BOSQUEJO CORTO: FAMILIAS VIVIENDO EN EL INFIERNO

TEMA: FAMILIAS VIVIENDO EN EL INFIERNO

TEXTO: 2 TIMOTEO 2:24-26 Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido; 25 que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, 26 y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él.

Toda persona que está cautiva en la voluntad del diablo está viviendo un infierno en su vida, pues como la Biblia nos lo enseña el infierno es un lugar de dolor, de necesidad, de tormento, de angustia, de odio y de desesperanza. (Lucas 16:22-28) Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. 23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. 25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. 26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. 27 Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, 28 porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento.

DESCARGA EN PDF: https://elblogdelpastoroscarflores.com/wp-content/uploads/2021/11/FAMILIAS-VIVIENDO-EN-EL-INFIERNO.pdf

Pero la gran diferencia entre ellos y los que verdaderamente murieron sin Cristo y están en el infierno eterno es que ellos aún pueden ser libres de la condenación, aun pueden cambiar su destino eterno por medio de Jesucristo. 

Veamos en la palabra de Dios que características tienen esas familias que aun estando en este mundo viven una vida de infierno bajo la voluntad del diablo. 

I) SON FAMILIAS QUE ESTÁN VIVIENDO EN EL INFIERNO DE UNA VIDA RELIGIOSA QUE RECHAZA A JESUS COMO SALVADOR (MATEO 26:3-4) Entonces los principales sacerdotes, los escribas, y los ancianos del pueblo se reunieron en el patio del sumo sacerdote llamado Caifás, 4 y tuvieron consejo para prender con engaño a Jesús, y matarle. Los primeros que rechazaron a Jesús y no creyeron en él como Mesías fueron los religiosos de Jerusalén, eran religiosos pero no reconocieron al hijo de Dios y lo condenaron a muerte, así muchas personas religiosas están condenando a su familia al infierno eterno por rechazar a Jesucristo por causa de su religión. 

II) SON FAMILIAS QUE ESTÁN VIVIENDO EN EL INFIERNO DE UNA VIDA LLENA DE ENGAÑOS DE SATANÁS (2 CORINTIOS 4:4) en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. Muchas familias están cegados por los engaños del enemigo, viviendo sus vida bajo el dominio del dios de este siglo, es decir, satanás, el cual por medio de los engaños de los placeres, de la codicia, de la fama, de la vanidad mantiene a las personas bajo su reino de tinieblas y no permite que la luz de Cristo resplandezca sobre sus vida

III) SON FAMILIAS QUE ESTÁN VIVIENDO EN ÉL INFIERNO DE UNA VIDA LEJOS DE DIOS (JUAN 3:19) Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Toda persona que rechaza la salvación del Señor está viviendo en tinieblas, están viviendo en un infierno de amarguras, de odio, de infelicidad, de vicios, de soledad, son familias que aparentan ser felices, pero la realidad es muy diferente, pues nuestro Señor Jesucristo fue muy claro al declarar que separados de él nada podemos hacer (Juan 15:5) Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

IV) SON FAMILIAS QUE ESTÁN VIVIENDO EN EL INFIERNO DE UNA VIDA LLENA DE VIOLENCIA, ABUSOS Y MALTRATOS. (ECLESIASTÉS 4:1) Me volví y vi todas las violencias que se hacen debajo del sol; y he aquí las lágrimas de los oprimidos, sin tener quien los consuele; y la fuerza estaba en la mano de sus opresores, y para ellos no había consolador. Muchas personas están viviendo una vida literalmente como en el infierno por los abusos y maltratos que sufren en sus hogares, siendo oprimidos, sin nadie que les pueda dar esperanza y sin nadie que pueda consolarlos, pensando que nunca podrán ser libres de sus opresores. 

POSIBLEMENTE PODAMOS HABER IDENTIFICADO ALGUNA DE ESTAS FAMILIAS CERCANAS A NOSOTROS Y ¿QUÉ PODEMOS HACER NOSOTROS PARA RESCATARLOS DE ESE INFIERNO?

  • TENEMOS QUE HABLARLES SIN TEMOR PARA QUE PUEDAN RECIBIR LA SALVACIÓN QUE SOLAMENTE CRISTO PUEDE DARLES (JUAN 1:12) Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; No podemos ser indiferentes con todas esas familias que están viviendo en el infierno en sus propias hogares, nosotros sabemos que nuestro Dios puede traer salvación y libertad a esas personas, tenemos que predicarles, no podemos dejar de lado nuestra responsabilidad (Proverbios 24:12) Porque si dijeres: Ciertamente no lo supimos, ¿Acaso no lo entenderá el que pesa los corazones? El que mira por tu alma, él lo conocerá, Y dará al hombre según sus obras.
  • TENEMOS QUE MOSTRARLES POR MEDIO DE LA PALABRA DE DIOS QUE CON EL SEÑOR SE PUEDE TENER UN NUEVO COMIENZO (2 Corintios 5:17) De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Verdaderamente no hay mejor noticia para una familia que reconocer que hay esperanza para ellos, que pueden tener un nuevo comienzo, que no todo está perdido, que con Cristo podemos tener una vida completamente diferente y también la vida eterna.