campo y de los ladrones que podrían entrar a robar sus frutos si una viña no tenía muro o vallado estaba desprotegida.

 

  • Nuestra cerca de piedra es nuestra comunión con el Señor, si nuestra comunión con el señor esta derrumbada, destruida, estamos expuestos a los ataques de satanás.

 

  • FRASE: “la imprudencia abre la puerta, pero la pereza la mantiene abierta” ¿qué estamos dejando entrar en nuestra vida por ser perezosos en nuestra comunión con el señor?? La mundanalidad, la amargura, la avaricia, las malas amistades, los vicios, etc.

 

  1. SEGUNDO PELIGRO: LA FALTA DE ENTENDIMIENTO (VS 30B)

 

  • Una persona falta de entendimiento es una persona a la cual ya se le ha amonestado o reprendido, pero no ha querido entender, es una persona que conoce el camino correcto por el cual debe andar, pero quiere seguir por el camino equivocado, es una persona que sabe que lo que hace es dañino para su vida, pero sigue haciendo lo mismo, ¿Cuántos de nosotros tendremos esas características en nuestra vida?

 

  • La palabra de Dios nos muestra claramente cuales son los peligros de ser una persona falta de entendimiento:

 

  1. La falta de entendimiento trae quebrantamiento repentino a nuestra vida (Proverbios 29:1)

 

  1. La falta de entendimiento trae la disciplina de Dios sobre nuestra vida (Salmo 32:8-9)

 

  • Seamos entendidos y tomemos la decisión de enderezar nuestros pasos delante del Señor (Proverbios 15:21)

 

  • TERCER PELIGRO: LOS AFANES DE ESTE MUNDO Y LOS ENGAÑOS DE LAS RIQUEZAS (PROVERBIOS 24:31)

 

  • La palabra de Dios nos muestra que la viña del hombre perezoso y falto de entendimiento no había producido nada bueno, no había producido uvas, sino espinos y ortigas.

 

  • Los espinos no permiten que la buena semilla produzca buenos frutos, ese terreno era muy fértil, pues las viñas eran terrenos fértiles y buenos, pero no produjo nada bueno por los espinos que ese hombre dejo crecer en él, y la palabra de Dios nos muestra claramente que son esos espinos que vuelven infructuosa la semilla de Dios en nuestra vida (Marcos 4:18-19)

 

  • Cuantos cristianos no pudieron dar los buenos frutos de Dios en sus vidas pues su corazón estaba lleno de afanes por lo material, afanados por el trabajo, afanados por hacerse ricos, y apartaron sus ojos de Dios (Prov. 23:4-5)
Anuncios

Deja un comentario