BOSQUEJO CORTO: YA NO SEAMOS CRISTIANOS ASINTOMÁTICOS

TEMA: YA NO SEAMOS CRISTIANOS ASINTOMÁTICOS

TEXTO: JUAN 19:38 Después de todo esto, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús, pero secretamente por miedo de los judíos, rogó a Pilato que le permitiese llevarse el cuerpo de Jesús; y Pilato se lo concedió. Entonces vino, y se llevó el cuerpo de Jesús.

Hoy en día el término “Asintomático” se ha vuelto muy común, ya que se refiere a todas aquellas personas que son positivas de Covid, pero que no muestran ningún síntoma de la enfermedad, por eso nadie nota que están contagiados, y ese es un peligro, ya que pueden contagiar a muchas personas porque no tienen ningún síntoma.

Pero lastimosamente tambien hay muchos cristianos “Asintomáticos” al igual que José de Arimatea, que son cristianos pero nadie lo nota, y ese es el peligro, ya que no son influencia de Cristo para nadie, no “contagian” a nadie con la salvación de nuestro Dios. 

Es por eso que es muy importante que conozcamos cuales son los SÍNTOMAS de un cristiano verdadero que puede ser de bendición para muchas personas a su alrededor, un cristiano que puede “Contagiar” es decir que puede ser sal y luz para otros con su vida. 

I) PRIMER SÍNTOMA: SEGURIDAD DE SU SALVACIÓN (FILIPENSES 1:21) Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia. Un cristiano que tiene seguridad de su salvación si puede ser sal y luz, porque no vive lleno de temor y de incertidumbre, sino que tiene esperanza en su vida y también en su muerte, sabe que su salvación está segura no por su fidelidad, sino por la fidelidad de nuestro Dios. 

II) SEGUNDO SÍNTOMA: TEMOR DE DIOS (PROVERBIOS 8:13) El temor de Jehová es aborrecer el mal; La soberbia y la arrogancia, el mal camino, Y la boca perversa, aborrezco. Un cristiano verdadero quiere agradar a Dios con su vida, procura de corazón apartarse de todo aquello que no agrada a Dios, es decir, aborrece lo que Dios aborrece, y procura de todo corazón hacer lo bueno y agradable para el Señor. 

III) TERCER SÍNTOMA: UN CORAZÓN DÓCIL A LA PALABRA DE DIOS (2 REYES 22:18-19) Mas al rey de Judá que os ha enviado para que preguntaseis a Jehová, diréis así: Así ha dicho Jehová el Dios de Israel: Por cuanto oíste las palabras del libro, 19 y tu corazón se enterneció, y te humillaste delante de Jehová, cuando oíste lo que yo he pronunciado contra este lugar y contra sus moradores, que vendrán a ser asolados y malditos, y rasgaste tus vestidos, y lloraste en mi presencia, también yo te he oído, dice Jehová. Estos versículos hablan sobre el rey Josias, que al escuchar la palabra de Dios su corazón se enterneció, es decir, se hizo suave y dócil, y se humilló, no endureció su corazón ni se llenó de soberbia. Así un verdadero cristiano escucha la palabra de Dios, y procura obedecerla, en su corazón está el deseo sincero de seguir el manual de la vida cristiana que es la Biblia.

IV) CUARTO SÍNTOMA: DESEO SINCERO DE SERVIR AL SEÑOR, DE SER ÚTIL PARA EL REINO DE DIOS (ISAÍAS 6:8) Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí. El verdadero cristiano quiere ser útil para el Señor, quiere servir no quiere estar escondido, su pregunta ya no es: ¿Que me van a dar? o ¿Que pueden hacer por mi?  Sino ¿Que puedo hacer? ¿En qué puedo servir? El verdadero cristiano está al igual que el profeta Isaias: DISPUESTO Y DISPONIBLE PARA DIOS, porque tenemos que reconocer que cristianos dispuestos abundan, pero los cristianos disponibles son escasos. 

V) QUINTO SÍNTOMA: UNA VIDA DE FE (2 CORINTIOS 5:7) porque por fe andamos, no por vista Un verdadero cristiano vive por fe, confiando en las promesas de Dios, confiando en la fidelidad y el poder del Señor, no se deja desanimar por las circunstancias, su corazón no se llena de duda por las cosas que suceden, por los problemas y dificultades, sino que confía que pase lo que pase para nuestro Dios todo es posible y que ese Dios omnipotente también es su padre celestial.