ESTUDIO BÍBLICO, LA PANDEMIA DESDE UN ENFOQUE BÍBLICO III PARTE: LA PANDEMIA COMO UNA OPORTUNIDAD DE DIOS

ESTUDIO BÍBLICO, LA PANDEMIA DESDE UN ENFOQUE BÍBLICO III PARTE: LA PANDEMIA COMO UNA OPORTUNIDAD DE DIOS

 

{{
}}

TEXTO: FILIPENSES 3:13-14

DESCARGA EN PDF:ESTUDIO BÍBLICO, LA PANDEMIA DESDE UN ENFOQUE BÍBLICO III PARTE_ LA PANDEMIA COMO UNA OPORTUNIDAD DE DIOS

Como hemos dicho en los estudios anteriores en este estudio dejaremos de lado los enfoques de la pandemia que son únicamente humanos y materiales, y nos vamos a centrar en ver esta pandemia desde un enfoque Bíblico y espiritual con una perspectiva del Reino de Dios.

 

Hoy nos enfocaremos en ver la pandemia como una oportunidad de Dios tanto para el mundo como para nuestra vida personal, una oportunidad para vivir en una NUEVA NORMALIDAD. 

 

De hecho uno de los actores principales en esta pandemia, es decir la OMS (Organización Mundial de la Salud), expresó a inicios de esta semana por medio de un discurso de su director general Tedros Adhanom las siguientes palabras: Quiero ser sincero con ustedes, no habrá retorno a la “vieja normalidad” para un futuro previsible.

 

Y eso para muchos podrían ser palabras decepcionantes, o atemorizantes, pero si vemos la pandemia como una oportunidad de Dios podemos tomar esas palabras para reconocer que para el mundo y para nosotros no debe ser solamente una NUEVA NORMALIDAD sino verdaderamente una NUEVA OPORTUNIDAD, un nuevo comienzo de parte de Dios, así como lo dice el apóstol Pablo, olvidar lo que queda atrás y extendernos a lo que está delante.

 

Comprendamos por medio de la palabra de Dios de qué manera esta pandemia es una oportunidad de Dios:

 

I) ES UNA OPORTUNIDAD PARA DEJAR DE CONFIAR EN LOS ÍDOLOS Y RECONOCER AL ÚNICO DIOS VERDADERO (SALMO 135:15-18)

 

Tenemos que reconocer que muchas personas en el mundo habían convertido muchas cosas en sus ídolos, en dioses falsos como el dinero, el trabajo, la ciencia, la tecnología, los deportes, la diversión, etc

 

Pero esta pandemia ha demostrado que así como lo dice el texto, los ídolos del mundo son dioses falsos, que tienen ojos pero no ven, tienen boca pero no hablan, es decir, que estos tiempos de crisis nada han podido hacer para ayudarnos.

 

Por medio de esta pandemia nuestro Dios ha derrotado a esos ídolos, ha demostrado que muchas cosas por las cuales las personas prácticamente daban su vida en realidad no pueden hacer nada por ellos en los momentos críticos de la vida.

 

Esta pandemia ha demostrado que lo que nuestro Dios ha dicho es verdadero, no hay nadie que tenga poder sobre la vida y la muerte, ni él dinero, ni las posesiones materiales, ni las posición social, solamente nuestro Dios, (Eclesiastés 8:8) 

 

II) ES UNA OPORTUNIDAD PARA RE DEFINIR CUÁLES SON NUESTRAS PRIORIDADES

 

En este tiempo en el cual millones de personas han enfermado y cientos de miles han muerto en la soledad de un hospital, es el momento para reflexionar sobre cuáles han sido nuestras prioridades y re definir cuales serán a partir de hoy.

 

  • PRIMERAMENTE DIOS (MATEO 22:37) Solamente él está con nosotros en los momentos de crisis, solamente en él está la verdadera esperanza para nuestra vida. Lastimosamente muchos no se había acordado de Dios hasta que la enfermedad llegó a su vida.

 

  • SEGUNDO, LA FAMILIA Y NUESTRA SALUD (MATEO 22:39) En esta pandemia existe un dolor muy grande, no poder hablar, ni acompañar, ni despedirse de las personas que mueren en un hospital, no hay visitas, no hay oportunidad para decir te amo, te extraño o perdoname, es por eso que esta es una nueva oportunidad de Dios para valorar a nuestra familia, de cuidar a nuestros padres, de no cambiar los momentos importantes en familia por cosas que no tienen tanto valor o que pueden esperar.

 

  • También esta pandemia ha demostrado la importancia de cuidar nuestra salud, de no descuidar algo tan valioso que Dios nos ha dado, y que muchos de nosotros no valoramos, pues la mayoría de las personas con enfermedades crónicas no controladas han sido las que han tenido síntomas graves o han muerto. Es por eso que en esta nueva oportunidad que Dios nos da tenemos que cuidar nuestra salud, teniendo una buena alimentación, cumplir con nuestros tratamientos, porque como lo dice la palabra, nadie puede cuidarnos mejor que nosotros mismos, tenemos que ser responsables con nuestra salud (Eclesiastés 2:25) 

 

III) ES UNA OPORTUNIDAD PARA PONERSE A CUENTAS CON DIOS (ISAÍAS 1:18) 

 

Uno de los argumentos que más se escuchan sobre esta pandemia es que nadie estaba preparado para lo que venía, y se están refiriendo a que los países no tenían planes para enfrentar algo como esto, los sistemas de salud no estaban preparados, las empresas no estaban preparadas para todos los cambios que la pandemia ha generado, etc.

 

Pero lo verdaderamente triste es que miles de personas murieron a causa de esta pandemia sin estar preparados espiritualmente, murieron sin estar a cuentas con Dios, murieron en sus delitos y pecados, y su alma pasó a la condenación eterna.

 

Es por eso que en este tiempo en el cual todos estamos expuestos a la enfermedad y a la muerte no podemos despreciar la oportunidad que Dios nos da para ponernos a cuentas con Dios, de reconocer nuestros pecados y arrepentirnos de corazón para que la sangre de nuestro Señor Jesucristo nos limpie por la fe (1 Juan 1:9) 

 

Tenemos que reconocer una cosa muy importante, en este tiempo de contagios masivos, a una persona que no usa mascarilla, que no evita las aglomeraciones, le llaman imprudente, le llaman temerario, pero en realidad la imprudencia más grande, la temeridad más grande es NO APROVECHAR LA OPORTUNIDAD QUE DIOS NOS DA, seguir viviendo sin ponernos a cuentas con Dios

 

Seamos sabios y obedezcamos la voz de Dios que hoy nos dice: VENID LUEGO Y ESTEMOS A CUENTAS, antes que sea demasiado tarde (Isaías 55:6-7) 

 

 

 

Deja un comentario